Jairo Sandino: Una vida entre colores y pedales

El pintor y muralista Jairo Sandino revela que le ha tocado recorrer más de 20 kilómetros diarios para enseñar su arte

El artista plástico Jairo Ovidio Sandino Brizuela. HOY/Cortesía

Su amor por el arte primitivista e innata vocación de maestro llevó a Jairo Ovidio Sandino Brizuela recorrer entre 20 y 35 kilómetros diariamente de Masaya a las comunidades rurales para impartir clases de pintura a estudiantes escasos recursos. Y en el resto de sus horas laborables dedicarse a pintar sus obras.

Experiencias y habilidades, en las artes y deportes, que le reconocieron cuando fue invitado a correr en competencias por el país; exponer sus obras en muestras colectivas de arte, realizar murales en Nicaragua e Inglaterra, y ganar premios por sus mejores paisajes.

Lea además: Muestra de arte en ocasión a los 104 años del fallecimiento del poeta Rubén Darío

Hoy la crisis sociopolítica que se vive en el país ha golpeado su vida diaria de pintor; no obstante Sandino Brizuela dice que no abandonará sus tres pasiones: la de pintor primitivista con identidad nicaragüense, correr en bicicleta como deporte y entrenar a nuevas promesas del ciclismo.

Ciclismo en sus obras

Para Sandino Brizuela hablar de pintura es también hablar del deporte y viceversa. Por lo que en algunas de sus pinturas aparecen mujeres con bicicletas y con otros personajes, por lo que el arte y el deporte le son inseparables, sostiene este pintor.

Asimismo cuenta que le emociona mucho hablar de lo que hace y de lo que es su vida, aunque en los últimos años con la crisis que vive el país, reconoce ha sido difícil, pero no le desanima porque sigue haciendo lo suyo.

Al respecto sobre la dura situación económica que enfrenta el sector artístico y artesanal golpeado por la situación política (crisis del 2018 -2019) estima que el turismo se corrió y que estamos como a un 50 por ciento como estábamos antes.

Fue así que le nació el amor por el ciclismo

¿En tus inicios, primero fuiste ciclista o pintor? – “Pintor”, contesta Sandino Brizuela. De este saltó su amor por el ciclismo. Recuerda que cuando daba clases recorría varias comunidades donde impartía clases de pintura a jóvenes estudiantes.

“Para llegar más rápido y cómodo me iba en bicicleta y recorría 20 o 35 kilómetros diarios, a las comunidades de La quebrada, la Villa Bosco Monge, y otras de Masaya. Luego corrí en giras por el país con otros ciclistas, a Jinotega a Matagalpa; y sin tener tantos conocimientos gané premios, segundos lugares”, cuenta un poco su lado deportivo que lo ha llevado ahora ser instructor de una nueva camada de jóvenes.

De sus alumnos, dice que uno de ellos es su hijo que lleva su mismo nombre. El compitió internacional en Costa Rica, entre 120 corredores y quedó entre los primeros veinte. Se siente orgulloso de su hazaña.

Pintor primitivista

Nacido en Boaco en 1969,  Sandino Brizuela cuenta que sus padres emigraron a Masaya, cuando aún era un niño. En esta ciudad creció y ha hecho su historia de pintor primitivista.

Puede interesarle: Fuego, música y teatro en un mismo espectáculo en Managua

A principios de los años noventa, Sandino Brizuela comenzó a estudiar el Taller de Jóvenes Pintores, en Masaya, dirigido por Noel Calero. Luego recibió una beca de pintura y recibió clases con el profesor Alberto Sandoval Castillo.

Esto lo llevó a participar en el Primer Certamen de Pintura “Naturaleza 95”, convocado por la Galería de Arte Contemporáneo Códice y recibió una mención de honor por una de sus obras. Ha participado en exposiciones colectivas en Nicaragua y Miami.

A través Códice, participó con sus obras sobre el paisaje nicaragüense y sus gentes, en exposiciones colectiva en Nicaragua y Miami. Asimismo con el Museo-Galería Josefina, con muestras en Japón, España, Suiza, Alemania y Bélgica.

En un reciente concurso de pintura del Banco Central de Nicaragua, su obra “Tierra de lagos y volcanes”,  fue merecedora de un Segundo Lugar, explica el pintor. Imágenes de sus obras han servido para ilustrar libros, portadas de CD de música nacional, tarjetas postales y ropas típicas.

También pintó diez murales en Inglaterra sobre el cosmos del paisaje nicaragüense visto desde el arte naif; y en Nicaragua unos quince, sobre temas del paisaje rural y urbano nicaragüense, y costumbres de sus gentes.

Asimismo con el apoyo del poeta Ernesto Cardenal impartió varios talleres de pintura a estudiantes del Triángulo Minero y a jóvenes con discapacidad; y con el programa de Visión Mundial a estudiantes de comunidades rurales de Masaya, cuenta Sandino Brizuela, ha sido un poco su historia de pintor y de ciclista de Masaya, ciudad a la cual debe su identidad y su razón de ser.

Conozca su obra:

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: