Niña miskita fue al fin operada después de 11 días de espera

La familia relató que los médicos les dijeron que la afectación ha sido más al lado de su rostro donde recibió el balazo. El comunitario explicó que la operación se tenía que hacer en el momento que llegó al hospital, en Puerto Cabezas, pero no fue así

La familia relató que los médicos les dijeron que la afectación ha sido más al lado de su rostro donde recibió el balazo

Después de 11 días internada en el hospital de Puerto Cabezas, Diajaira Lacayo Wislow, la adolescente miskita que recibió un impacto de bala en medio de la mandíbula, fue intervenida y le extrajeron parte de sus piezas dentales, informó uno de los comunitarios.

La familia relató que los médicos les dijeron que la afectación ha sido más al lado de su rostro donde recibió el balazo. El comunitario explicó que la operación se tenía que hacer en el momento que llegó al hospital, en Puerto Cabezas, pero no fue así.

Lea además: Adolescente miskitu herida de bala sigue sin atención de especialistas, mientras colonos mantienen asedio

Asimismo, dijo que el ojo izquierdo está rojo, el rostro sigue inflamado y su comportamiento no es normal. A ella le cuesta comprender. “No quedó normal”, dice la fuente.

Mientras la niña es atendida en el hospital, el comunitario explicó que los pobladores de la comunidad indígena Santa Clara, en Waspam, Caribe Norte, siguen vigilantes ante las amenazas de ataques por parte de colonos.

Lea también: CIDH solicita a la Corte Interamericana ampliar medidas provisionales para la comunidad miskitu Santa Clara por graves hechos de violencia

El comunitario también relató que este jueves, en el pueblo Wisconsin dejaron una carta con amenazas de guerra por parte de los colonos o invasores. El mensaje fue dejado en la puerta de una vivienda que funciona como centro de salud.

Asimismo, contó que otro indígena que se dispuso a llegar hasta el río Wawa se enteró que los colonos estaban disparando y alertó sobre eso a los otros comunitarios, quienes enfrentan una situación difícil en todos los campos, principalmente en salud, ya que no cuentan con medicinas ni alimentación, además de la inseguridad.

“La gente está siempre con el miedo por ese problema”, expresó, recordando que en los territorios indígenas las autoridades no se aparecen y más bien los señalan de hablar mentiras.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: