Cocaína y prostitutas: Así planeó Tyson Fury celebrar la conquista del título del CMB

El peleador irlandés derrotó al estadounidense Deantay Wilder este sábado en el en el MGM Grand Arena de Las Vegas donde se apoderó del cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB)

Tyson Fury es el rey de los pesos pesados. LAPRENSA/ CORTESÍA/ TOMADA DE SKY NEWS

No fue en el segundo asalto como vaticinó Tyson Fury, pero si fue por la vía rápida. La esquina del estadounidense Deantay Wilder tiró la toalla en el séptimo round para frenar el fuerte golpeo provocador de varias caídas este sábado por la noche  en el MGM Grand Arena de Las Vegas. El irlandés cumplió su palabra y ganó por nocaut, pero será que igualmente llevó acabó su polémica celebración del título.

Puede interesarte: Tyson Fury: «Solo espero que alguien me mate antes que yo me mate»

“Después de esta pelea voy a festejar con cocaína y prostitutas”, aseveró entre risas en una entrevista a Daily Caller días previo a convertirse en el campeón de peso completo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). “¿Hay algo mejor que la cocaína y las prostitutas?”, insistió.

El periodista preguntó  sobre qué clase de prostitutas contrata para sus fiestas: “Voy a las baratas de 30 dólares”, dijo en tono de broma y aconsejó a gritos: “Siempre date una inyección de penicilina antes de tener sexo”. ¿Será que lo hizo? No se sabe. Ningún medio le preguntó al respecto y hasta el momento no se reporta nada.

“El rey ha regresado a lo más alto del trono“, dijo Fury (30-0-1, 21 ko’s), tras finalizar. El irlandés de 31 años ha sido campeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Federación Internacional de Boxeo (FIB) y Organización Mundial de Boxeo (OMB). En 2016, previo a la revancha ante Vladimir Klichko, un doping positivo de cocaína arruinó su carrera. Fue despojado sus cinturones y su licencia de boxeo y cayó en presión.

“Bebí, me drogué y estuve afuera toda la noche con distintas mujeres (…) pero cuando la bebida desaparece, te deja con una mala resaca y una depresión aún peor”. Por eso llegó a pensar en el suicidio, pero una vez en su cabeza le dijo que no hiciera y pensara en su familia.

Fury regresó al boxeo en 2018 y suma cuatro victorias y un empate ante Wilder en diciembre 2018. El combate de este sábado era la revancha y anunció que deseaba celebrar con cocaína y prostitutas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: