Un nicaragüense agredió y le cortó un dedo a su pareja en Costa Rica

Otro nica también es buscado por la Policía tica, porque apuñaló a su expareja.

La nicaragüense Adriana Obando, de 38 años, fue trasladada al hospital donde se encontraba con respirador artificial. HOY/Cortesía La Teja

En los últimos días dos nicaragüenses han querido matar a sus parejas en Costa Rica, reportan medios locales.

El último caso ocurrió a la 1:00 de la madrugada del martes en Upala, cuando el nicaragüense de apellido Padilla Urbina le amputó un dedo de la mano derecha a su pareja, también nicaragüense.

El sujeto atacó a machetazos a la mujer, y los vecinos fueron quienes llamaron a las autoridades al escuchar los gritos de auxilio.

“De inmediato una ambulancia se movilizó hasta la vivienda y atendió a la femenina, el personal paramédico confirmó que uno de los dedos le había sido cortado con arma blanca; además presenta heridas en brazos, antebrazo y espalda. Se controló el sangrado de la víctima y se le trasladó al centro médico”, informó el Diario Extra.

Lea además: Armados abordan buses de Rivas y asaltan a transportistas y pasajeros

También reportaron que Padilla fue capturado por la Fuerza Pública y que el ataque habría sido enfrente de los cuatro hijos menores de edad de la pareja.

Otro está prófugo

El otro ataque sucedió la noche del domingo en Aguas Zarcas de San Carlos.

Una adolescente de 16 años intervino tras el ataque a su mamá, Adriana Obando, de 38 años. El sospechoso es un nicaragüense de apellido Sandino, de 23 años, quien atacó a la mujer con un puñal.

Puede interesarle: Incendio consume sala y cocina en una vivienda en el barrio Camilo Ortega

“La hija de la mujer, una muchacha de 16 años, al percatarse de lo que ocurría, se metió y la defendió con unas tijeras, pero Sandino se las quitó y también la hirió”, informó el diario La Teja.

En esta casa ocurrió la agresión a Obando, la noche del domingo. HOY/Cortesía La Teja

El sujeto no ha sido capturado por las autoridades ticas.

Fátima Mejía, vecina de la pareja de nicaragüenses, contó al periódico tico que “mi hijo la iba ayudar, pero cuando vi que el agresor tenía un puñal en la mano, le dije que se devolviera, él me decía ‘pero es que la va a matar, la va a matar’”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: