«¿Y después de Daniel, qué compañeros?»: el reclamo de un dirigente por la exclusión del sandinismo histórico

El dirigente sandinista Marlon Enoc Sáenz Cruz ridiculizó la manera en que los miembros de la Juventud Sandinista repiten el mismo discurso de "agradecimiento a la compañera y el comandante" establecido en la propaganda de la dictadura Ortega Murillo

Marlon Enoc Sáenz Cruz, dirigente del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), conocido como «El Chino» en Condega, Estelí, señaló la falta de formación sandinista de los jóvenes militantes, criticó el discurso vacío que repiten, se mostró inconforme con el papel de «bomberos» que le dan a los militantes históricos, haciendo ver que solo los llaman para «apagar el fuego», y demandó inclusión de los sandinistas históricos.

«Nos tienen como bomberos. Hacemos las cosas y después jale, va pa fuera. No. Inclusión del sandinismo histórico de verdad», demandó el dirigente.

Sáenz expuso estos y otros reclamos en una asamblea sandinista realizada en Condega. Su intervención fue grabada y el video circuló en las redes sociales el fin de semana (25 y 26 de enero), donde se ve que las personas a su alrededor aplaudieron y apoyaron su posición.

En otra parte de su discurso externó las dificultades que están teniendo en el territorio para atraer adeptos nuevos. «Sabemos las problemáticas que tenemos en la organización, sabemos perfectamente bien los bajos índices que tenemos aunque en los periódicos te saquen otra encuesta… pero además, uno como combatiente histórico, conoce un montón de gente que le da información», manifestó Sáenz, que se definió como combatiente histórico del sandinismo.

Foto de Marlon Sáenz, El Chino, tomada de su página de Facebook. Según la autobiografía que publica en esa red social, en 1976 se integró a la lucha contra Somoza y la Guardia Nacional. Después pasó  en la guerrilla a la Unidad de Combate «Cesar Augusto Salinas Pinell». Participó en combates guerrilleros y participó en la liberación de Yalí, San Rafael del Norte, Condega, Estelí y Boaco. Es licenciado en derecho.

Ridiculizó el discurso de «gracias compañera» de la JS

Sáenz ridiculizó la manera en que los miembros de la Juventud Sandinista repiten el mismo discurso de «agradecimiento a la compañera». «No puede venir aquí una juventud deformada, sin formación, a hacer un relevo del sandinismo histórico, una juventud que no se le está enseñando sandinismo, que no tiene formación revolucionaria», expresó.

«Eso de que te digan: ‘gracias a Dios, a la compañera, sandinismo histórico de la restitución de…’. Ese es un discurso que se repite, pero no tienen contenido. (…)», parodió Sáenz ante un grupo de personas que lo aplaudía entre risas.

«No hay contexto de que porqué se le ayuda a las viejitas. Es un discurso que permitimos y es un sandinista light, entonces: ¿qué sandinismo vamos a tener dentro de 20 años? Y se ponen enojados algunos porque en el video digo: ¿qué sandinismo vamos a tener cuando no esté el comandante Daniel?», cuestionó el dirigente.

Los problemas de salud del dictador

Sáenz también hizo una crítica muy parecida a la que manifestó en noviembre del año pasado Edén Pastora, cuando recomendó elegir un nuevo liderazgo en el partido, porque Daniel Ortega se va a morir en cualquier momento. El chino recordó los problemas de salud que tiene Ortega.

«El comandante Daniel, querramos o no, todo mundo sabe cuáles son sus problemas de salud. Tiene 75 años, en el 2021 (tendrá) 76 y 81 cuando termine el período. ¿Y después de Daniel, qué compañeros?», preguntó a los asistentes.

Los «militantes rogados»

También calificó de «militantes rogados» a quienes buscan desesperadamente un carnet de militancia sandinista y sugirió que se hagan escuelas de formación sandinista para los jóvenes.

El FSLN, bajo el control del dictador Daniel Ortega, no permite ningún tipo de crítica a su dirección. Sus partidarios se caracterizan por ser sumisos, obedientes, además de violentos contra todos los opositores, por eso que las críticas de Sáenz llaman la atención en estos momentos que el orteguismo se ha radicalizado más.

La exguerrillera sandinista y disidente del FSLN, Dora María Téllez, dijo que Sáenz representa a una generación de sandinistas marginados por la primera dama y cogobernante Rosario Murillo, cuando ella tomó el control del partido en 2007, pero volvieron a ser llamados cuando surgió la crisis de abril de 2018.

«Esta generación que habían sido antiguos combatientes estaban completamente marginados, pero ellos fueron llamados en mayo de 2018, para conformar las fuerzas paramilitares que atacaron manifestaciones, atacaron casas, atacaron tranques y que siguen realizando hostigamiento y ataque a distintas personas, a excarcelados y a líderes de la oposición en diferentes partes del país», opinó Téllez.

Según la exguerrillera, después que los militantes históricos fueron usados para reprimir junto a la Policía, volvieron a hacer desechados y marginados de nuevo. Ahora que los vuelven a buscar de cara a las elecciones de 2021, están expresando sus reclamos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: