Obreros en huelga que construyen nuevo hospital de Chinandega, resienten falta de apoyo de sindicatos orteguistas

Nilo Salazar, presidente de la Federación de la Industria de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Nicaragua, lamenta falta de solidaridad y Roberto González de la Central Sandinista los manda a sentarse a dialogar.

Hospital de Chinandega

Los trabajadores no renuncian a la huelga pese a que fue declarada ilegal por el Mitrab. LAPRENSA/CORTESÍA

A casi dos semanas de estar en huelga por incumplimiento del convenio colectivo, los obreros que construyen el nuevo hospital de Chinandega reconocieron sentirse solos en la lucha porque el Ministerio del Trabajo (Mitrab) les declaró ilegal el paro y no ven a los sindicatos orteguistas apoyándolos. 

Nilo Salazar, presidente de la Federación de la Industria de Trabajadores de la Construcción y la Madera de Nicaragua, acusó de que la mayoría están replegados al régimen orteguista y callan ante los abusos de las empresas privadas con los trabajadores.

«Aquí la mayoría de los sindicalistas están en manos de la política de gobierno. Somos raros y contados los que estamos sosteniendo realmente la bandera de defensa de los trabajadores (…) necesitamos hablar del cumplimiento de un convenio colectivo, la legislación laboral y la seguridad social», reaccionó preguntarle si han sentido el respaldo de los sindicatos orteguistas, considerados fuertes en el pasado.    

CST se distancia y
los manda a conciliar  

LA PRENSA habló con Roberto González, secretario general de la Central Sandinista de Trabajadores (CST), sobre la huelga en la construcción del hospital de Chinandega y la crítica por no mostrar apoyo hacia quienes están en paro como presión por el cumplimiento del convenio colectivo y podrían ser despedidos al declararlo ilegal el Mitrab.

Su respuesta fue de un González conciliador. Aclaró que los trabajadores en huelga no son afiliados de la CST, sin embargo, aseguró que los respaldan y recomendó que ambas partes -empresa y obreros- lleguen a un acuerdo por la vía del diálogo.

«Creemos nosotros que en la búsqueda de solución a los conflictos.  Siempre recomendamos, se agoten los procedimientos establecidos por la ley y se agote el proceso de diálogo. Siempre hemos abogado por eso», manifestó González, quien aseguró que «no nos tiembla el pulso, somos solidarios con la lucha de los trabajadores sobre sus reclamos de sus derechos fundamentales».

La inversión para el nuevo hospital es de 99.8 millones de dólares y su construcción inició en 2018. Según el plan de trabajo, la infraestructura, de dos plantas y con capacidad para 400 camas, deberá estar concluida en 2021.

«Quiero hacer un llamado tanto a los trabajadores como la empresa que se depongan posiciones confrontativas y busquen la mesa del diálogo para rápidamente buscar como resolver esta situación porque hay una afectación a los trabajadores, a sus familias, pero también está de por medio un importante proyecto para la población, que es un hospital de referencia nacional», insistió el sindicalista.

La demanda de los trabajadores es por la falta de pago de viáticos, hospedaje y transporte, según los obreros en huelga establecidos en el convenio colectivo que firmaron con la empresa D´ Guerrero Ingenieros.

El miércoles 12 de febrero este medio de comunicación escribió correo electrónico a la asistente de Mario Zelaya, gerente general de la empresa, para solicitar una entrevista o una explicación, pero no ha habido respuesta a la comunicación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: