Parapolicías orteguistas atacan y asedian casa del excarcelado político Fredych Castillo

Unos 10 parapolicías abordo de motocicletas persiguieron al exreopolítico y lanzaron morteros frente a su casa a eso de las 4:00 de la madrugada de este sábado

Fredrych Castillo denuncia asedio parapolicial en su casa. Foto: William Aragón/La Prensa.

El excarcelado político Fredrych Castillo denunció la madrugada de este sábado, a través de su cuenta de Twitter, que un grupo de parapolicías orteguistas lo persiguieron, intentaron golpearlo y lanzaron morteros frente a su casa, ubicada en el barrio El Rosario, en Estelí.

«Yo iba de salida, a eso de las 4 de la madrugada, para tomar un bus hacia a Managua y en la esquina de la cuadra de mi casa me los topé (a los parapolicías). Con todas las malas intensiones me echaron las motos, me siguieron y logré regresar con las completas a mi casa», detalló Castillo a LA PRENSA.

El exreo político indicó que los parapolicías encapuchados que lo siguieron, en media hora, lanzaron morteros y vociferaron amenazas de muerte contra él y su familia. «Lanzaban morteros y gritaban que nos iban a matar a todos, que nadie iba a quedar vivo en mi casa y que Daniel se iba a quedar», comentó el ahora excarcelado político.

Lea también: Policía orteguista secuestra y posteriormente libera al expreso político Fredrych Castillo

Una vez que los motorizados se retiraron del frente de la casa de Castillo, donde a demás habita una menor de edad que sufre ataques de pánico al vivir este tipo de eventos de asedio dirigidos contra su hermano, una camioneta Hilux se apostó a unos metros de su hogar con las luces encendidas. El vehículo, junto con los parapolicías, se retiró a eso de las 6:00 de la mañana.

Una camioneta Hylux se apostó, con las luces encendidas, desde las 4 de la madrugada hasta a las 6 de la mañana de este domingo en las afueras de la casa de Fredrych Castillo. Foto: Cortesía.

El asedio e intimidación, que se han vuelto constates en la vida de los excarcelados políticos, es para Castillo «indignante», pues siente que en Nicaragua «ya no se puede vivir. No tenemos libertad. Nos sentimos presos en nuestras propias casas».

Castillo fue encarcelado, durante 9 meses en celdas de máxima seguridad por protestar contra la dictadura orteguista. El manifestante fue acusado por terrorismo y fue excarcelado en abril de 2019.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: