Disnorte-Dissur controlará a quienes usen paneles solares. Esto dice la Normativa de Generación Distribuida

Los hogares, edificios, pymes, industrias o comercios que quieran generar su propia energía y estar conectados a la red de distribución deberán pagar un estudio de factibilidad

El costo de la energía es un dolor de cabeza para todos los nicaragüenses, que en más de una ocasión han pensado en la opción de poner paneles solares para reducir gastos, un proceso que comenzará a ser regulado por la empresa distribuidora de energía Disnorte-Dissur a través de la Normativa de Generación Distribuida Renovable para Autoconsumo y su Anexo Técnico. Dicha normativa en vez de agilizar el proceso será una traba, dicen expertos.

Patricia Rodríguez, consultora sobre temas de energía, manifestó que el Anexo es demasiado técnico y no tiene nada a favor del cliente, solo de la empresa distribuidora.

“El Anexo es sumamente técnico y no tiene nada a favor de quien instale este tipo de sistema, porque establece los estudios que tiene que hacer el dueño del sistema y son gastos adicionales. El otro punto que tiene el Anexo es la fórmula para pagar; es decir por conectarte a la red y tener la red disponible vas a tener que pagar, porque vas a generar tu energía para tu consumo, pero no podés dejar de ser cliente de la distribuidora”, dijo Rodríguez.

Lea también: Crecen las quejas contra Disnorte- Dissur por alteraciones de facturas eléctricas. Indec admite que pocos consiguen respuestas favorables

Una persona podría independizarse de la distribuidora de energía si invierte en todo un sistema fotovoltaico completo con baterías, que le permita almacenar la energía que no se usa en el día para usarla en la noche, pero un sistema con batería es sumamente caro.

“Para mí esta normativa no promueve absolutamente nada, solo te exige una serie de requisitos exagerados, solo es gastos para poder instalar un sistema como este, es un trámite burocrático y de costo alto porque están pidiendo una serie de cosas que el generador distribuido va a tener que pagar”, agregó Rodríguez.

Lea además: INE, ¿dónde está el alivio del petróleo y los combustibles?, ¿por qué no baja la tarifa eléctrica de los nicaragüenses?

Las conexiones de energía renovable para autoconsumo en Nicaragua no eran normadas, pues aunque en diciembre del 2017 se aprobó la Normativa de Generación Distribuida fue hasta este 13 de febrero del 2020 que se publicó el Anexo Técnico en el Diario Oficial La Gaceta, es decir que ahora las nuevas instalaciones para autoconsumo de energía tendrán que hacer uso de esta nueva reglamentación.

Contra el consumidor

La normativa establece que los hogares, edificios, pymes, industria o comercios u otros, que quieran generar su propia energía y estar conectados a la red de distribución deberán pagar un estudio de factibilidad, cumplir con los requerimientos técnicos y además de hacer la inversión en todo el sistema fotovoltaico y de distribución.

Max Lacayo, presidente de la Asociación de Renovables de Nicaragua, sostuvo que definitivamente esto viene a incrementar los costos de quienes quieran generar su energía.

Puede interesarle:Energía solar en “pañales” por falta de financiamiento y vacíos de ley

“Recordá que la Normativa fue negociada entre el sector privado y el Gobierno en el 2017, antes de la crisis; sí vemos que la normativa está cargada de requerimientos técnicos, sobre todo para los sistemas pequeños, definitivamente va a incrementar los costos para poder conectarte como un generador distribuido, por ejemplo un medidor bidireccional tiene un costo de entre 700 y nueve mil dólares, dependiendo si sos un proyecto de media o baja tensión, incluye posiblemente otras inversiones como puede ser estudio de impacto a la red, entonces se vuelve más costoso, pero con los costos de electricidad que tenemos en Nicaragua vale la pena la inversión”, dijo Lacayo.

Anexo Técnico es posible que sea un obstáculo

De igual forma el economista Javier Mejía, coordinador del área de recursos naturales del Centro Humboldt, manifestó que este sistema se vuelve una alternativa confiable, pero es posible que con el Anexo Técnico, por todos los requerimientos se vuelva un obstáculo.

“Es importante mencionar que cualquier generador distribuido que no cumpla con los requisitos, no se le permitirá conectarse ya que la empresa distribuidora no va a permitir afectaciones a su red. Por lo tanto, se recomienda no hacer inversiones previas a tener un asesoramiento técnico”, señala Mejía.

Expresó que la Normativa y su Anexo de generación distribuida era necesaria, puesto que la tecnología avanza más rápido que las normas, de manera que aunque ya se generaba energía para autoconsumo, se castigaba la sobreproducción.

“Si se fugaba energía a la red, ese excedente se le cobraba al usuario como consumo”, explicó.

En toda Centroamérica hay normas o leyes que regulan la generación distribuida, el último país que se ha sumado a este proceso es Nicaragua, por una recomendación de los organismos multilaterales.

A través de sus nuevas políticas el Gobierno de Nicaragua quiere incrementar la cuota de generación de energía basada en energías renovables aproximadamente del 51 por ciento al 64 por ciento en el año 2023 y al 73 por ciento en el año 2030.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: