Estados Unidos acusa a Nicolás Maduro por narcotráfico y ofrece una recompensa por su arresto

El gobierno de Trump ofreció 15 millones de dólares por el arresto y encarcelamiento del líder venezolano y 10 millones por otros altos funcionarios

El presiente Nicolás Maduro. LA PRENSA/Archivo

El gobierno de Estados Unidos presentó este jueves cargos en contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por narcotráfico y ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por su arresto.

Además de los cargos en contra de Maduro, ​la administración de Trump presentó cargos contra Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Hugo Carvajal, exdirector de los servicios de contrainteligencia del Ejército venezolano, quien se encuentra en paradero desconocido desde que se dio a la fuga en España en noviembre del año pasado. Asimismo contra Vladimir Padrino López, ministro de Defensa de Venezuela, entre otros.

Asimismo, la fiscalía del estado de Florida presentó cargos contra el presidente de la Corte Suprema de Venezuela, Maikel Moreno, por lavado de dinero. Además, acusó a Moreno de actuar en contra de los intereses estadounidenses a cambio de dinero con el que «mantener el tren de vida» que mantiene en este estado del sur del país, al «que viaja con frecuencia».

Por último, el departamento de Justicia acusó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, de facilitar el tránsito de narcotraficantes a través de Venezuela en dirección a Centroamérica. Lo hacía, apuntó un funcionario, a cambio de sobornos y en caso de que los narcotraficantes no pagaran, recurría al Ejército para tomar represalias, «como derribar aviones de los criminales».

Las autoridades estadounidenses explicaron que los cargos se presentan tras más de diez años de investigaciones, y acusaron a Maduro de «beneficiarse económicamente» de su relación con las FARC, a las que también dieron refugio.

El jefe de la cartera de Justicia, dijo que los cargos no responden a motivaciones políticas y aseguró que su departamento no consultó en ningún momento con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y que tan solo notificó a la Casa Blanca su decisión.

Según la acusación, «Maduro intenta inundar a Estados Unidos de cocaína, es una acción deliberada y se basa en un trabajo de una década».

Preguntado sobre si estas medidas son adecuadas en un momento en que el país petrolero atraviesa una doble crisis, tanto económica como sanitaria, debido a la pandemia del coronavirus, Barr sostuvo que Washington considera que «la mejor manera de ayudar al pueblo venezolano es ayudarle a librarse de estos corruptos».​

«Maduro y los otros cuatro acusados han traicionado al pueblo de Venezuela», apostilló Barr.

Lea además: Coronavirus en Venezuela | El FMI niega a Maduro los US$5,000 millones que pidió al organismo al que durante años acusó de estar al servicio del «imperialismo»

Con información de la Voz de América

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: