Legisladores orteguistas prefieren hacer bromas, chatear y beber café que discutir la propuesta de ayuda financiera a la población por el Covid-19

El diputado del PLC, Maximino Rodríguez, planteó aplicar la Constitución para destituir al dictador Daniel Ortega por demostrar incapacidad para enfrentar la crisis sanitaria y económica en Nicaragua

Legisladores orteguistas prefieren hacer bromas, chatear y beber café que discutir la propuesta de ayuda financiera a la población por el Covid-19

Entre risas, bromas, chatear en su celular, beberse un café helado o comer unas frutas terminaron la semana de sesiones los diputados orteguistas, quienes se negaron a discutir la propuesta del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de aprobar un plan de emergencia financiera para ayudar a la población y al sector privado a enfrentar el impacto de la crisis sanitaria del Covid-19 en la economía de Nicaragua.

Los orteguistas, al ser cuatro de los siete miembros de la Junta Directiva, no incluyeron en la agenda de discusiones la propuesta del PLC, en la que se plantea una moratoria de tres meses para el pago de los servicios básico y créditos, así como una reforma al Presupuesto General de la República del 2020 para destinar el dos por ciento de los recursos a incrementar los recursos del sistema de salud para adquirir los insumos y equipos necesarios ante la eventual expansión del nuevo coronavirus en el país.

Adoptar medidas fiscales urgentes, como hacer eco de las cámaras empresariales tampoco es tomado con seriedad por el régimen de Daniel Ortega, puesto que a sus legisladores les da tranquilidad de que, hasta ahora, solo hay dos personas confirmadas como positivas de coronavirus en Nicaragua. Hay otros 14 casos sospechosos, según el Ministerio de Salud (Minsa).

Carlos Emilio López y Juan Ramón Obregón, de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), insistieron en que no es necesaria la cuarentena social, suspender las clases en las escuelas y universidades o cerrar las fronteras como prevención, como ha hecho la gran mayoría d países afectados por la pandemia, puesto que afirmaron que el régimen tiene bajo control la situación sanitaria.

diputados orteguistas, coronavirus, crisis económica, pandemia, Nicaragua
Contrario a los sandinistas, varios trabajadores de la Asamblea Nacional han adoptado medidas de prevención del Covid-19. LA PRENSA/ JADER FLORES

Lea Además: El dictador se encierra en su búnker, mientras el país vive la crisis del Covid-19. ¿Por qué Ortega no ha dado la cara?

La excusa de López, de que oficialmente las clases no sean suspendidas en Nicaragua, es el régimen entiende que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) «han establecido que se toman algún tipo de medidas nacionales (como esa) cuando hay una transmisión comunitaria» del Covid-19, es decir, el contagio es local.

«En el caso de Nicargaua solamente se han confirmado dos casos y son importados. Ya mencioné un abanico amplísimo de prevención, educación, concienciación y movilización de la opinión pública, más de un millón de familias han sido visitadas y dialogados sobre este fenómeno. (El) resultado, estamos en la lista de países con menos casos de coronavirus», dijo López.

Contrario a la recomendaciones de la OMS y OPS, la dictadura orteguista promueve las actividades de aglomeración social como marchas de sus simpatizantes y empleados públicos.

Lea También: Orteguistas piden sanciones contra diputados del PLC cuando hablen de tomar medidas por el Covid-19

Los diferentes sectores empresariales, como el turístico, hicieron un llamado de urgencia al régimen para que implemente una serie de medidas fiscales y financieras que les ayude a evitar la quiebra ante la caída de la actividad económica y productiva del país, como efecto de la crisis mundial provocada por el Covid-19.

Pero los diputados del FSLN son inmunes a los llamados de auxilio de los sectores productivos. Juan Ramón Obregón, parlamentario orteguista por el departamento de Jinotega, minimizó los efectos en el sector del campo.

«La verdad es que el trabajo rural, de campo, no es de hacinamiento. Entonces, la posibilidad de contagio son muy pocas, porque trabajamos muy separado», según Obregón.

Tampoco cree necesario dar ayuda financiera a los productores o adoptar medidas fiscales que les alivien en el pago de sus deudas bancarias, puesto que Obregón dijo que, en el caso de las exportaciones de café, frijoles y otros granos básicos siguen normales porque el cierre de las fronteras del resto de países de Centroamérica, no afecta el comercio.

«Todo mundo está trabajando por su cuenta en estos momentos. No creemos que sean necesario (un plan de ayuda), puesto que todo el mundo en el campo está trabajando ordinariamente, como todos los días», afirmó Obregón.

Más de medio millón de infectados y más de 22 mil muertos es el saldo de la pandemia del coronavirus en el mundo, según la OMS. El contagio sigue imparable.

diputados orteguistas, coronavirus, crisis económica, pandemia, Nicaragua
Maximino Rodríguez, del PLC, promueve que el dictador Daniel Ortega sea destituido por incapacidad ante la crisis. LA PRENSA/ JADER FLORES

Lea También: ¿Por qué Daniel Ortega ignora en Nicaragua lo que hacen sus aliados? Cuba, Venezuela y Rusia combaten epidemia con cuarentenas y otras restricciones

 Maximino Rodríguez: Ortega debe ser destituido

Que el dictador Ortega rechace actuar con celeridad a pesar del daño que ya existe en la operatividad de las empresas y los trabajadores que están perdiendo sus empleos por la recesión del país, agudizada por la pandemia, y que prefiera mantenerse ausente de la crisis son méritos para su destitución como gobernante, aseguró el diputado del PLC, Maximino Rodríguez.

«Debemos pedir como bancada, de acuerdo al artículo 149 de la Constitución de la República, numeral 2, acápite «C», la destitución de Ortega por incapacidad manifiesta, porque él no hace absolutamente nada para crear un plan de emergencia nacional a fin de salvaguardar la vida de los nicaragüenses, pero Ortega está desaparecido», criticó Rodríguez.

El artículo 149 de la Constitución contempla entre las «faltas temporales del Presidente de la República» «la imposibilidad o incapacidad temporal manifiesta para ejercer el cargo», que deberá ser  «declarada por la Asamblea Nacional y aprobada por los dos tercios de los diputados». Se requiere el voto de 62 diputados para destituir a Ortega, los que no existen puesto que el FSLN controla con 70 legisladores, de los 91 en funciones en el Legislativo.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: