Cientos de católicos reciben a la Virgen de Fátima en Managua y Jinotega

Una vez finalizada la actividad en Catedral Metropolitana de Managua, la imagen de la Virgen de Fátima fue trasladada en caravana hasta Jinotega, donde fue recibida por otro centenar de feligreses

El recibimiento a la imagen de la Virgen de Fátima este sábado en la Catedral de Managua fue un evento apoteósico.

El rector de la catedral, padre Luis Herrera, aseguró que este templo tiene capacidad para alrededor de dos mil personas sentadas, pero ayer no se podía caminar con facilidad dentro del templo, por la multitud que llenó el lugar.

Lea además: Este es el excesivo presupuesto para combustible a Enrique Armas en la Alcaldía de Managua

Afuera del templo fue colocada una megapantalla, que transmitió la misa celebrada adentro, para las personas que no pudieron ingresar.


El sacerdote Herrera dijo no estar sorprendido por la cantidad de gente que llegó a recibir a la imagen peregrina de la Virgen de Fátima, “porque la madre siempre mueve a sus hijos”.

La imagen de aproximadamente 60 centímetros de altura, colocada sobre una montaña de flores blancas, fue cargada y protegida por los miembros de la Congregación de la Sangre de Cristo, quienes con dificultad avanzaron entre la multitud, para llevar la imagen hasta el altar mayor. La misa comenzó aproximadamente a las 9:00 a.m.

Puede interesar: Todos los combustibles bajarán este domingo por segunda ocasión. Esta es la tendencia

En la celebración de bienvenida participaron los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), encabezados por el cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano el nuncio apostólico —monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag— y decenas de sacerdotes.

La corona y el rosario

El momento más importante de la ceremonia fue cuando el cardenal Brenes colocó una corona y un rosario a la imagen de la virgen.

@laprensa @hoynoticias pic.twitter.com/4srOCmHZFo

— Oscar Navarrete (@navax1969) January 25, 2020

Al finalizar la eucaristía, los feligreses rodearon el altar mayor, para buscar un acercamiento con la virgen. Los católicos no pudieron tocarla, pero se puso al alcance de ellos tres extensiones de tela de satín, cada una con una almohadilla en la punta, con el rostro de la virgen. Las cintas salían de la cúspide donde estaba la imagen sobre las flores.

Precaución con la imagen

Los miembros de los Heraldos del Evangelio, una congregación de laicos, eran los que tenían bajo su responsabilidad las almohadillas.

Lea además: Parapolicías orteguistas atacan y asedian casa del excarcelado político Fredych Castillo

El padre Herrera dijo que acordaron este sistema para evitar que la imagen de la virgen fuera golpeada.

Feligreses reciben la imagen de la Virgen de Fátima en Jinotega. LAPRENSA/O. Navarrete

“Se ha diseñado este plan, que mediante la cinta la gente toque a la virgen, (después) pase delante de la virgen, la mire y pueda circular”, dijo el padre Herrera.

Lea también: Actividades económicas de Nicaragua perdieron 831 millones de dólares en crédito en el 2019

Los feligreses pasaban besando la almohadilla, o la ponían en su cabeza musitando unas palabras o se persignaban con esta. Algunos solo la tocaban con la yema de los dedos.

Para tomar fotos

Los monaguillos también se dieron a la tarea de auxiliar a las personas que pedían hacer una foto de la imagen con sus celulares. Iban y venía con los móviles de los feligreses, haciéndoles el favor de tomar la foto.

Feligreses reciben la imagen de la Virgen de Fátima en Jinotega. LAPRENSA/O. Navarrete

También la gente le pedía a estos jóvenes que llevaran hasta la virgen rosarios, pañuelos, escapularios y otros objetos religiosos, para regresárselos bendecidos, según la creencia de los católicos.

Rumbo a Jinotega

La imagen partió de la catedral a la 1:30 p.m. con destino a Jinotega, ubicada al norte del país.


La Virgen de Fátima estará en Nicaragua 18 meses, como parte de las actividades preparativas del Jubileo Mariano que se llevará a cabo en 2021.

La virgen llegó a Nicaragua el viernes procedente de su santuario, en Portugal. Una vez ingresó al país fue trasladada a la parroquia San Luis Gonzaga, donde fue recibida en medio de alabanzas, cantos y oraciones. La visita finalizará el 25 de julio de 2021, en el marco de la celebración del Jubileo Mariano en el país.

Piden su intercesión

Portando banderas de Nicaragua y de la Iglesia, con cánticos y rezos del rosario, miles de católicos recibieron a la imagen de la Virgen de Fátima en la ciudad de Jinotega. Entre la multitud había una manta con la leyenda “Aceptamos todos en Nicaragua sacrificio, oración (y) reparación”.

“Venimos a pedirle a nuestra madre que ella sea la que interceda por nuestro país, Nicaragua, que tanto lo necesitamos”, dijo María Lourdes López, una de las feligresas.

La imagen peregrina estará casi dos meses en la Diócesis de Jinotega y será llevada a las regiones montañosas del amplio departamento, incluyendo Wamblán y Plan de Grama, en el municipio de Wiwilí; además de la microrregión de Ayapal en San José de Bocay.


Según el programa divulgado por la diócesis, los recorridos por Jinotega terminarán el domingo 22 de marzo con las solemnidades en honor a fray Odorico D’ Andrea en el municipio de San Rafael del Norte.

Ese día, la imagen será llevada a la Diócesis de Matagalpa, iniciando en la iglesia San José, sede de la parroquia Inmaculado Corazón de María, de donde partirá una procesión hacia la catedral San Pedro Apóstol, según la invitación que ha hecho el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando José Álvarez Lagos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: