Levantan castigos a estudiantes de la Universidad Agraria que protestaron contra fraude de UNEN

"Los 43 estudiantes quedan sin sanciones y sólo se les hará un llamado de atención", dijo el rector de la Universidad Agraria, Alberto Sediles Jaén

Universidad Agraria

Miembros de UNEN salen de la sección de se habían encerrado, debido a las protestas de los estudiantes. LAPRENSA/A. Cruz

Las  expulsiones y suspensiones académicas arbitrarias de al menos 43 estudiantes de la Universidad Nacional Agraria (UNA)  impuestas en diciembre de 2019, fueron anuladas por el Consejo Universitario de dicha Alma Máter, durante una reunión extraordinaria realizada esta mañana en dicho recinto.

Los estudiantes fueron sancionados en represalia porque denunciaron un presunto fraude electoral en las elecciones estudiantiles realizadas en noviembre de ese mismo año, por estudiantes miembros de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), el brazo represor del Frente Sandinista en las universidades.

Según estudiantes consultados, el rector Alberto Sediles Jaén convocó la mañana de este miércoles a un Consejo Universitario extraordinario y como único punto de agenda era dar respuestas a las apelaciones que los universitarios habían interpuesto ante la arbitrariedad de las sanciones.

«Los 43 estudiantes quedan sin sanciones y sólo se les hará un llamado de atención», dijo otra fuente.

Lea También: Sanciones a estudiantes de la Universidad Agraria deben ser anuladas, explica docente

Las sanciones aplicadas a los estudiantes

Las sanciones fueron dadas a conocer a los estudiantes el 11 de diciembre de 2019 mediante una carta que establecía que la decisión fue tomada en el Consejo Universitario, donde no fueron convocados los estudiantes afectados.

Las medidas consistían en la suspensión total de la beca a 31 estudiantes y les condicionaban el derecho de matricular los módulos o asignaturas en este  2020 y la expulsión de al menos 12 universitarios, entre ellos hay quienes ya están por terminar la carrera.

Además, les condicionaban la matricula, la cual dependía si se «observa una buena conducta», misma que es subjetiva, porque no específica a qué le llaman buena conducta.

Según la misiva, las autoridades académicas los sancionaron por “actos de indisciplina calificada como muy grave, ocurridos los días 26 y 27 de noviembre” de 2019, días en que los estudiantes opositores denunciaron las anomalías electorales.

Unos estudiantes refirieron que el Consejo Electoral de la UNA se encargó de apañar el fraude de la UNEN, que buscaba hacer ganar a la fórmula A ligada al orteguismo.

Para la docente con experiencia en procesos disciplinarios,  explicó a este diario que nunca se comprobó ninguna falta grave porque los universitarios son señalados de emitir falso testimonio y de agredir verbalmente a las autoridades, pero no se investigaron estos hechos.

Entre las ilegalidades en este proceso, está la violación al reglamento de disciplina estudiantil de la UNA, que manda en su artículo 19 a conformar una Comisión Central de Disciplina para conocer y aplicar sanciones en los casos de faltas muy grave. En este caso nunca se conformaron.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: