Sinceridad

La única finalidad de esta tarea consiste en ir constatando la verdadera conformación política partidaria a lo largo y ancho del país. En ir desnudando una dura y cruel realidad que venimos arrastrando por más de un siglo

1984, elecciones

Sinceridad no es el tema del bolero. Es una sugerencia para los dirigentes de partidos políticos tanto parlamentarios como extraparlamentarios con personalidad jurídica o no, incluyendo los que están fuera de la Asamblea Nacional. Es, además, una sugerencia a la ciudadanía en general, ahora que están de moda palabras como “escenarios” o “ejercicios” a fin de sincerarnos y conocer la verdad.

El punto de partida es muy simple. En nuestro país están registrados dieciocho partidos con personerías jurídicas. ¿Cuáles son? Aquí los tienen: FSLN y sus aliados: Camino Cristiano, Alternativa Cristiana, PRN, PUC, Myatamaran, PAL, PLN, PIM; PLC, PC, Yátama (Regional), ALN, APRE y PLI.

Ciudadanos por la Libertad, único partido con personalidad jurídica sin representación parlamentaria. (Sus precedentes brutalmente despojados, personerías y diputados, fueron la ALN, el PLI, la Alianza PLI hasta lograr salvar su base histórica y construir a Ciudadanos por la Libertad). El otro es el partido evangélico PRD y el PIM, Partido Indígena Multiétnico (regional, Costa Caribe). Sabemos que hay ya una media docena o más (el CSE no informa) de nuevas solicitudes de personerías jurídicas, más las reclamadas por haber sido despojados de ellas debido a razones políticas. ¿Cuáles son?:

1. PAC, 2. UDC, 3. PSC, 4. MRS, 5. MLCI.

¿Qué representan?, ¿dónde están sus bases, estructuras, dirigencias a nivel local y nacional?:

Sugiero que, como ejercicio de ciudadanía, contrastemos sus nombres y sus líderes con la realidad política en nuestros departamentos, ciudades y municipios para verificar la existencia o inexistencia de estas organizaciones. Cuáles tienen juntas directivas y cuáles no. Dónde están constituidas, qué representan. Cuáles son sus programas, ideología, sus estatutos, sus símbolos, etc. Aclaro que esto no tiene el propósito de descalificar a nadie. Hay en las distintas agrupaciones valiosos ciudadanos que se sitúan como verdaderos líderes de una oposición aún amorfa, pero que por un imperativo de la historia debe inexcusablemente unirse.

La única finalidad de esta tarea consiste en ir constatando la verdadera conformación política partidaria a lo largo y ancho del país. En ir desnudando una dura y cruel realidad que venimos arrastrando por más de un siglo: un mesianismo que algunos atribuyen al Pedrarias que todos llevamos adentro y que nos hace creer que somos grandes líderes, mitómanos soñadores con las masas debajo de la tarima aclamándonos como los ungidos por la divina providencia, los salvadores de la patria sin importar organización, representatividad o democracia interna. El caudillito encima de esas consideraciones.

Como una tarea en casa, los invito a descifrar las siglas y sus representantes para quedar entendidos de la clase de “pluralismo político” que impera en nuestro país.

El autor fue miembro de la Comisión Nacional de Reconciliación Nacional, creada por los Acuerdos de Esquipulas II.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: