Cuando los opositores trabajan para Ortega

Ni ideologías ni partidos. La pregunta para reconocer a los opositores es sencilla: ¿Lo que hace le conviene o perjudica al régimen de Daniel Ortega?

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Opositores

Hay opositores que trabajan para Daniel Ortega. Puede que lo hagan por ingenuidad, por viveza o porque están en la planilla del régimen, allá en el rubro donde dice: “nuestros opositores”. O sea, los hay bienintencionados, gente de buen corazón que quisiera ver pureza en las filas opositoras y, como la Santa Inquisición, anda en busca de todos aquellos que, a su criterio, no son dignos de estar en la oposición, para quemarlos en esas plazas públicas de ahora que son las redes sociales.

Malintención

Y los hay, por supuesto, los malintencionados, esos que se disfrazan de opositores con la exclusiva misión de no permitir que la oposición se una y, por el contrario, que más bien llegue en pleito de perros a un posible escenario electoral. Ambos, bienintencionados y malintencionados, sin quererlo o queriéndolo, le prestan buenos servicios al dictador.

Aikido

Ciertas artes marciales usan la fuerza de su oponente en su contra. Como el Aikido, por ejemplo. ¿Algo así no es lo que está haciendo Daniel Ortega con la oposición en Nicaragua? ¿Desde hace cuanto tiempo no está relativamente tranquilo mientras lo opositores se destrozan los unos a los otros? Es que si seguimos así ni siquiera tendrá que robarse las elecciones para el 2021, que llegará, a menos que se muera antes, porque además de destrozar opositores nadie está haciendo nada para que Ortega salga del poder de otra forma.

Zapatos

Pongámonos por un momento en los zapatos de los dictadores. Si usted o yo fuéramos Daniel Ortega o Rosario Murillo, ¿qué haríamos para mantenernos en el poder? Piénsese con esa falta de escrúpulos que les conocemos y esa necesidad de seguir en el poder a cualquier costo porque después de ello solo hay juicios, cárcel o destierro. Si pensamos así, posiblemente haríamos algo muy parecido a lo que está sucediendo. Infiltrar la oposición, satanizar a cada líder que aparezca, desbaratar alianzas, no permitir organizaciones. Y si no son infiltrados, y como dije son opositores que bienintencionados desbaratan todo en busca de pureza, ¡pues mejor! Servicio gratuito. Celebraría a trago alzado desde El Carmen. ¿Así es Rosario? Así es Daniel.

Fichas

Por otro lado, vemos que Ortega, desconfiado que es, no se atiene a los pleitos entre los opositores. También está soltando sus piezas. Por todo y todo. Ahí está un señor que todo el tiempo le hizo los mandados a Ortega, anunciándose como opositor. No me extrañaría que en lo que falta para noviembre 2021 salieran también como opositores los Wilfredo Navarro o los Byron Jerez. Y por supuesto, exigiendo pureza, como corresponde a su misión, en las filas opositoras.

Unidad

El escenario de pánico para Ortega y Murillo sería que los opositores se unan y se mantengan unidos hasta llegar a esas elecciones. Sería terrible para ellos. Solo les dejaría dos alternativas, fatales ambas para ellos. Una, o les obligan a hacer reformas electorales y a abrir más o menos el juego electoral, con el riesgo real de perder el poder; o dos, se mantienen tal como están y por eso mismo los dejan jugando solos. Buenos, es posible que ahí veamos a Ortega compitiendo con esos opositores que se jan ganar y que hoy luchan por evitar la unidad. Pocos países reconocerían como legítimo un gobierno que salga de algo así. Tendrían sus días contados.

Prueba

Ni ideologías ni intereses o simpatías y antipatías personales deben ser las que definan la unidad opositora, pienso yo. Si a esos nos ponemos, quedaremos solos cada quien por su lado. La oposición la define quien tira para el frente, contra el régimen de Ortega y su camarilla, y no quien tira para los lados. Y por favor, no confundir la sana crítica, que es necesaria y justa, con el linchamiento, que es a lo que me refiero. La pregunta para reconocer a un opositor es sencilla: ¿Lo que hace le conviene o perjudica a Ortega?

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: