Trasladan a Bilwi a niña indígena, mientras oficiales de la PO investigan en la comunidad miskita

Menor tiene dificultades para tragar, para hablar, y está inflamada, por lo que requiere una mejor atención. Fue internada en el hospital de Puerto Cabezas.

La adolescente miskitu que recibió un impacto de bala en medio de la mandíbula fue dada de alta. LAPRENSA/CORTESÍA

Diajaira Lacayo Wislow, de 15 años, quien este domingo resultó con una herida de arma de fuego en medio de la mandíbula, en la comunidad Santa Clara, territorio Wangki Twi Tasba Raya, en Waspam, tiene dificultades para tragar, para hablar, y está inflamada, por lo que fue trasladada al hospital de Bilwi, Puerto Cabezas, aseguró Lottie Cunningham, presidenta del Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan).

El estado de salud, de forma general, de la menor es estable, sin embargo, necesita asistencia especializada. La adolescente resultó herida al final de la tarde de este domingo, cuando colonos dispararon contra comunitarios que se estaban bañando en el río cercano a la comunidad, que goza de medidas provisionales por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

Cunningham aseguró que las autoridades también estaban valorando, esta mañana, la posibilidad de trasladarla a Managua, pero no tiene confirmación si la traerán a la capital.

Asimismo, dijo que este lunes se interpuso la denuncia para que se investigaran los hechos de violencia. Este martes, efectivos de la Policía Orteguista (PO) de Waspam llegaron a la comunidad y están investigando. Cabe mencionar que después de dos días del ataque, la Policía no se ha pronunciado sobre la situación que atraviesa Santa Clara, ni tampoco sobre el impacto de bala que recibió la menor.

En cuanto al estado de la comunidad, permanecen en zozobra ante la amenaza de colonos, que prácticamente rodean a los comunitarios, y los intimidan para quedarse con sus tierras. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) además de condenar la violencia en los pueblos indígenas informó que los niños, mujeres y ancianos estaban resguardados en la iglesia del pueblo.

Cunningham explica que resguardarse en la iglesia es parte de las medidas de protección que implementan los comunitarios ante la situación de riesgo que atraviesan. Cejudhcan ha documentado entre 2011 y 2018 un total de 34 comunitarios asesinados, 44 lesionados, 25 secuestrados y 4 desaparecidos, como parte del conflicto de invasión de tierras en comunidades indígenas.

Lea además:  ¿Por qué son tan frecuentes las matanzas de indígenas en Nicaragua (como la de Bosawas)? Estas son las deudas de Ortega con los pueblos del Caribe

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: