Nicaragua queda a un paso del triunfo ante un Cuba del tamaño de un bonsái

Nicaragua perdía un juego ante un equipo cubano estéril, de esos que no asustan y vienen con un nivel "Pomares" o pequeños como un bonsái. No obstante, en la última escena no solo empató el desafío (3-3)...

Iván Marín jugó como titular en el campo corto. LAPRENSA/OSCAR NAVARRETE

Nicaragua perdía un juego ante un equipo cubano estéril, de esos que no asustan y vienen con un nivel «Pomares» o pequeños como un bonsái. No obstante, en la última escena no solo empató el desafío (3-3), se quedó a un paso del triunfo, finalizando igualado al atrapar a Rafael Estrada rumbo al plato. Ya Cuba no asusta con el uniforme, tendidos en el campo la tropa pinolera se descongela. Los jugadores crecieron escuchando las anécdotas de aquellos trabucos, pero son nostalgias nada más. Ni Pacheco ni Kindelán…

Se empezó perdiendo 2-0.Un primer episodio fatídico para Nicaragua. Los errores envolvieron al equipo en un bucle que parecía sin fin. Con dos outs, Jorge Bucardo se  enderezaba después de la base por bolas a César Prieto, quien luego fuera puesto out en intento de robo. Posteriormente, llegó el infield hit de Raico Santos. Bucardo ponchó a Jeferson Delgado y en un elevado sobre la segunda base, Marvin Martínez no le dio el seguimiento adecuado. Después llegó el caos. Golpe a Yasiel Santoya y error de Ofilio Castro con las bases llenas produjo las primeras dos anotaciones. Bucardo aún pudo salir del hoyo ponchando a Andy Cosme.

En el inicio del tercer episodio Jorge Bucardo no pudo más. Ese comienzo dubitativo fue creciendo hasta convertirse en su propio enemigo. No era su noche. Tres imparables consecutivos le estallaron el brazo. La píldora era vista por los cubanos como una toronja. Junior Téllez llegó a la loma con bases llenas y un out. Dominó a Andy Cosme para doble play y respiro profundo de Benard. Parecía que Cuba decía adiós a la pizarra y saltaba al infinito.

Te puede interesar: Manchester City suspendido dos años de la Champions y multado con 30 millones de euros

En el quinto episodio Nicaragua volvió a estar contra la pared. Tras el doble de Jeferson Delgado y golpe a Javier Camero, Téllez salió de la tumba dominando en doble play al peligroso Erisbel Arruebarrena. Creció la inspiración de la tropa nicaragüense y en el cierre Luis Alen le giró el cuello a Yoenni Yera con un cuadrangular por el jardín izquierdo.  Sandy Bermúdez continuó la fiesta con imparable, pero no pasó de segunda base. Después del sacrificio de Norlando Valle, ni Iván Marín ni Marvin Martínez fueron capaces de empujarlo.

Un episodio más tarde con Miguel Lahera en la colina, los héroes inesperados de la tropa nacional reaccionaron.  Más allá del siempre efectivo Ofilio Castro, apareció Emanuel Meza respondiendo y Winston Dávila dando el batazo clave, partiendo el diamante para impulsar a Castro y empatar 2-2 el duelo. En el octavo el pitcheo nacional se metía en su propio laberinto de descontrol. Jesús Garrido entró nervioso y descontrolado. Dos golpes, uno de ellos a Cosme, quien impulsó de esa manera la tercera rayita para los cubanos. Wilmer Bucardo acabó con el suicidio. Sin Cuba hacer nada, estábamos en cuidados intensivo. Un roletazo para doble play volvió a amargarles el rostro a los isleños.

Nunca se sintió que el partido estaba perdido. Este Cuba es del tamaño de una hormiga. La tropa de Benard daba la impresión de tener la capacidad de golpearlos en cualquier momento. En el último acto Benjamín Alegría ligó doble, error en tiro de Arruebarrena sobre roletazo de Omar Obregón, otro error en tiro de Arruebarrena tras un roletazo para doble matanza de Williams Vásquez. Aquí estuvo la llave del triunfo. Ya Benard había utilizado a todos los jugadores. No quedaba nadie más que Rafael Estrada, quien entró por Vásquez, lesionado tras chocar con la primera base. Imparable de Castro haciendo olvidar su error del primer episodio volvía a empatar el duelo. Y Jilton Calderón, con dos outs, daba el imparable para dejar tendidos a los Cocodrilos de Matanza, ahogados y sin oxígeno. Estrada corrió en cámara lenta y a un paso del home fue puesto out.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: