Racionamiento en papel de testimonio y protocolo provocan largas filas de abogados en su búsqueda

Extraoficialmente se conoce que la razón de estos atrasos que son atraso son problemas en la impresión de estos documentos, porque este mes de enero entró en vigencia la actualización de cuotas de timbres fiscales aprobados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público

Abogados y notarios hacen fila para comprar papel de testimonio en la DGI, Sajonia en Managua. LA PRENSA/ M. VÁSQUEZ

El racionamiento en la venta de papel de testimonio y de protocolo para abogados y notarios públicos de Nicaragua, por la escasez de estos documentos en las oficinas de rentas el país, está provocando largas filas y descontentos en  los abogados.

LA PRENSA consultó a algunos profesionales del derecho, quienes manifestaron su molestia por perder de una a tres horas haciendo fila para poder comprar el codiciado papel para el desempeño de su trabajo.

La escasez del «papel sellado», a como se le conoce popularmente se viene dando desde noviembre de 2019.  Los abogados consultados manifestaron que pensaban que la situación se iba arreglar en este mes de enero, pero el problema persiste.  LA PRENSA consultó al respecto a Martín Rivas, director de la Dirección General de Impuestos (DGI), vía correo electrónico, pero aún no tenemos respuesta alas preguntas.

Extraoficialmente se conoce que la razón de estos atrasos que son atraso son problemas en la impresión de estos documentos, porque este mes de enero entró en vigencia la actualización de cuotas de timbres fiscales aprobados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el 20 de diciembre del 2019 mediante el Acuerdo Ministerial 015-2019, donde  subieron de precio. El papel de protocolo cuesta cada hoja 10 córdoba y el papel de testimonio cuesta 15 córdoba.

Cada papel debe tener impreso su costo y la serie correspondiente, y al parecer la imprenta que trabaja con la DGI no da abasto con la demanda y tienen que racionar el papel que va saliendo», dijo una abogada consultad, quien guardar su identidad por temor a represalias de la dictadura.

El límite de venta de papel fue de 30 unidades el viernes pasado, cuando las filas fueron de tres horas para comprar papel de protocolo, ya que se agotó el de testimonio. Este lunes 27 de enero, el límite de compras fue de 20 papeles de testimonio por cada abogado que presentaba su carné, mientras que para el al público en general, solo se les vendían 10 papeles por personas.

Formato digital no logra calar entre abogados

Los abogados comentaron que el año pasado hubo una propuesta de la Dirección General de Ingresos (DGI) de registrarse en línea para recibir un curso para realizar escritos en formato digital,  pero muchos no acudieron por desconfianza, porque les preguntaban muchos detalles de su trabajo incluso hasta el tipo de impresora que usaban. «El objetivo final creo es controlarte lo que haces, porque los bufete de abogados pagan sus impuestos de diferente formas», dijo otra abogada consultada.

Al respecto otro abogado, expresó que no está mal registrarse en línea, el problema es que no hay condiciones para echar andar el proyecto, porque no todos los abogados tienen acceso a Internet, ni tampoco los conocimientos para llevar el registro en línea.

Los abogados señalan que el gobierno busca recaudar lo que pueda en cada ciudadano que trabaja, y que cada uno de ellos debe pagar por cada escrito que realizan.  «El trabajo está malo. Los recibos de agua y luz van para arriba y todavía hay pagar más por una escritura pública. Ya no se aguanta. Si para eso, ya pagas timbres fiscales y el papel sellado», expresó un abogado  mientras hacía fila para la compra de papel en la oficina de la Dirección General de Ingresos de Sajonia, en Managua.

Lea Además: Diputados orteguistas imponen reforma de ley que elimina sigilo de abogados y notarios con sus clientes

Para otros abogados, la escasez de papel de testimonio, protocolo y los timbres, se debe a un mecanismo para forzar al gremio a que se suscriban a la mecánica digital de la DGI. «Yo anduve el jueves en Sajonia donde está concentrada la venta de papeles sellados y eran unos filones y no había timbre ni papel de testimonio, solo de protocolo y con compras limitadas», dijo otro abogado.

Una abogada relató que este lunes por la mañana realizó una hora de fila porque se fue temprano a la renta de Sajonia y dice que pidió 30 unidades de papel testimonio, y le dijeron que solo 20 podían venderle. Para otros abogados, ni la misma DGI tiene la capacidad de brindar ese servicio en línea y que más creen es una estrategia de venta, porque los abogados, al ver la escasez de estos documentos, compran de más para guardar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: