El teletrabajo o trabajo a distancia podría afectar el consumo de energía. Tomá en cuenta estas recomendaciones

En Nicaragua se paga una de las energías más caras de la región y por lo tanto todo aumento, significa un alto costo para el consumidor, que en este momento sus finanzas están en jaque por la expansión del coronavirus.

En Nicaragua se paga una de las energías más caras de la región, por tanto todo aumento afecta al consumidor. LAPRENSA/ Pexels

El teletrabajo o trabajo a distancia que ha implementado la empresa privada como medida de prevención tras la expansión del coronavirus podría aumentar los costos de energía eléctrica y otros servicios en los hogares, advierte Juan Carlos López, asesor jurídico en tema de ayuda al consumidor.

López explica que en Nicaragua se deberían implementar medidas económicas como en El Salvador para paliar el impacto que tendrá el coronavirus en la economía de las familias nicaragüenses.

“Nosotros hemos propuesto que se aplique un modelo parecido al de El Salvador, en el sentido que por lo menos en dos meses se prorroguen los pagos de servicios básicos, no estamos pidiendo una sumisión de deuda por parte del Estado, sino que al cabo de dos meses cuando la pandemia esté más controlada, se puedan hacer acuerdos de pago, que no cobren intereses, que no te suspendan el servicio de energía, ni de agua potable como tema básico”, dijo López.

Lea además: Los beneficios y desafíos del teletrabajo en época de coronavirus

En cuanto al aumento que se puede generar en el servicio de energía eléctrica por el teletrabajo, señala que es importante tener control del consumo, porque de lo contrario en el recibo de este mes muchas familias verán un aumento significativo en su factura.

En Nicaragua se paga una de las energías más caras de la región, por tanto todo aumento afecta al consumidor. LAPRENSA/ARCHIVO

“Sabemos que en este momento se está implementando el trabajo a distancia o teletrabajo, y se hacen reuniones virtuales, tenés que estar conectado a la red, hacés uso de computadores y todo eso afecta, también está el caso de personas que están en suspensión temporal de trabajo o de vacaciones, que de igual forma al estar en la casa pasan más tiempo viendo televisión, en internet y eso tendrá un impacto en la factura”, explicó López.

Lea también: Estos son los cinco paquetes de ayuda económica que Centroamérica ha aprobado para asistir a los ciudadanos. Solo Ortega calla

El asesor legal recordó que en Nicaragua se paga una de las energías más caras de la región y por lo tanto todo aumento, significa un alto costo para el consumidor, que en este momento sus finanzas están en jaque por la expansión del coronavirus.

Meter los recibos a reclamos

Juan Carlos López, asesor jurídico en temas de ayuda al consumidor, señala que si en este momento los consumidores no pueden pagar su factura pueden recurrir a meterla a reclamo y eso le dará tiempo para pagar su factura y tampoco la empresa distribuidora Disnorte-Dissur podrá cortarle el servicio.

Puede interesarle: Estos son los negocios que han cerrado como medida de prevención ante el coronavirus en Nicaragua

De igual forma señala que si las personas tienen dificultad para pagar sus deudas con el bancos, es importante que se acerquen a las sucursales y expongan su situación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: