Irtramma y las cooperativas de taxis venían asediando a las empresas que ofrecen servicio de transporte por aplicaciones

Por la queja de mal estado de las unidades de taxi convencional, maltrato a los pasajeros e inseguridad, es que han surgido estas iniciativas privadas. Propietarios analizan medidas dictadas por ente regulador

Luego de que el Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) arremetió este 13 de febrero contra las plataformas que ofrecen el servicio de taxi privado en la capital por medio de aplicaciones, alegando que son inseguras, las empresas dueñas de estas iniciativas han estado en reuniones a lo interno para analizar lo ocurrido y tomar decisiones determinantes.

LA PRENSA ha conocido también que antes de hacerse pública la postura del Irtramma, cuya dirección está en Amaru Ramírez, este instituto ya había contactado a algunas de estas empresas de aplicaciones digitales para notificar que no podían continuar ofreciendo el servicio de taxi privado. La única manera era convertirse en taxi convencional, lo que mataría la oferta de servicio alternativo que era su atractivo. Las críticas al sector selectivo convencional son el mal estado de las unidades y el mal trato al usuario.

A esto se le suma que en lo que va del 2020 se ha conocido que cuatro mujeres han sido víctimas de robo o agresiones sexuales en las unidades.  En todas, el autor ha sido el cadete de taxi convencional, demostrando la debilidad que existe en las cooperativas y en la supervisión del Irtramma para elegir al conductor.

Matan la oferta

Precisamente por la queja de mal estado de las unidades de taxi, maltrato a los pasajeros e inseguridad, es que han surgido estas iniciativas privadas, que en la actualidad funcionan al menos tres.

Lea: ¿Qué detrás de otorgarle al Irtramma el control de 550 millones de córdobas del subsidio al transporte colectivo?

A inicios de 2017, el gerente general de Uber para Centroamérica, Humberto Pacheco, visitó Nicaragua y se reunió con representantes del sector privado y funcionarios del gobierno. Solo eso ocurrió, sin embargo, una semana después los dirigentes del sector selectivo aseguraron que el Irtramma les informó que se descartaba dejar entrar esta iniciativa, pero que se debía mejorar el servicio de taxi. A la fecha lo único cumplido fue cerrarle las puertas a Uber, pero no cambió en nada el servicio del sector selectivo.

En Managua la flota de taxis es de 11,500 unidades. Estas se dividen en dos turnos y la noche que es libre para que trabaje el cadete que quiera.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: