¿Por qué Daniel Ortega ignora en Nicaragua lo que hacen sus aliados? Cuba, Venezuela y Rusia combaten epidemia con cuarentenas y otras restricciones

Que Ortega actúe contrario priorizando que la economía de Nicaragua no se paralice totalmente es demostración de "arrogancia" y "desinterés por el bienestar de la sociedad", sostienen los políticos opositores José Pallais y Eliseo Núñez.

¿Por qué Daniel Ortega ignora en Nicaragua lo que hacen sus aliados? Cuba, Venezuela y Rusia combaten epidemia con cuarentenas y otras restricciones

Cuba, Venezuela y hasta Rusia, aliados políticos y económicos del dictador nicaragüense Daniel Ortega, entendieron que la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19) exige medidas extremas para frenar su avance, por lo que suspendieron las clases, decretaron el aislamiento social y cerraron sus fronteras como parte de la cuarentena a sus países para contener los contagios de sus ciudadanos, aun sabiendo que tendrá duras consencuencias económicas.

Que Ortega actúe contrario priorizando que la economía de Nicaragua no se paralice totalmente es demostración de «arrogancia» y «desinterés por el bienestar de la sociedad», sostienen los políticos opositores José Pallais y Eliseo Núñez.

La resistencia del dictador Ortega en siquiera aparecer públicamente ante la crisis causada por el Covid-19, solo se explicaría en que «es demasiado arrogante, no por estar preparado con el conocimiento para hacerle frente, sino por no querer mostrar la ignorancia ante los que sí saben cómo actuar», aseguró Núñez.

Lea Además: OMS: EE.UU. podría ser el próximo epicentro del brote de coronavirus

Cuba, Venezuela y hasta Rusia siguen recomendaciones de la OMS

Con excepción de Nicaragua, los gobiernos y estados miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) adoptaron la cuarentena nacional por varias semanas, restringieron la salida de sus ciudadanos de sus respectivos países, tampoco se deja ingresar a los que residen en el extranjeros, los turistas están confinados al aislamiento social y vigilándoles por si presentan síntomas del nuevo coronavirus Covid-19.

El presidente del régimen cubano, Manuel Díaz Canel, decretó el lunes 23 de marzo un paquete de medidas radicales, similares a las asumidas en el resto del mundo, para frenar la expansión del virus ya que en Cuba habían 48 casos confirmados, un muerto, más de 1,200 personas están aisladas en centro hospitalarios por síntomas sospechosos y otras 30,000 permanecen bajo vigilancia en sus casas.

Lea También: Cuba aísla a 32,000 turistas por coronavirus

Díaz Canel orientó suspender las clases por tres semanas, a los más de 30 mil turísticas que aún quedan en la isla se les restringió a los hoteles, los cubanos o residentes que entren a Cuba pasarán un periodo de cuarentena de 15 días en un centro asistencial, sin poder ir a su casa. Toda la población deberá quedarse en sus casas.

 

Otro dictador, Nicolás Maduro de Venezuela, fue de los primeros del ALBA en decretar, el pasado 13 de marzo, la emergencia nacional, adoptando medidas de prevención por la propagación del coronavirus. Ante la fragilidad del sistema de salud deteriorado en Venezuela, que sufre escasez de medicamentos e insumos médicos, entre otras carencias, el régimen hizo un llamado de auxilio a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para crear medidas de control sanitario urgentes.

Oficialmente el régimen chavista registraba 84 casos positivos y más de 20 mil sospechosos que serían sometidos a pruebas del Covid-19.

El aislamiento social también es contemplado por las islas caribeñas como Granada y Dominica, Antigua y Barbuda y el resto al reportar casos del coronavirus.

Puede interesarle: Guatemala celebra velorios y sepelios «íntimos» para reducir contagios en tiempo de coronavirus

El Alba estaba integrado por Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, El Salvador, Honduras y Venezuela. Pero se ha ido desgranando ya que Bolivia, Ecuador, Honduras y El Salvador rompieron esa alianza por los nuevos gobernantes opuestos al socialismo del Siglo XXI que promuebe el bloque chavista.

Rusia en cuarentena

Incluso en Rusia, aliado del Alba, el presidente Vladimir Putin  adoptó la cuarentena del país para frenar el virus, ya que registraban 495 infectados.

Al principio de la alerta mundial por el Covid-19 Venezuela y Cuba eran de los escépticos en asumir las drásticas acciones de prevención del coronavirus.

El exvicecanciller y opositor José Pallais refirió que esos regímenes, así como en Estados Unidos y Reino Unido desistieran de actuar irresponsablemente al aceptar la gravedad de la situación.

«La única teoría que queda es que Ortega actúa concientemente pensando en salvar la economía a costa de no hacer nada para evitar una mortandad en Nicaragua, de llegarse a expandir la epidemia», dijo Pallais.

«Ortega es el señor de los muertos», afirmó Núñez

Si los demás estados del Alba actúan conforme las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para contener la epidemia del coronavirus, ¿por qué el dictador Ortega se resiste?

La diferencia que encuentra el analista Núñez es que Ortega está en «un estado de negación», que ocupa como barrera para no reconocer la ausencia de conocimiento y capacidad de parte de él y de todo su equipo de funcionarios para hacerle frente a una amenaza sanitaria como la que representa el coronavirus Covid-19.

«Ortega es el señor de la muerte. Desde que entró al poder en 1979 se mantuvo en el poder a costa de la muerte de miles de nicaragüenses, la mayoría jóvenes al causar una guerra civil por no querer soltar el poder e imponer un sistema comunista, y cuando regresó al Gobierno (en 2007) ha repetido ese comportamiento sometiendo a la gente a la represión. Los cientos de muertos de las protestas en 2018 lo demuestra», afirmó Núñez.

La gran equivocación del régimen, según los analistas, es que se creyeron su discurso de que la economía nicaragüense iba recuperándose, tras dos años de recesión. «Es un error de cálculo enorme de quienes manejan el gabinete económico que ahora, con la crisis sanitaria no saben cómo responder», aseguró Núñez.

La oposición agrupada en la Coalición Nacional es la que lidera las campañas a la ciudadanía llamando a quedarse en las casas, promueven el teletrabajo, aplicar las medidas higiénicas como el lavado de manos constantes. La población ha reaccionado positivamente hacia las acciones de autocuido, lo que para Núñez es lo que podrá ayudar a que haya un éxito para que el país no sea tan golpeado por la pandemia, no así por la crisis económica.

La inacción del régimen tendrá un gran costo político. «Lo ves en la encuesta de Cid Gallup donde el 83 por ciento no los encuestados no creen que Ortega esté actuando correctamente ante la pandemia, y seguirá cayendo en los niveles de aceptación entre la población cuando estemos en los momentos más duros de la crisis de salud», afirmó Núñez.

ONU pide flexibilizar sanciones, pero excluye a Nicaragua

La ONU pidió este martes que se deben «flexibilizar las sanciones» contra países afectados por la pandemia del coronavirus, pero especificó a Irán, Venezuela, Cuba y Corea del Norte, que tienen sanciones económicas en su contra por parte de Estados Unidos y otros gobiernos debido a las violaciones a los derechos humanos a sus pueblos.

«Es necesario aplicar derogaciones amplias y pragmáticas por razones humanitarias (…) y acordar autorizaciones rápidas y flexibles para obtener bienes y equipos médicos esenciales. En este periodo crucial, tanto por razones de salud pública mundial como para apoyar los derechos y la vida de millones de personas en estos países, las sanciones sectoriales tienen que flexibilizarse o suspenderse», expresó en un comunicado Michelle Bachelet, alta comisionada para Derechos Humanos de la ONU.

El exvicecanciller Pallais dijo no fue «por olvido» que la alta comisionada Bachelet no incluyera  a Nicaragua para que se le flexibilicen las sanciones, puesto que las aplicadas por Estados Unidos y Canadá han sido individuales por lo que solo afectan a los funcionarios del régimen que las tienen.

Hay 17 personas sancionadas que son parte de la dictadura, seis empresas de los negocios de la familia Ortega y Murillo y la única institución es la Policía.

«Bachelet se refiere a países donde hay sanciones económicas, embargos, que afectan las relaciones comerciales y financieras. Nicaragua no está en ese caso. No tienen embargos, solo hay sanciones individuales a personas y a una institución, por lo que son condiciones muy diferentes», dijo Pallais.

Mientras el régimen sigue tardando las medidas drásticas para enfrentar la crisis sanitaria y económica, los opositores insistieron en que la única forma de prevenir la expansión del coronavirus es la prevención de la población manteniendo las medidas de aislamiento voluntario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: