El problema de egos y baja autoestima que superó la Selección de Futbol Sub-20

El combinado nacional debuta en Managua este sábado ante Islas Vírgenes EE.UU. en el Campeonato de Concacaf, la primera etapa clasificatoria al Mundial 2021

Selección de Futbol Sub-20 realizó un campamento en Costa Rica. LAPRENSA/ CORTESÍA

Algunos jugadores son titulares en sus equipos de Liga Primera. Otros juegan unos partidos y el resto en la Juvenil Especial, pero la mayoría solo ha jugado en esta categoría. Las diferencias entre unos y otros ha provocado cambios en sus comportamientos reflejados durante las concentraciones de la Selección de Futbol Sub-20, que este sábado se estrena ante Islas Vírgenes de EE.UU. en el Campeonato de Concacaf, la primera etapa clasificatoria al Mundial 2021.

Puede interesarte: El plan de preparación diseñado para que Sub-20 mantenga ilusión de clasificar al Mundial

Tyron Acevedo, el entrenador del grupo, destaca que está preparado para afrontar el certamen, a realizarse en Managua, de la mejor manera posible porque cuenta con un grupo más compacto y maduro en todos los aspectos después de trabajar y superar actitudes que no les beneficiaban a su crecimiento individual y los apartaban del objetivo colectivo como es obtener el cupo a la siguiente etapa.

«En los últimos cuatro meses el grupo está más humilde. Algunos se creían demasiado y otros su autoestima se ponía bajo. Trabajamos en ellos para que creen en Dios, en sus capacidades y ser mejores cada día. Trabajamos en que sean conscientes y humildes para estar en una misma sintonía y buscar esa armonía del grupo, que todos podamos defender ese objetivo y la bandera que vamos a representar», expuso.

Cambio de mentalidad

«Poco a poco nos fuimos encontrando como grupo, en estas edades hay demasiado egos porque a veces los jugadores en su equipo se creen más que los demás, vienen con el mal habito no querer entrenar y estamos encima de ellos para que trabajen de la mejor manera, y hemos avanzado eso. Desde que se montan al bus va con la actitud de trabajar a la cancha, ser el mejor en cada entrenamiento para que el jugador con su capacidad, disciplina y entrega puede dar el máximo», manifiesta Acevedo.

El ego y baja la autoestima se controló, ahora en la Sub-20 nadie se sienta más que nadie. «El grupo está por encima de cualquier jugador, tiene que ser primer, una de las cosas que hemos logrado es que puedan entender eso, todos peleamos por el mismo objetivo».

No se sabe por qué algunos de estos jugadores están perdiendo. Quizás porque juegan en el primer nivel y en algunos casos los clubes les paguen un buen salario. Lo cierto es que estas actitudes les puede frenar su desarrollo deportivo y personal, sobre todo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: