Deutsche Welle

Fiscalía presenta a Weinstein como un depredador sexual

En caso de ser hallado culpable, el productor se expone a la cadena perpetua. La defensa, en tanto, dijo que los alegatos iniciales de la fiscalía eran "falsos"

Harvey Weinstein, depredador sexual

Durante dos horas, la fiscal Meghan Hast expuso este miércoles (22.01.2020) la presunta forma de actuar de Harvey Weinstein, en la apertura oral del juicio por cinco delitos sexuales contra el productor de cine. La fiscalía presentó a Weinstein como un depredador sexual «experto” que abusó de su poder como titán de Hollywood para abusar de actrices, mientras la defensa insistió en que tras los presuntos hechos, el productor mantuvo la amistad con sus acusadoras.

Hast no omitió detalles sobre los encuentros que tuvo el acusado con la ayudante de producción Mimi Haleyi y la Jessica Mann, así como las denuncias de otras cuatro mujeres, entre ellas la intérprete Anabella Sciorra, que serán llamadas como testigos junto a una psiquiatra en jornadas sucesivas. Según la fiscal, el hombre las manipuló para forzarlas en incidentes ocurridos a lo largo de dos décadas.

Lea además: Harvey Weinstein: 5 claves del juicio por delitos sexuales al exproductor de cine de Hollywood

«Quedará claro en este juicio que el acusado sabía que estaba abusando de personas indefensas e inocentes», dijo Hast al jurado, destacando que muchas de sus víctimas crecieron en hogares problemáticos. «No sabían que caían en su trampa bajo falsas pretensiones. Pensaban que habían conseguido su gran rol. (Weinstein) era la anciana en la casita de jengibre que atraía a los niños hacia el horno», añadió.

«Relación cariñosa”

Hast dijo que Weinstein violó a la actriz de «Los Sopranos» Annabella Sciorra en el invierno boreal de 1993-94 luego de transformarla en una adicta al Valium. «La dejó física y emocionalmente destrozada, desmayada en el piso», contó. Luego, reveló que el acusado dejó a Mimi Haleyi tirada en el piso «inmóvil como un pez muerto» tras atacarla con violencia en su apartamento de Nueva York en julio de 2006.

Weinstein, de 67 años, llegó a la sala con antelación y sin su habitual andador, cojeando y con una visible dificultad para mantener el equilibrio. El productor se mantuvo en silencio y cabizbajo mientras Hast pedía a los 12 miembros del jurado y los tres suplentes que escucharan a las testigos, cuyas fotografías se proyectaron en pantalla, «con la mente abierta» al relatar «la realidad de cómo las víctimas actúan tras una agresión sexual».

Puede interesarle: Weinstein cerca de una primera indemnización

En caso de ser hallado culpable, el productor se expone a la cadena perpetua. La defensa, en tanto, dijo que los alegatos iniciales de la fiscalía eran «falsos» y que tienen cientos de correos electrónicos entre Jessica Mann y el acusado que muestran que mantenían «una relación cariñosa».

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle
×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: