Más de mil nicaragüenses sin techo ni comida en las ciudades fronterizas La Cruz y Peñas Blancas urgen ayuda

Corner of Love lanzó un SOS para poder ayudar a nicaragüenses que no tienen comida ni techo para dormir. La vulnerabilidad ha aumentado para los nicaragüenses refugiados en Costa Rica por el coronavirus

Coronavirus

Corner of Love lleva cuatro días entregando paquetes a nicaragüenses refugiados en Costa Rica y que están en La Cruz y Peñas Blancas. LAPRENSA/CORTESÍA

El drama ha aumentado para los nicaragüenses refugiados en Costa Rica por el Covid-19, al quedar varados en las zonas fronterizas de La Cruz y Peñas Blancas, en su fallido intento de regresar a su país después de perder el poco trabajo que conseguían en San José y cantones cercanos.

Son más de mil nicaragüenses que actualmente permanecen en esto dos lugares, sin comida ni techo garantizado. De hecho muchos están durmiendo en la calle, en espera de la ayuda necesaria para regresar a la capital costarricense y sus alrededores porque el gobierno informó que perderían el estatus migratorio los que crucen la frontera.

“Aquí en La Cruz y Peñas Blancas andan ahora y buscan comida, dormida, ayuda en nuestro centro. Hemos dado bolsas de víveres a cienes pero los demás literalmente no tienen nada que comer y estamos vacíos”, reconoce Tanya Amador, miembro de la organización Coner of Love, quien hace una pausa con los paquetes para atender el teléfono y conversar con LA PRENSA.

Ante esta situación, que sobrepasa la capacidad de la organización para ayudar, se ha tenido que lanzar un SOS, que es una campaña con el nombre “emergencia para refugiados” y consiste en recibir fondos para garantizar más víveres y pasajes para que estas personas regresen a San José y sitios aledaños.

“Siempre hemos ayudado pero usualmente traemos personas en buses, vienen a pasar el día en Corner of Love y luego regresan; pero no estamos preparados para atender personas que quedan aquí, que todos los días necesitan comida”, explica Amador, quien además de esperar las donaciones en línea, pide oraciones.

En este enlace usted puede hacer su donación

Costa Rica históricamente ha sido de los principales destinos de la migración nicaragüense, sin embargo, a partir de abril de 2018 se disparó el flujo por la crisis sociopolítica. La razón principal fue huir de las balas y secuestros del régimen orteguista contra los ciudadanos opositores.

Aunque las autoridades costarricenses desarrollaron políticas a favor de ese exilio, no han sido suficientes para evitar el drama. Miles de migrantes no tienen acceso a una casa, salud, educación, comida y trabajo. Y por si no fuera suficiente, con el nuevo coronavirus (Covid-19) la situación se ha agravado.

Coronavirus
En este sitio duerme un nicaragüense en Costa Rica que no puede trabajar por el Covid-19. LAPRENSA/CORTESÍA

Al momento de la conversación con LA PRENSA, Amador y su equipo de trabajo de Corne of Love preparaban 2,000 bolsas con suministros preventivos y comida para entregar a estas personas, cuyo universo supera las 1,000 personas y que de acuerdo a ella, el 20 por ciento son menores de edad.

Estos nicaragüenses apostaban a regresar a su país pese al peligro que esto significa por la política represiva del régimen orteguista. Pero se quedaron sin trabajo, lejos de casa.

El trabajo de Corner of Love

La organización Corner of Love inició trabajo en Nicaragua en 1992 y ocho años después formó un ministerio en la zona norte del país. Pero en el contexto de la represión orteguista, iniciada en abril de 2018, cambió a un carácter humanitario.

Ahora atiende a los nicaragüenses que migraron a Costa Rica, huyendo de la represión. Renta buses para que varias decenas de estas personas, la mayoría radicas en San José, lleguen a Corner of Love, ubicado en La Cruz. Ahí se les brinda atención médica y pastillas, se les da comida y ropa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: