Las incómodas visitas que medirán las pretensiones de los favoritos de Liga Primera

El Real Estelí y Managua FC, los principales candidatos al título del Clausura 2020, enfrentan este sábado a adversarios que los complicaron el pasado curso

John Mosquera, central colombiano del Real Estelí. LAPRENSA/ CORTESÍA/ REAL ESTELÍ

La reivindicación deportiva del Real Estelí está asegurada. El título salvó la institución del fracaso y la colocó en una situación de privilegio con el boleto a Liga Concacaf. Ahora toca recuperar la hegemonía absoluta: repetir la corona de la Liga Primera y obtener un puesto de privilegio en el torneo de clubes más importante de la región, ocupando el primer lugar en la tabla general. Esa es la expectativa o exigencia del Tren del Norte (tercero), que tendrá como principal advertencia, en teoría, al Managua FC (cuarto).

Los dos planteles llamados a dominar el Torneo de Clausura 2020 inauguran la Liga Primera este sábado. Los Leones Azules se estrenan primero a las 5:00 p.m. ante el Juventus FC en Masaya, donde se espera un gran desafío porque los locales tienen plantel para ser protagonistas. La tropa del técnico hondureño Héctor Medina contará con todos sus extranjeros a disposiciones. Los Leones Azules saben que no será fácil, porque el curso pasado empataron los dos desafíos. De alguna forma, este será un examen para ambos, sobre todo del Managua.

El Madriz recibe al Estelí con altas expectativas a las 7:00 p.m. Los locales dominaron a los estelianos en el Apertura (1-1 y 2-1) y ese será su máximo estímulo para retar al conjunto mejor estructurado.  El Tren del Norte llega con su nómina estelar disponible, que incluye las figuras extranjeras, los mexicanos Taufic Guarch y Fabrizio Tavano, más el argentino Luis Acuña. También estarán los naciones de referencia como Juan Barrera y Richard Rodríguez. En cambio, el técnico panameño de Madriz, Juan Ramírez, está en duda que pueda contar con sus foráneos.

Los mejores

Las buenas sensaciones generadas por el Managua FC en Liga Concacaf 2019 se trasladaron al plano nacional, donde cumplió casi todas las proyecciones: campeón de Copa Nicaragua y subcampeón nacional. Sin duda, el mejor equipo del pasado torneo, porque demostró estar preparado para competir por todos los títulos y ante cualquier adversario, algo que ningún otro equipo estuvo a la altura.

Todos los focos estarán principalmente sobre el Real Estelí. Esa es una costumbre y quizás en esta ocasión las exigencias serán mayores que el Apertura 2019, torneo que se salvó de un ridículo histórico conquistando el título en el último partido. Este año no tiene permitido llevar la misma ruta de inestabilidad porque mantiene el diseño para dominar sin muchos sobresaltos, o por los menos de los sufridos el último curso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: