Zona de Strikes: Staff yanqui con segundo golpe, Jonathan Loáisiga atento

Luis Severino está bajo observación y hay dudas sobre si podrá iniciar la temporada, lo que podría significar una oportunidad para Jonathan Loáisiga

Vicente Padilla, zona de strikes, beisbol

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Aún no se realiza un primer juego de entrenamiento y los Yanquis ya comenzaron a experimentar el dolor otra vez. El último en agregarse a la lista de afectados es Luis Severino, una pieza esencial en el staff de abridores de la tropa neoyorquina.

Severino, quien cumplió 26 años este jueves, sufre de dolores en el antebrazo, una molestia que se le presentó mientras lanzaba en el tercer juego de la serie contra los Astros de Houston por el banderín de la Liga Americana el año pasado.

El dominicano, dueño de un récord de 33-14 durante sus dos primeras campañas completas en 2017 y 2018 en las Ligas Mayores, se perdió casi todo el 2019, antes de tener tres salidas y ser incluido en el roster de los playoffs.

Su dificultad anterior fue una inflamación en el manguito rotador, complicación que fue superada, pero ahora el dolor es el antebrazo y los Yanquis determinaron que salga de las prácticas y que sea observado por el médico del conjunto.

Cuando los periodistas le preguntaron al gerente de los Yanquis, Brian Cashman, si Severino podría iniciar la temporada en la lista de lesionados, dijo: “es posible”. Antes había salido de acción James Paxton, otro abridor, por una cirugía en la espalda.

¿Qué significa esto? Que la súper rotación que se les atribuía a los Yanquis, tendrá que aplicar variantes significativas tras estas dos pérdidas antes de iniciar la liga. Hay que reemplazar a Paxton y quizá también a Severino, brazos fundamentales ambos.

El zurdo Jordan Montgomery y los chavalos Deivi García y Michael King, junto a nuestro Jonathan Loáisiga, son los candidatos más cercanos a un puesto detrás de los fijos Gerrit Cole, Masahiro Tanaka y J. A. Happ en el staff.

Montgomery, de 26 años, con 11-7 y 3.91 en 186.2 innings de carrera, es el más experimentado de los candidatos. García es un joven de 20 años que ponchó a 165 en 111.1 en 2019, lanzando entre Clase A y Triple A, pero que a lo mejor necesita más fuego en las Ligas Menores.

King es un espigado derecho de 24 años, que llegó desde los Marlins y acumula 28-19 y 2.93 en su trayectoria en las Menores. Es un lanzador de mucha habilidad que ha crecido sin prisa, pero sin pausa en el sistema de los Yanquis.

Y por supuesto, Loáisiga, quien ya ha mostrado lo que es capaz de ofrecer si está saludable y preparado. Ojalá este sea el caso ahora y lo veamos brillar tanto, hasta llegar a consolidarse.

Aún con Severino y Paxton habilitados, Loáisiga tenía una oportunidad real de hacer el equipo como relevista, pero es evidente que las cosas han cambiado después de estas lesiones y todo dependerá de cómo se presente en los entrenamientos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: