Exportaciones de mariscos y pescados de Nicaragua pasan un mal momento. El coronavirus entre las posibles razones

El Cetrex indica que la langosta generó 4.70 millones de dólares de ingresos en enero de este año, 1.23 millones de dólares menos que el año pasado. En cuanto a volumen, se envió 119 toneladas, 70 toneladas menos que el año pasado.

Las exportaciones de mariscos y pescados en Nicaragua cayeron en valor 19.49 por ciento en el primer mes del año, al registrar en ingresos 16.68 millones de dólares, inferior a los 20.72 millones en el mismo periodo el año pasado, según preliminares del Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex).

Esto representa un golpe económico, tomando en cuenta que en enero del 2019, con excepción de los pescados, los envíos de langostas, camarón y otros productos estaban en crecimiento con relación al 2018, tanto en ingresos como en volúmenes.

Para el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), Guillermo Jacoby, esta caída se debe en parte a los efectos del coronavirus  que está golpeando principalmente a China y que se ha extendido hasta Taiwán, un importante comprador de productos del mar nicaragüense.

“El problema es que los barcos no quieren ir a China porque tienen temor de contaminar a sus tripulantes con el coronavirus,  inclusive se espera que va haber una baja de precios de los mariscos por la misma situación”, sostuvo Jacoby.

De hecho las estadísticas del Cetrex indican que Nicaragua las exportaciones de estos productos hacia Taiwán han caído significativamente. La isla tiene registrado ya un primer fallecido por el virus y  20 casos confirmados. En tanto,  China Popular, epicentro de la epidemia, hasta el domingo tenía 1,665 muertes y  68,500 personas infectadas, según informaron medios de  comunicación internacionales.

LA PRENSA intentó conocer la versión del presidente de la Cámara de la Pesca Nicaragüense (Capenic), Armando Segura, pero hasta el cierre de la edición de ayer no fue posible contactarlo vía telefónica.

Lea además: Si los ingresos por exportaciones en enero crecieron 14 %, ¿por qué los exportadores afirman que están ganando poco? Esto dice APEN

Todos los productos bajaron sus envíos e ingresos. Por ejemplo el camarón de cultivo, el séptimo producto de exportación de Nicaragua, generó 7.64 millones de dólares  frente a los 8.90 millones del 2019 en el periodo de referencia. Esta caída en los ingresos se originó por menor envío de productos. Entre el 1 y 31 de enero de este año se exportó 1,394 toneladas de camarón, mientras que el año pasado se vendió 1,733 toneladas.

Pero además hay que destacar que el camarón de cultivo no pudo aprovechar el alza de precio. En enero  por kilogramo los mercados internacionales pagaron 5.5 dólares, superior a los 5.1 dólares por kilogramo en igual periodo del año pasado.

El año pasado se exportó 15,043 toneladas de camarón, lo que dejó al país 80.6 millones de dólares, 11.25 millones de dólares menos que entre enero y diciembre del 2018.

Lea también: Mal año para productos marinos

Langosta y pescados

Lo mismo sucedió con la langosta, el Cetrex indica que este producto generó en el primer mes del año 4.70 millones de dólares de ingresos, 1.23 millones de dólares menos que el año pasado. En cuanto a volumen, se envió en el periodo de referencia 119 toneladas, 70 toneladas menos que el año pasado.

El precio por kilogramo exportado de langosta en enero fue de 39.4 dólares, y el año pasado ascendió a 31.3 dólares, es decir que subió un 25.8 por ciento.

En el caso de la exportación de pescado el panorama es similar, hay caída en valor y volumen, este producto generó 1.79 millones de dólares, mientras que en el 2019 fueron 2.59 millones, lo que equivale a una contracción del 30 por ciento.

En otros productos del mar que se enviaron al exterior, estos produjeron en divisas 2.55 millones de dólares, un 22 por ciento menos que el año pasado y en volumen se envió 140 toneladas.

Puede interesarle: Bajos precios dañan las exportaciones en Nicaragua

El gigante del norte compra menos

En la situación que afronta este sector también incide una reducción en la demanda de productos por parte Estados Unidos tiene peso.  En enero el gigante del norte  compró 67 toneladas de langostas, cuando en el mismo mes el año pasado había comprado 85 toneladas. Solo se generó en ingresos 2.8 millones de dólares.

Asimismo, hacia ese mercado se dejó de enviar 150 toneladas de pescado y se facturó  1.4 millones de dólares frente a los 2.3 millones que se percibió en enero del 2019.

El sector también se ha visto afectado por los vientos, que han provocado que los animales se vayan más al fondo del mar, lo que impide que los pescadores salgan a faenar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: