Managua, el departamento que más sufre por la reducción en el subsidio eléctrico. Estos son los datos del INE

Marvin Pomares, presidente del Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (Indec) manifestó que desde la crisis se ha observado que las familias han hecho un esfuerzo por reducir su consumo de energía para evitar perder la subvención estatal, sobre todo en momentos en que la tarifa ha subido cerca del 20 por ciento.

Managua resultó ser el departamento más afectado por el tercer recorte en el subsidio eléctrico domiciliar. Datos del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) confirman que el departamento de Managua tiene el mayor número de beneficiarios con esta subvención, donde siete de cada diez usuarios son alcanzados por este subsidio estatal,  lo que refleja el enorme impacto que tendrá en la economía de los hogares el ajuste impulsado por el Gobierno para cumplir un compromiso que adquirió con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en 2017.

Datos del INE indican que en los nueve municipios que conforman Managua la distribuidora Disnorte-Dissur tiene 368,255 clientes, de los cuales 246,378  fueron subsidiados hasta diciembre del 2019, lo que equivale al 67 por ciento del total.

Desde este 1 de enero de este año los usuarios del sector eléctrico domiciliar, que reciben subsidio, vieron una reducción en ese alivio estatal que ahora se ubica en el rango de entre el 35 y 25 por ciento, de manera que en febrero, que recoge el consumo de enero, el usuario pagó  entre el 65 y 75 por ciento de la factura, cuando hasta el 2017 solo sufragaba el 48 por ciento.

La factura de Managua por el consumo de energía solo en diciembre ascendió a 1,012.84 millones de córdobas, y del monto total se subsidió 70.57 millones de córdobas.

Lea además: Entra en vigencia el tercer recorte del subsidio eléctrico para los que consumen 150 kilovatios mensuales. Así se verá reflejado en tu factura

Los municipios de Managua con más familias subsidiadas son: San Francisco Libre con un 85 por ciento de beneficiados del total de sus usuarios; Villa Carlos Fonseca con 84 por ciento; San Rafael del Sur con un 83 por ciento; Tipitapa con un 79 por ciento y la capital Managua recibe un subsidio de un 63 por ciento del total de usuarios de la ciudad.

El concejal liberal Carlos Bonilla manifestó que cada mes muchas familias salen de la cobertura del subsidio eléctrico, porque no  logran cumplir con los 150 kilovatios por mes o cinco kilovatios por día, y esto sucede en momentos en que en el hogar uno o dos miembros han perdido su empleo como consecuencia de la crisis política.

“Además que el subsidio ha disminuido, muchas personas lo están perdiendo y de pagar 300 córdobas al mes ahora pagan más de 1,200 córdobas, y recordemos que con la crisis muchas personas han quedado en el desempleo y se les hace más difícil cumplir con sus obligaciones y la situación va empeorar en marzo y abril, porque son los meses que más se consume energía”, dijo Bonilla.

Lea también: Régimen de Ortega aplicó en 2019 un tarifazo eléctrico de casi el 20% y en enero 2020 asoma otro golpe a los hogares

Inversión en el subsidio

Desde que inició la crisis sociopolítica hasta agosto de este año, el Estado de Nicaragua ha destinado 91.7 millones de dólares para subsidiar la tarifa eléctrica a quienes consumen entre 0 y 150 kilovatios hora al mes.

En abril del 2018 el número de beneficiados ascendía a 833,893 usuarios, 16 meses después, en agosto del año pasado (la última cifra actualizada) habían 870,493  clientes, que entraron a la sombrilla del subsidio.

Marvin Pomares, presidente del Instituto Nacional de Defensa al Consumidor (Indec) manifestó que desde la crisis se ha observado que las familias han hecho un esfuerzo por reducir su consumo de energía para evitar perder la subvención estatal, sobre todo en momentos en que la tarifa ha subido cerca del 20 por ciento.

Puede interesarle: ¿Querés pagar menos en tus recibos de luz? Estas 12 recomendaciones te van a ayudar

“Qué nos dice la gente, estamos apagando las luces temprano, hemos reducido las horas que vemos televisión, porque la gente esta consciente que si se salen del subsidio van a pagar el doble, y con la situación actual no están en condiciones de pagar”, dijo Pomares.

El alto costo de la energía golpea a la mayoría de nicaragüenses, que además deben lidiar con otras alzas, como la canasta básica y los combustibles. Solo el año pasado la tarifa de energía subió  19.3 por ciento.

En el 2005 con la administración de Enrique Bolaños, se comenzó aplicar este beneficio social en Nicaragua, para entonces habían 436,408 hogares con esta asistencia, es decir que en 14 años el número de beneficiados ha incrementado un 99.4 por ciento.

No obstante hay que tomar en cuenta que hasta el 2017, toda familia que consumía hasta 150 kilovatios recibía un descuento del 53 por ciento, y pagaba el restante, sin embargo a inicios del 2018 fue modificada la Ley 272, Ley de la Industria Eléctrica y cada año se va reduciendo el porcentaje del subsidio, de tal manera que hasta el 2021, lo que consumen de 0 a 50 kilovatios mantendrán un descuento del 50 por ciento; de 51-100 kilovatios un 45 por ciento; y de 101 a 150 se reducirá a un 25 por ciento.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: