Justo Rivas, Juan Carlos Urbina y Dwight Britton hacen historia con sus jonrones

Justo acumula 169 jonrones en su carrera, líder de todos los tiempos con bate de madera, pero lejos del récord histórico de 319 de Ernesto López.

Justo Rivas jugará por primera vez en su carrera con Nueva Segovia. LA PRENSA/ARCHIVO

No hay nada más emocionante en el beisbol que los cuadrangulares. Los jonroneros son el centro del espectáculo. Esa capacidad de golpear la pelota con poder y hacerla viajar a lo profundo fuera del alcance de todos, enloquece a los fanáticos y en el beisbol nacional de la actualidad, hay tres nombres que sobresalen del resto: Justo Rivas, Juan Carlos Urbina y Dwight Britton.

Justo regresa tras dos años fuera y aunque nadie espera que sus facultades se hicieran humo, acaba de cumplir 40 años de edad y es una señal de alerta. Antes de irse, el nuevo toletero de Nueva Segovia, tuvo temporadas de 20, 17 y 21 vuelacercas en los últimos tres años.

Justo acumula 169 jonrones en su carrera, líder de todos los tiempos con bate de madera, pero lejos del récord histórico de 319 de Ernesto López. Su meta es convertirse en el quinto bateador de la historia de 200 batazos a la calle y en ese camino pasará dejando a Norman Cardoze (183), para convertirse en el artillero de más cuadrangulares nacido en Masaya.

Urbina, del Bóer, reúne 146 batazos a las gradas, empatado en el puesto 13 de la historia con Róger Guillén y con posibilidades de meterse en los 10 mejores del ranking con un buen año.

Una temporada de 11 bombazos, le permitirían a Urbina saltar sobre tres reconocidos legendarios toleteros: Pedro Selva (151), Orlando Ocampo (152) y Polín Cruz (156), mientras pone su mirada en Bismark Guadamuz (161) y Juan Cabrera (165).

No obstante, Urbina está en una posición similar a la de Justo. En abril cumple 40 años de edad, aunque él si se ha mantenido activo y no ha dado señales de declive.

En tanto, el costeño Dwight Britton, quien en julio cumple 33 años de edad, registra 131 cuadrangulares. Si continúa tronando con un buen ritmo, algo así como 15 jonrones por temporada en los próximos ocho años, llegaría a 250 explosiones. Y quizá hasta estemos en presencia del segundo bateador de 300 cuadrangulares de la historia.

¿Por qué tanta fe en Britton?  Hay una estadística contundente. El costeño tiene la segunda mejor frecuencia jonronera en la historia de nuestro beisbol. Se va a la calle una vez cada 16.70 turnos al bate, únicamente detrás del ritmo de Pedro Selva, quien en su carrera disparó un jonrón cada 13.79 visitas al plato.

Lea además: Juan Carlos Urbina y Dwight Britton en la historia a base de poder

Si queremos agregar un cuarto nombre a seguir en esta campaña, ese debe ser Moncho Flores, quien arranca con 89 vuelacercas, camino a convertirse en el bateador número 35 de 100 cuadrangulares en nuestro beisbol.

Juan Blandón (78), Jilton Calderón (77) y Jimmy González (77) son los siguientes en la lista, pero seguramente Edgard Montiel (68) se los pasará llevando a todos ellos, pues se trata de uno de los artilleros de más fortaleza de la actualidad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: