Zona de Strikes: Jonathan Loáisiga listo para dar el salto en su carrera

Jonathan Loáisiga emitió destellos de su gran talento el año pasado y ahora se alista para conseguir el establecimiento en su carrera como big leaguer

Vicente Padilla, zona de strikes, beisbol

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Después de verlo alcanzar en el roster de los playoffs de los Yanquis en el 2019, quedó claro que los neoyorquinos tienen grandes expectativas con Jonathan Loáisiga.

El meteórico lanzador nicaragüense cuya recta ha tocado las 100 millas, dispone además de un arsenal electrizante, lo mismo que del carácter para establecerse.

Y aunque es cierto que no tiene un lugar seguro en el staff de los Yanquis, es claro que dispone del material para conquistar un espacio en el emblemático conjunto.

Jonathan puede pelear el quinto puesto de la rotación de abridores o de un lugar en el bullpen. En ambos roles tiene buena oportunidad de éxito. Dispone del talento y el fuego.

En los Yanquis están más que fijos Gerrit Cole, Luis Severino, James Paxton y Masahiro Tanaka. Se prevé que A. J. Happ sea cambiado. Si no es transferido, él es el otro abridor.

¿Puede abrir Loáisiga? Claro, además de poder, su repertorio incluye una curva de nivel, un buen cambio y un sinker en progreso. Y tiene habilidad para usarlos.

Entre los candidatos a un puesto como abridores están también, Jordan Montgomery, Michael King, Devi García y Clarke Schmidt. Loáisiga está adelante, pero probarlo en la primavera.

Ahora, los Yanquis tienen relevistas que son fijos en el plantel: Aroldis Chapman, Zack Britton, Adam Ottavino, Tommy Kahnle y Chad Green, con Luis Cessa y Jonathan Holder con gran chance.

¿Y puede relevar Jonathan? Claro. Tiene el poder en sus disparos y la firmeza temperamental para ese rol. Ahí reduciría su repertorio a recta y curva y probablemente será más efectivo.

El 51.7 por ciento de los envíos de Loáisiga son rectas de cuatro costuras. Después viene la curva con 30.9 por ciento, mientras el cambio un 13 por ciento y el sinker, 4.4.

Su recta y su curva son los disparos menos agredidos por la oposición, además es con ellos que logra un 33.2 por ciento de swings en blanco (le tira y abanica), lo que está por encima del promedio de la liga, que es 24.9 por ciento.

Relevistas como Britton se defienden con dos envíos: recta y sinker, pero a veces los mezcla con su slider y eso lo vuelve más complicado. El nica tiene con qué combinar.

Lo más importante para Loáisiga es tener salud y que se presente en buena forma al spring training. Si logra eso, debe hacer el equipo. Ya probó que puede jugar ahí.

“No tengo problemas con ser relevista o abridor. Yo lo que no quiero es ir a las Ligas Menores. Estoy trabajando para evitar eso”, dijo el nica hace unas semanas.

De modo que Loáisiga parece listo para dar el salto.

Edgard Rodríguez en Twitter: @EdgardR

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: