EE.UU. sanciona a la venezolana Conviasa, aerolínea que comenzó vuelos en Nicaragua desde noviembre del 2018 y que trae a cubanos de compras a Managua

Sobre las sanciones Carlos Schütze, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes manifestó que esta línea tenía cinco vuelos a la semana y por lo general iban llenos porque son económicos. Estados Unidos identificó a una importante flota de aviones con sus matrículas correspondientes las que pasan a la lista negra.

Estados Unidos anunció este viernes sanciones contra el  Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), a la que le castigó una significativa flota de aviones. La aerolínea estatal venezolana que comenzó a volar a Nicaragua el 7 de noviembre del 2018 y que se había convertido en una opción del Gobierno nicaragüense frente a la reducción drástica de frecuencias de vuelos de otras compañías ante la caída de la llegada de viajeros de varias partes del mundo desde el estallido de la crisis política en abril del 2018.

«La acción de hoy también identifica la flota de aeronaves Conviasa como propiedad bloqueada del Gobierno de Venezuela de conformidad con EO 13884. Conviasa y su flota han sido bloqueadas desde la emisión de EO 13884 del 5 de agosto de 2019, y hoy se han agregado a la Lista de nacionales especialmente designados de la OFAC para garantizar un mayor cumplimiento de las sanciones de los Estados Unidos», informó el Departamento del Tesoro a través de un comunicado.

En total fueron 40 aviones los que quedaron bloqueados por la OFAC, cada uno identificados con sus matrículas correspondientes.

Además Conviasa era el principal puente de llegada de cubanos a Nicaragua, los que habían aumentado su presencia en los centros de compra y la terminal aérea en Managua con volúmenes de mercancías que son llevadas a Cuba, según un reportaje publicado por LA PRENSA en diciembre del 2019. 

«El régimen ilegítimo de Maduro depende de la aerolínea estatal venezolana Conviasa para trasladar a funcionarios corruptos del régimen en todo el mundo para impulsar el apoyo a sus esfuerzos antidemocráticos», dijo el secretario Steven T. Mnuchin.

«La Administración Trump no permitirá que Maduro y sus representantes continúen robando al pueblo venezolano y abusando de los activos estatales para avanzar en sus propias actividades corruptas y desestabilizadoras», agregó Mnuchin.

Según el Departamento del Tesoro esta aerolínea opera «con sede en Caracas, Venezuela, que vuela en ambas rutas nacionales y brinda servicio a ubicaciones internacionales seleccionadas. Esta acción no impide que los venezolanos puedan viajar, ya que pueden continuar viajando en otros transportistas que no están sujetos a las sanciones de la OFAC».

Y agrega: «Más bien, esta acción tiene la intención de reducir el mal uso de la aerolínea por parte del régimen de Maduro. Por ejemplo, el régimen de Maduro ha comandado el avión de Conviasa para promover su propia agenda política, incluido el traslado de funcionarios del régimen a países como Corea del Norte, Cuba e Irán».

Estados Unidos recordó que luego que esta aerolínea se incorpora a la lista negra de la OFAC, queda prohibida «todas  las transacciones realizadas por personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas».

La llegada a Nicaragua y su conexión

Según publicación de medios oficialistas nicaragüenses, Conviasa llegó a Nicaragua el 7 de noviembre del 2018 a las 11 de la noche con la promesa de movilizar pasajeros de los países «hermanos», entiéndase de los países miembros del Alba.

En ese primer vuelo llegaron  diplomáticos y miembros de delegaciones que participarían en la XVII Reunión Ordinaria del Consejo Político de la Alianza Bolivariana de los Pueblos (ALBA- TCP), como el canciller venezolano Jorge Arreaza (sancionado por Estados Unidos)  y el primer ministro de San Vicente y las Granadinas.

Sobre las sanciones Carlos Schütze, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes manifestó que esta línea tenía cinco vuelos a la semana y por lo general iban llenos porque son económicos.

“Definitivamente si hay una sanción definitivamente es un problema porque no se va puede tener relaciones comerciales, no sé que tanto es la afectación en este caso, obviamente hay vuelos baratos a Panamá, a La Habana, y hay conectividad con algunas aerolíneas como Aeroflot, que era utilizada por algunos pasajeros, hay pasajeros que lo usaban por términos de costos”, dijo.

Schütze agregó que al salir Conviasa va haber menos conectividad que la actual, “pero no es tanto porque ellos viajan a Panamá, Venezuela y Cuba”.

Con la salida de Conviasa quedaría funcionando seis líneas que ofrecen vuelos internacionales. Antes de la crisis, exactamente en febrero del 2018, a la semana se registraban 221 frecuencias de viajes y esta se redujo a 140 hasta enero del 2019.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: