El primer cubano en el futbol nicaragüense desea poner un negocio en su país para mejorar nivel de vida de su familia

El seleccionado cubano aceptó la propuesta del Managua FC porque era la oportunidad que esperaba para proyectar su carrera y ayudar a su familia

Sandro Cutiño en un entrenamiento con el Managua FC. LAPRENSA/ CORTESÍA/ MANAGUA FC

Sandro Cutiño lleva casi toda la vida detrás de un balón. A los dos años Carlos Alberto “el Chino” Hernández (q.e.p.d.), amigo de su papá, le obsequió uno y desde entonces son inseparables. En lo único que pensaba era en jugar y lo hacía muy bien porque tenía condiciones atléticas. Sus padres (Blanca Castellanos y Bienvenido Cutiño) decidieron apoyarlo incondicionalmente para alcanzar su sueño de convertirse en futbolista profesional y ahora desea retribuirles su esfuerzo ayudándoles a tener una mejor vida desde su profesión.

Puede interesarte: Análisis de Liga Primera: Managua FC amenaza seriamente arrebatar el podio con su alta competitividad

Cutiño, de 24 años, empezó desde abajo en Manatí, Las Tunas de Cuba. A los 18 años debutó con Las Tunas en la Primera División y su desempeño lo llevó a la Selección Sub-20 y la absoluta desde 2017. Su protagonismo en el equipo nacional le dio la oportunidad de jugar en el extranjero por primera vez. El Managua FC lo fichó para la Liga Primera convirtiéndolo en el primer cubano en el futbol nicaragüense. “Todo se lo debo al apoyo de mis padres”, señala.

Bienvenido trabaja en el campo sembrando maíz, tomate y frijoles. Blanca era recepcionista en un comité. Ellos se dedicaron a apoyarlo y colaborar con Cutiño en todos sentidos para que se dedicara a estudiar y jugar al futbol. “Vengo de una familia humilde, gracias a ellos soy quien soy y con mucho sacrificio estoy aquí”, destaca el defensor central. “No trabajé en el campo, gracias a Dios. Si me hubiera tocado lo hago igual porque de eso se basa en trabajar y poder colaborar con toda la familia”, apunta el jugador que está en cuarto año de la carrera de Cultura Física.

Agradecimiento eterno

El central creció viendo el esfuerzo y sacrificio de sus padres y ahora pretende regresar un poco de todo lo que le han dado. Cuando reciba el primer pago lo primero que hará es comprarle una lavadora a su mamá. “Para que pueda hacer esa labor (lavar) con mejor soltura y condiciones”, señala Cutiño, quien planea poner un negocio junto a su familia en Cuba con el dinero que gane en los Leones Azules. “El negocio no lo tengo claro, eso lo definiré con mis padres. Pero mis plan es hacer un buen uso del dinero y ayudar que mi familia viva un poco mejor, sé que de un día para otro no nos vamos a hacer ricos, pero sí vivir humilde y lo mejor posible”.

Sandro Cutiño (19) debutó en la Selección de Cuba en un partido ante Nicaragua en 2019. LAPRENSA/ TOMADA DE FACEBOOK/ SANDRO CUTIÑO

“Es una dicha, un privilegio tener a mis padres, no todos los deportistas tienen esa dicha de jugar sin ninguna preocupación. Estar aquí es un sueño cumplido, lo máximo, es todo lo que siempre había anhelado, es un sueño cumplido de mis padres y toda mi familia, por eso quiero así colaborar y ser recíproco todo el trabajo que han hecho por mí, y poder ayudarlos en lo personal a todos, incluyendo a mi hijo (Thiago Cutiño Díaz)”.

Quiere ser puente

Cutiño tiene claro a qué vino a Nicaragua y está enfocado en lograrlo. La propuesta del Managua FC la mira no solo como una oportunidad de darle mejores condiciones de vida a su familia en Cuba, sino asegurar por muchos años si tiene un buen desempeño. El central consideró que jugar en Liga Primera le servirá de desarrollo personal profesional porque puede darse a conocer a nivel internacional y abrir las puertas de sus compatriotas en el futbol nicaragüense.

“Al ser el primer cubano de estar en la Liga depende de mí que puedan asentarse aquí, ese es uno de los objetivos de ellos que puedan venir a jugar a Nicaragua. Soy consciente que un buen desempeño mío puede abrir puertas a muchos jugadores de la Selección que tienen el talento para estar aquí. Trabajo para eso, día a día me lo propongo, para cuando me den la oportunidad hacer lo mejor que puedo para darle eso a mí país”, relata el central de Las Tunas.

Hay interés de los seleccionados cubanos en el futbol nicaragüense, indica Cutiño. “Ellos me preguntan mucho cómo veo la Liga, si hay posibilidad de jugar porque también estuvieron conmigo en la Selección. Vimos un partido del Managua FC contra el Ferretti y vimos la liga como era, me pregunta sobre el entrenamiento, la relación y se interactúa internamente, y les digo que todo bien, entonces tienen esa ilusión de poder estar acá en algún momento”.

El futbol cubano y nicaragüense

Sandro Cutiño asegura que adaptación en el grupo se está dando rápida. “Es una gran familia, muy buenas personas, tienen mucha humildad mis compañeros y colectivo técnico. Espero poder dar todo lo mejor de mí en el entrenamiento y juego”, indicó.

El central manifestó que tenía conocimiento del futbol nicaragüense y los Leones Azules porque cuando vino con la Selección de Cuba a enfrentar a Nicaragua observaron un partido entre Ferretti y Managua FC y a partir de ese momento empezaron a darle seguimiento. “Vimos que estábamos en nivel similar y podíamos jugar aquí”.

Cutiño cree que el nivel del futbol cubano y nicaragüense es casi parejo. “Acá ayuda mucho el terreno de juego, en Cuba no están en las mejores condiciones, entonces el futbol se dificulta un poco, eso hace que perdamos hacer el juego poco vistoso y baja el nivel. En Cuba se juega más físico, que lo técnico o táctico. Con terrenos buenos el nivel se podría asemejar bastante a la Liga a Nicaragua”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: