Dictadura se inventa Día de las Artes Populares en su campaña contra la memoria de la masacre en Masaya

La vicepresidenta designada Rosario Murillo informó que por decisión del dictador Daniel Ortega, la Asamblea Nacional aprobará un decreto para declarar el 26 de febrero como el Día Nacional de las Artes y la Cultura Popular, en honor a Masaya y particularmente, Monimbó

Masaya, Monimbó, artes populares, masacre, Nicaragua

Masaya Nicaragua Monimbó ha sido símbolo de la resistencia contra la dictadura Ortega y Murillo LA PRENSA/ ARCHIVO

La vicepresidenta designada Rosario Murillo informó que por decisión del dictador Daniel Ortega, la Asamblea Nacional aprobará un decreto para declarar el 26 de febrero como el Día Nacional de las Artes y la Cultura Popular, siendo parte de la campaña de la dictadura de presentar a Nicaragua como un país «en normalidad» y contrarrestar la exigencia de justicia por los  crímenes cometidos por las fuerzas policías y parapoliciales desde abril del 2018. Para el excarcelado político de Masaya  y activista de las artes populares, Yubrank Suazo, «es una burla» el anuncio del régimen orteguista de decretar el 26 de febrero Día Nacional de las Artes y la Cultura Popular en honor al pueblo indígena Monimbó, en Masaya.

La escalada de la violenta represión contra los masayas, y en especial contra el pueblo de Monimbó, otrora zona simpatizante del régimen, dejó 35 muertos durante los meses más duros de las protestas, cuando fueron atacados a sangre y fuego por la Policía Orteguista (PO) y parapolicías, según los informes de organismos de derechos humanos nacionales e internacionales.

La revolucion cívica, en imágenes en el barrio heroico de Monimbo Masaya desde el 18 de abril hasta julio del 2018. Managua 11 Julio del 2018. Foto Manuel Esquivel / Archivo/ LA PRENSA

Lea Además: Informe del GIEI recoge los detalles de la masacre perpetrada por la Policía Orteguista en Masaya

El barrio Monimbó ha sido uno de los bastiones de resistencia de los nicaragüenses contra el régimen de Daniel Ortega y Murillo, que demuestra su desprecio a los dictadores al no participar la mayoría de sus habitantes en actos promovidos por el partido sandinista, la Alcaldía de Masaya y los ministerios públicos.

«Vamos a estar también recibiendo la propuesta de Decreto de la Asamblea Nacional, y será una manera de honrar a esa heroica y espejo (de) todas las formas de arte y cultura popular, heroica comunidad de Monimbó», dijo Murillo en su intervención diaria a la 1:00 de la tarde en los medios oficialistas.

La esposa del dictador Ortega no explicó los argumentos legales e históricos que sustenten que por decreto se cree otro día nacional en Nicaragua. Según lo expresado por Murillo, el decretar el 26 de febrero como Día Nacional de las Artes y Cultura Popular forma parte de los actos partidarios en los que «honramos a (Augusto) Sandino», y «en honor a Monimbó, heroico y victorioso».

Lea También: Alianza Cívica incorpora nuevos miembros a la organización

Dictadura busca congraciarse con Masaya, y especialmente con Monimbó

Decretar un día especial en honor a Monimbó, para el líder opositor Yubrank Suazo, es otro de los intentos fallidos de la pareja de dictadores por congraciarse con los habitantes de Masaya para que olviden la masacre perpetrada por su régimen.

«Es completamente una burla para el artesano que trabaja a diario y que busca la manera de subsistir, cuando verdaderamente se cierran los espacios y no se permite una libertad ni siquiera en el mismo quehacer diario de las familias de Monimbó», valoró Suazo.

El régimen y sus diputados en la Asamblea Nacional aprobaron el año pasado una Ley de Amnistía que los familiares de los al menos 328 nicaragüenses asesinados, como para las familias de los presos políticos y los protestantes excarcelados y la oposición, denunciaron como una autoamnistía a los responsables de la masacre en el país.

Suazo, quien es parte de la opositora Alianza Cívica, recordó que  Masaya tiene «demasiados reconocimientos» nacionales e internacionales, como por ejemplo ser Patrimonio Cultural de la Nación y la capital del Folklore Nicaragüense, por lo que sus ciudadanos no encontrarían un valor adicional a que por decreto, se le designe otro reconocimiento, en particular a Monimbó, cuando se les mantiene sometido al asedio, amenazas y coartadas las libertades.

Lea Además: Régimen orteguista anuncia festival con el que pretende reemplazar el Festival Internacional de Poesía

«Un título más que va en simples palabras creo que más bien abre más y reabre el dolor que ha sido infringido al pueblo de Monimbó, de Masaya, después del 18 de abril» del 2018, afirmó Suazo.

Que el régimen Ortega y Murillo pretenda con esas acciones festivas «comprar la conciencia» de los masayas, según Suazo, es «una burla para las más de treinta familias que aún lloran a sus muertos, y que no van a tener paz y tranquilidad mientras no se juzgue a los asesinos».

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: