Se exilia Gerson Snayder Suazo, dirigente estudiantil de Chichigalpa perseguido por protestar en la UCA

Gerson Suazo, excarcelado y líder estudiantil originario de Chichigalpa, dice que se vio obligado a exiliarse porque había una orden de captura en su contra y no quiere pagar por delitos que no cometió.

Gerson Suazo, líder estudiantil de Chichigalpa. LA PRENSA/ARCHIVO

Gerson Snayder Suazo, uno de los jóvenes que estaba siendo buscado por la Policía Orteguista (PO) por su participación en las protestas estudiantiles en la Universidad Centroamericana (UCA), se exilió en Costa Rica por la persecución y el asedio que vivía en el país.

«Me exilié en contra de mi voluntad, pero me vi en la obligación porque giraron la orden de captura. Por eso fue que me exilié, porque no iba a dejar a agarrarme y pagar delitos que no cometí por lo que pasó en la UCA», confirmó a LA PRENSA.

El pasado tres de febrero, en la manifestación realizada en la UCA, Suazo fue uno de los jóvenes que le reclamó a un trabajador del régimen de Ortega que llegó a grabarlos. Un día después, los simpatizantes del régimen orteguista y periodistas de la propaganda de la dictadura circularon afiches con el rostro de Suazo y otros jóvenes, con la inscripción «Se Busca».

Suazo estuvo preso entre el 28 de octubre de 2018 hasta el cinco de abril del 2019, por participar en las protestas contra Ortega en Chichigalpa.

El pasado nueve de febrero se conoció que había una orden de captura contra Suazo y dos estudiantes universitarios más, acusados de supuesto robo agravado en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua. De estos tres jóvenes, quien fue capturado el también excarcelado político Kevin Solís, a quien el juez orteguista Celso Urbina, le dictó prisión preventiva.

Desde abril de 2018, el régimen de Ortega detiene, agrede y encarcela a quienes se manifiesten en su contra. En 2018, los presos políticos sumaron más de 700 personas, las que fueron excarceladas gradualmente en 2019, a través de una cuestionada Ley de Amnistía, aprobada por el mismo orteguismo presiones de la comunidad internacional. Sin embargo, los excarcelados son asediados por la Policía Orteguista (PO) y alguno de ellos son detenidos de nuevo.

Entre 70 mil y 80 mil nicaragüenses se han exiliado en Costa Rica por ser víctimas de represión orteguistas, según cifras de organismos de derechos humanos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: