Heredera del viento, la película sobre la revolución se presentará nuevamente en Nicaragua

En Nicaragua se presentó, por primera vez, el 12 de abril del 2018, seis días antes de que estallará la rebelión de abril en el país.

Producción del documental. LA PRENSA/CORTESÍA

La película Heredera del viento, de la documentalista Gloria Carrión Fonseca, se presentará nuevamente en Nicaragua.

Este material se estrenó mundial en noviembre de 2017 en el Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam (IDFA), así como en otros festivales de cine a nivel internacional.

En Nicaragua se presentó, por primera vez, el 12 de abril del 2018, seis días antes de que estallará la rebelión de abril en el país. Su estreno fue todo un éxito. Por era razón este material cinematográfico regresa a la pantalla grande nacional, a partir del 5 de marzo en Cinemas Galerías.

Lea también: Flautista española ofrecerá concierto y clase magistral en Nicaragua

«Heredera del viento ha tenido un exitoso recorrido por más de 60 festivales a nivel mundial y ha ganado 3 premios incluyendo el Mejor Largometraje Documental Centroamericano en el Festival Icaro, Guatemala; Premio del Público del Festival de Cine Centroamericano en Viena, Austria; y Mención en el Premio Colateral de Cine de Memoria del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana, Cuba», dice Carrión.

Sobre qué trata

Este trabajo retrata a profundidad la historia personal y familiar de Gloria Carrión Fonseca. Su particularidad de este “caleidoscopio de la memoria”, explica la cineasta, es que se asoma a la reciente historia de Nicaragua, a través de sus grietas y tomó cuatro años en desarrollarse.

Puede interesarle: Lanzan concurso de canción infantil «Chirrín Chirrán, canciones vienen y van»

La duración de la película es de 88 minutos se filmó en León, Managua y Masaya. Es una producción de Caja de Luz, coproducida por Natalia Hernández y, T. Woody Richman de Dub Productions, Inc. La música fue compuesta por Eduardo Araica.

Gloria Carrión Fonseca.

Sinopsis

Nací con la Revolución Sandinista (1979-1989) y crecí bajo el miedo y la fascinación por la guerra y el poder militar de EEUU. Mis padres, Carlos e Ivette, se conocieron durante la lucha anti-Somocista. Junto a ellos, viví el surgimiento y la caída del sueño revolucionario, del cual nunca más volvimos a hablar. Ahora, 36 años después, emprendo mi búsqueda de ese pasado en un caleidoscopio de recuerdos que desafiará el mito de la revolución, redimiendo el dolor del olvido.

LA PRENSA/CORTESÍA

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: