De pescador, atleta y remero a ser el primer abridor de la Selección Nacional en el Premundial Sub-23

Cuando solicito la entrevista, a pesar de quitarle comodidad, accede a conversar. Cuenta sus orígenes con orgullo, salido de las isletas de Granada, en medio de la pobreza, reitera que fue pescador, constructor, competidor en atletismo, remero y ahora jugador de beisbol

Noel Jarquín (20 años) tendrá la responsabilidad de encaminar a Nicaragua a su primer triunfo ante Perú en el inicio del Premundial de Beisbol Sub-23 este viernes en Managua. “Cuando Sandor Guido me dijo que sería el abridor contra Perú no me lo creía”, cuenta Jarquín.

Noel Jarquín está acostado en su cama en el albergue del Instituto Nicaragüense de Deportes (IND). Descansa boca abajo. Las camas son de dos plantas y él está en un segundo piso. Es un muchacho callado, parece estar concentrándose o simplemente toma una siesta tras el entrenamiento de la mañana. Mientras Jesús López bromea con Omar Mendoza y Dilmer Mejía se une a la conversación. Hay diferentes grupos con el mismo fin: quitarse la presión de encima a través de la risa. Sin embargo, Jarquín sigue descansando. Cuando solicito la entrevista, a pesar de quitarle comodidad, accede a conversar. Cuenta sus orígenes con orgullo, salido de las isletas de Granada, en medio de la pobreza, reitera que fue pescador, constructor, competidor en atletismo, remero y ahora jugador de beisbol.

Te puede interesar: Román González, el peso pequeño con más dinero de la historia: ganará más que el campeón de la AMB y acumula más de tres millones de dólares en su carrera

Lo de Jarquín es la evidencia de un muchacho que no ha recibido nada en la palma de su mano, ha labrado su vida, cultivado su futuro y desviado su destino traído de marca de nacimiento. “Cuando Sandor Guido me dijo que sería el abridor contra Perú no me lo creía”, cuenta Jarquín. Aunque realmente no se esperaba nada de lo que le sucede en el beisbol. “Nunca pensé jugar en Granada, haber hecho primero una Selección Nacional Sub-18 y luego ir a un Mundial en Canadá. Me están pasando muchas cosas bonitas”, confiesa. Su lugar en la Selección Nacional Sub-23 era una incógnita, convenció al cuerpo técnico en su labor sin carreras ante los cubanos. “Yo digo, seguro me usarán como relevo o abriré ante equipos como El Salvador, pero tener la responsabilidad del primer desafío me causa motivación de dar más allá de mis facultades”, confiesa. El calendario está acomodado para el equipo nacional, el primer duelo se colocó de esa manera para que el conjunto tome confianza y luego ante República Dominicana iría Dilmer Mejía, el brazo número uno.

Jarquín juega beisbol desde los 7 años. Sus héroes son sus padres. Su mamá se dedicaba a las labores domésticas y su papá a la pesca y construcción para llevar la comida a casa. “Recuerdo que mi papá me llevaba a jugar y yo lo esperaba emocionado, a pesar que llegaba cansado y asoleado de trabajar todo el día nunca dejó de llevarme al campo”, rememora con nostalgia. “Soy el hijo mayor y tengo una responsabilidad grande con mis hermanos, soy como su ejemplo”, señala.

En su etapa en el atletismo y el remo pasó de noche. En atletismo compitió en triatlón. Era muy bueno en natación, regular en ciclismo y discreto corriendo. “Participé en un Codicader y quedé de último porque en la prueba dañé la bicicleta. Nunca había usado una bicicleta de verdad y la dañé. En remo probé porque desde los 5 años ya sabía remar. En el intento casi me ahogo porque las botas se me quedaron atoradas en el bote cuando se dio vuelta. Dije que jamás volvería a competir en eso”, cuenta entre risas.

Juan Íncer le dio la primera oportunidad en Primera División y desde ahí no ha parado de evolucionar. Aunque sus números no son de una súper estrella (22-32 en ganados y perdidos con 4.09 en efectividad en Primera División) para su zona en las isletas de Granada es una esperanza de superación y atesora como su mejor recuerdo el Juego Sin Hit Ni Carreras que le lanzó en cinco entradas a Boaco. No tira más de 88 millas, su mejor arma es el control, dice lanzar en las esquinas y en la zona baja. Ese muchacho que ha sido un trotamundos hasta llegar al beisbol tendrá el reto de darle el primer triunfo a la Sub-23 esta noche (6:00 p.m.).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: