Francotirador de Policía que participó en protestas es acusado por narcotráfico. Sus familiares aseguran que son represalias del régimen

Entrevistas al ex agente son constantes en su única petición: "Quieren que admita hechos por narcotráfico y se arregle el asunto", dice abogado del policía.

Policía presenta a Fanor Romero y Sergio Meléndez en Plaza El Sol a medios oficialistas. Foto tomada del 19 Digital.

El exoficial de brigada especial  y exjefe de la tercera sección del departamento de tácticas y armas policiales de instrucción de rescate de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, DOEP,  Fanor Alejandro Ramos, reconocido por su especialidad de francotirador y ahora preso político, permanece bajo amenaza en las celdas del Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro, denunció su abogado Samuel Chavarría.

Según el abogado, a su representado lo sacan casi todos los días y le advierten que admita los hechos por narcotráfico para cerrar de una vez el caso, pero Ramos se resiste porque no aceptará algo que no ha hecho y solo tratan de involucrarlo por su participación pacífica en las protestas ciudadanas, dijo Chavarría.

Según el abogado, a Ramos lo quisieron reclutar para andar de parapolicía, para las protestas del 2018, pero él se negó y prefirió exiliarse en Costa Rica con su familia y cuando regresó lo involucraron en este caso.

Fanor Ramos fue acusado junto a Sergio Meléndez Aguilar, de 59 años, de almacenamiento de droga, porque en una casa donde estaba Meléndez en los Cedros, la policía incautó 368 kilos de cocaína. «Fanor fue capturado en la vía pública, cuando conducía su camioneta, no estaba en la casa de Sergio Meléndez, ni tiene nada que ver con los hechos. A él no le encontraron droga ni armas y lo incluyeron en el caso», agregó su abogado.

Vacíos en la acusación

Según acusación del Ministerio Público, la policía antinarcótico venía dando seguimiento a una agrupación llamada «Los Cedros», dedicada al narcotráfico y liderada por mexicanos y colombianos y que los acusados supuestamente eran encargados de traslado y custodia de la droga, pero no ofrece detalles del seguimiento.

«Dicen que los encargados del traslado de la droga son Henry Noel Loásiga Urbina y Álvaro Miguel Ramírez Martínez, los tienen identificados, pero no los acusan. Meten al caso una droga abandonada en un camión con placa y todo, y no aparece el dueño de ese camión», criticó el abogado de las muchas irregularidades de la investigación de la Policía y la acusación del Ministerio Público.

La audiencia inicial estaba programada para el 10 de enero y desde entonces se ha venido posponiendo. La primera reprogramación la pidió el Ministerio Público y la segunda la defensa, porque otra particularidad del caso es que cuando hay citación de audiencia llegan muchos abogados a ofrecer la defensa oficiosamente.

«Han llegado hasta pedir cambio de defensa sin que Ramos o su esposa lo pidan y llegan con el cuento que el acusado admitirá hechos. Llegan por ofrecimiento de supuestos coroneles que conocen a Ramos, pero no entran en detalles. En audiencia mi representado sostiene que yo lo defenderé y ya, pero es curioso», dijo Chavarría.

Hechos por los que acusan al policía

Los hechos acusados ocurrieron el pasado 19 de diciembre de 2019, a las 6:00 de la tarde, en el kilómetro 45, carretera Vieja a León, cuando policías ubicaron en la comarca El Tránsito, León, un camión marca HINO, color blanco, placa M 011 553, en abandono, encontrando en su interior siete sacos que contenían 268 paquetes envueltos con cinta adhesiva que contenían en su interior polvo blanco, que tras la prueba de campo resultó positivo de cocaína, con un peso de 306 kilos.

Como resultado de las investigaciones, la Policía Nacional realizó allanamiento en la finca ubicada en el kilómetro 34 carretera vieja a León, comarca Los Cedros en Managua, donde se ocuparon 304 paquetes envueltos en cinta adhesiva conteniendo en su interior polvo blanco, que tras la prueba criminalística resultó positivo de cocaína con un peso de 368 kilos.

También fue allanada la casa A-12 ubicada en el reparto Mirador de la Sábana en Sábana Grande en Managua, donde supuestamente se capturara a los acusados incautando 6 sacos, conteniendo 242 paquetes rectangulares y en prueba de campo aplicada resultó positivo a cocaína con un peso de 276 kilos.

A Sergio Meléndez se le ocupó dos pistolas, una camioneta Toyota, color blanco, Placa M 275 599, y 10,142 dólares, mientras al exoficial le quitaron su camioneta Suzuki color plateada, Placa M 238 742. A Meléndez lo acusan también de portación ilegal de arma de fuego.

El caso se ventila en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, ante el juez Abelardo Alvir Ramos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: