Rosario Murillo busca sacar provecho político con tragedia de asesinatos de mujeres en Nicaragua, consideran feministas. Reabrirá comisarías

Rosario Murillo anunció el relanzamiento de las oficinas pero sin brindar mayores detalles. Feminista rechaza el discurso de Murillo donde alaba los "avances" en la lucha contra la violencia hacia las mujeres, y lo contrastó con la realidad que actualmente sufren estas: inseguridad en las calles, acoso, violencia e impunidad en los casos de feminicidios.

La vicepresidente designada Rosario Murillo EFE/Jorge Torres/Archivo/ 2018

Luego que el régimen de Daniel Ortega mandara a eliminar sin ninguna explicación las Comisarías de la Mujer y la Niñez, en el 2016, y ante el preocupante inicio de un año violento contra las mujeres, que abarca a seis  asesinadas, Rosario Murillo, esposa de Daniel Ortega, ahora apresurada anunció que en los próximos días «relanzará» estos centros de denuncias,  en el marco de una campaña denominada  Mujeres por la vida, mujeres, paz y bien”.

Pero las comisarías es un mandato de la Ley 779, Ley Integral contra la Violencia hacia las mujeres, por lo que su “relanzamiento” no es más que una propaganda política, ya que el funcionamiento de las oficinas es una obligación del régimen, manifestaron feministas nicaragüenses. El Gobierno no estaba acatando la ley.

“Ya sabemos cómo ha actuado doña Rosario Murillo, siempre clientelistamente, siempre populistamente, y en momentos de crisis ella siempre saca grandes anuncios. Efectivamente es una responsabilidad del Estado y no es un favor que reaperture las comisarías”, dijo la feminista Mirna Blandón.

Puede interesarle: Demandan apertura de Comisarías de la mujer

Según Murillo, el régimen estaría trabajando en una “campaña permanente” para lograr una “Nicaragua libre de crímenes de odio y violencia contra las mujeres». Dentro de esa campaña, estaría Mujeres por la vida: “Es una campaña especial… incluso contemplando que desde todas las unidades de seguridad ciudadana del país se relancen las comisarías de la mujer para que podamos poner nuestras denuncias”, dijo Murilllo, agregando que trabajan en la presentación de las mismas para esta semana.

El objetivo de las Comisarías

La creación de las Comisarías fue con el objetivo de investigar, prevenir y tratar los ilícitos penales a los que hace referencia la presente Ley 779. Si se llegara a reabrir las oficinas, las mujeres tendrían un espacio para denunciar los casos de violencia, pero no garantizaría la confianza en las víctimas, señaló Blandón.

Eveling Flores, miembro de la Red de Mujeres contra la Violencia, dijo que el anuncio de las comisarías solo trae interrogantes, puesto que Murillo escuetamente señaló que se relanzarían, pero no brindó detalles de cuántas serían o dónde estarían ubicadas.

Lea también: «Este gobierno está más preocupado por hostigar y reprimir que por resolver el derecho a la vida de una mujer»

«Muchos de los mensajes son puro propaganda, no hay compromiso real, no hay compromiso estatal, no dicen qué presupuesto van a tener, no dicen si van a cumplir con la correcta aplicación de la Ley 779, no dicen si al final van a estar las 13 instituciones que por ley tienen que estar actuando para prevenir, atender, sancionar y dar algún nivel de reparación a las víctimas y sobrevivientes. No  hay en ningún momento una expresión de cuáles van hacer los procedimientos o mecanismos», declaró Flores.

Por su parte  Blandón rechazó el discurso de Murillo donde alaba los «avances» en la lucha contra la violencia, y lo contrastó con la realidad que actualmente sufren las mujeres: inseguridad en las calles, acoso, violencia e impunidad en los casos de feminicidios.

Régimen se contradice

En agosto de 2019, la dictadura Ortega Murillo reportó a un comité del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que entre 2014 y 2018 estableció 61 Comisarías de la Mujer y la Niñez en todo el país, información que contradice con una publicación de 2014 de un medio oficialista, donde detallaba que se contaban con 162 a nivel nacional.

El informe presentado ante la ONU también es rechazado por organizaciones de mujeres, que afirman que la dictadura eliminó las comisarías entre 2015 y 2016. La primera Comisaría de la Mujer nació el 23 de noviembre de 1993 en el distrito policial cinco de Managua como un proyecto piloto.

Lea además: Régimen prepara cambios en el sistema legal sobre la violencia hacia las mujeres

Flores exigió una explicación al régimen orteguista del por qué del cierre de las comisarías, y cuestionó si esta vez trabajarán con un personal en temas de violencia. «No es simplemente abrirlas, tiene que ver un personal capacitado y especializado para atender la violencia hacia los cuerpos de las mujeres, no pueden poner a cualquier personal por eso es que en la policía las están volviendo a revictimizar cada vez que lleguen a  poner una denuncia porque no están capacitados», subrayó.

En las campañas que desarrollará el campaña orteguista están involucradas el Ministerio de la Mujer, la Procuraduría de la Mujer, las comisiones de reconciliación, Fiscalía General de la República, entre otras, con «el deber de resguardar la vida de nosotras las mujeres, mujeres por la vida, mujeres para la vida», concluyó Murillo en su discurso de fin de semana.

 Según el organismo Católicas por el Derecho a decidir solo en enero seis mujeres fueron asesinadas en diversas circunstancias, algunas de las cuales en manos de su pareja sentimental.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: