Dos siglos de incomprensiones

Ahora los liberales se levantaban contra la intervención y contra los conservadores, jamás hubo paz

Estado botín, Nicaragua

CARTAS DE AMOR A NICARAGUA

Querida Nicaragua: Faltan un año y siete meses para llegar al 15 de septiembre de 2021, segundo centenario de la independencia de los países centroamericanos, incluido a regañadientes Nicaragua. Nos resistíamos a participar junto con los demás países, nos sorprendió la proclama que nos llegó de Guatemala, la Capitanía General y tuvimos mucha desconfianza. En realidad no habíamos hecho nada para lograr ser independientes del yugo español. Había mucha desconfianza por parte de la Intendencia de León y lo que se hizo fue un documento conocido como el Acta de los Nublados, emitido por la Intendencia de León, en la que expresaron su postura negativa ante el Acta de Independencia, para mientras se aclaraban los nublados del día. El 2 de octubre las autoridades de Granada recibieron el

Acta de Independencia proclamada en Guatemala y el Acta de los Nublados, rechazando esta última.

Desde ahí comenzamos a ser controversiales en materia política. Los episodios lamentables de don Manuel Antonio de la Cerda y de don Juan Argüello fueron los primeros enfrentamientos entre hermanos. (En su libro Lucha por el poder, el expresidente Enrique Bolaños relata los pormenores). De aquella época al día de hoy no hemos cambiado de actitud pues generalmente no dialogamos sino que nos agredimos ya sea de palabras o en guerras intestinas que han bañado de sangre y desgracias nuestro desventurado país.

El único tiempo de respiro civilista que hemos tenido ha sido el de los 30 años conservadores, cuando seis presidentes, todos escrupulosamente honrados, eran electos por cuatro años y al final de su período entregaban el poder a su sucesor. Hubo sus pequeños contratiempos, pero todos fueron favorablemente resueltos.

Luego vino la debacle con la revolución de 1893. Lo que pudo ser un gran gobernante, el general José Santos Zelaya, se enamoró de la silla presidencial, lo venció la droga del poder durante 16 años hasta su renuncia presionado por los EE.UU. Entró al poder el partido conservador con su caudillo Emiliano Chamorro y continuó la pugna con los liberales.

No hubo entendimiento sino intervención abierta de los norteamericanos.

Ahora los liberales se levantaban contra la intervención y contra los conservadores, jamás hubo paz. En 1925 Chamorro dio un golpe militar, conocido como el Lomazo, derrocó al presidente Carlos Solórzano y se sentó en la silla presidencial aunque nunca fue reconocido por los EE.UU. En 1926 los liberales con Moncada a la cabeza proclamaron la revolución constitucionalista. Luego 45 años de la dinastía Somoza y ahora la dictadura Ortega Murillo. Vamos a cumplir dos centenarios de desprecio por la patria y por la libertad, doscientos años de lucha entre hermanos. ¿No nos da vergüenza?

El autor es empresario radial, fue candidato a la Presidencia de Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: