UNAN-León ignora petición de estudiantes de odontología de suspender las clases

Los estudiantes hicieron la petición este lunes a las autoridades del recinto para evitar contagios por coronavirus. En sus redes oficiales, la universidad dice que las clases "están normales".

Instalaciones de la UNAN-León. Foto: Archivo/LA PRENSA

Mientras los estudiantes de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en León esperan una respuesta a su solicitud de suspender las clases como medida de prevención del coronavirus, la universidad, desde su página en Facebook, anunció que la comunidad estudiantil «reciben sus clases académicas en perfecta normalidad».

Bárbara Reyes Alonso, estudiante de quinto año de odontología, dijo que hasta el momento siguen «sin recibir algún tipo de respuesta», pero se mantendrán firme hasta donde puedan, puesto que aún hay un grupo de estudiantes que siguen asistiendo a clases, por lo que «no tendrán más remedio que retornar a las aulas».

«Hay algunos como 20 o 30 tal vez por cada año que siguen llegando (a clases) porque les da miedo que les afecten las calificaciones o que les quiten el derecho a matrícula, otros que no se quieren atrasar otro semestre u otro año», refirió Reyes Alonso.

Puede interesarle: La CIDH ve con preocupación las «medidas contradictorias» tomadas por el régimen orteguista ante el Covid-19

Cada universidad toma su decisión

Por su lado, Adán Bermúdez, presidente del Consejo Superior de Universidades Privadas (Cosup) y parte del Comité del Consejo Nacional de Rectores (CNR), dijo que cada universidad es autónoma y toma la decisión dependiendo de la situación, pero agregó que es «cuestión de tiempo» para que cada recinto tome nuevas decisiones.

«Esta pandemia nos obliga a muchas cosas, aquí el tema de la pandemia es de salud pública, y de toda Nicaragua. El gobierno tiene que hacer su parte, el sector y universidades tienen que hacer su parte, aquí el tema central es que afecte lo menos posible a la población», dijo Bermúdez.

Un comunicado del CNR recomienda a las universidades «la necesidad de elaborar y activar los Protocolos de Actuación Institucional que ya están configurándose en las instituciones de educación superior».

Asimismo recomienda adoptar las medidas debidamente identificadas por organismos como el Ministerio de Salud o la Organización Mundial de la Salud.

«Dichas medidas deberán combinar creativamente, las distintas modalidades de docencia y procesos de aprendizaje que se encuentran en uso y vigencia, en otras experiencias similares y que deben adaptarse a nuestra realidad y a la evolución de la situación de emergencia sanitaria en el país. En ese contexto, la prioridad incuestionable, debe ser siempre, la preservación de la vida y la salud de nuestros estudiantes, docentes, funcionarios y trabajadores», dicta el comunicado.

El CNR señaló que se mantendrá «en sesión permanente», con el objetivo «dar seguimiento y monitoreo responsable a la situación sanitaria en el país». «En la medida en que la situación actual se modifique, igualmente, el Consejo Nacional de Rectores emitirá los ajustes que se consideren necesarios», concluyó el comunicado.

Las universidades públicas al igual que los colegios no han suspendido las clases porque dependen de las órdenes del régimen orteguista, que contrario a otros países que han cerrado las escuelas, estos convocan a marcha o actividades extracurriculares a los estudiantes.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: