Obispos de Nicaragua reiteran que actividades litúrgicas presenciales están suspendidas por el Covid-19 y llaman a no escuchar «la voz del demonio»

Aunque la Iglesia Católica suspendió sus actividades religiosas presenciales, la dictadura ha organizado, promovido y patrocinado una peregrinación paralela hacia el santuario de Jesús del Rescate

La tradición de las carretas peregrinas es antiquísima. En la foto se aprecia la de 2019. Este año la Iglesia decidió que, ante la pandemia de Covid-19, lo más prudente era suspenderla.

Pese a que la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) canceló todas sus actividades litúrgicas desde el pasado jueves 26 de marzo, como medida preventiva ante la pandemia del Covid-19, la dictadura ha organizado, promovido y patrocinado una peregrinación paralela hacia el Santuario Nacional de Jesús del Rescate, ubicado en Popoyuapa, Rivas. Esto motivó un nuevo comunicado de los obispos, en el que reiteran que los fieles «no podrán peregrinar como era su deseo» y el de los pastores.

La tradición de los peregrinos de Jesús del Rescate es «un verdadero tesoro de nuestra fe católica», pero no por eso debe ignorarse «el sentido común, la prudencia y el uso de la razón; exponerse al contagio y desafiar la pandemia, con una fe imprudente e irracional, o peor aún escuchando la voz del demonio que tienta como tentó a Jesús», reza el comunicado de la Conferencia Episcopal, fechado este domingo 29 de marzo.

«En este momento vivimos nuestra fe, celebremos nuestra comunión, unidos en oración a los pies de Jesús del Rescate a través de los medios de comunicación y redes de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, sin presencia física de los fieles», agrega el documento, firmado por monseñor Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí y secretario general del Episcopado.

Lea: Iglesia católica suspende misas presenciales para evitar contagio por coronavirus

Llaman al aislamiento social

Los obispos también recalcaron la importancia de las medidas preventivas en un contexto como el que el mundo entero vive hoy.

«Este año 2020, la humanidad enfrenta la amenaza del Covid-19 que ha causado miles de muertos, con gran capacidad de expansión que suma centenares de miles de contagiados en casi todos los países de la Tierra; hay contagio en la región centroamericana y Nicaragua no es la excepción», destaca el comunicado. «La condición de aislamiento social y las normas de higiene nos obligan a todos a ser corresponsables para proteger la vida personal, familiar y de todo prójimo en nuestro contexto social. Debemos evitar las aglomeraciones de personas, debemos cumplir las normas recomendadas por la OMS (Organización Mundial de la Salud)».

Pocos peregrinos desobedecen al llamado de no peregrinación

La peregrinación hacia el santuario de Popoyuapa es antiquísima, data de 1843. Cada año miles de peregrinos viajan a pie o en carreta, pasando penurias y haciendo estaciones en el camino, para pagar promesas o pedirle milagros a Jesús del Rescate. Pero este año proteger la salud es lo primordial.

Sin embargo, un pequeño grupo que decidió desobedecer a las autoridades eclesiásticas arribó al río Gil González, sin la misma algarabía de antes, ni la multitud que suele hacerse presente al lugar para recibirlos.

Los feligreses que desacataron la orden de suspender la peregrinación, arribaron en 49 carretas y en el lugar fue notoria la ausencia de representares de la Iglesia, padrinos de peregrinos y tampoco hubo misa campal.

Ramón Valdés, miembro del comité organizador de las carretas, fue uno de los grandes ausentes en esta ocasión y reveló que antes de la emergencia sanitaria del Covid- 19 se tenía previsto recibir en el Santuario de Popoyuapa a 430 carretas peregrinas, provenientes de las diferentes comunidades de los departamentos de Carazo, Masaya y Granada, pero recordó que luego la actividad fue suspendida.

“Nosotros como miembros de comité organizador somos obedientes a las voces de nuestros pastores y seguimos los lineamientos de la Conferencia Episcopal y estamos seguros que nuestro padre Jesús del Rescate nos va a salvar de esta pandemia y que la tradición de las carretas peregrinas se va a reprogramar más temprano que nunca”, refirió.

En esta ocasión el recibimiento en el Gil González estuvo a cargo únicamente de autoridades municipales de Belén, Potosí e instituciones gubernamentales, que se encargaron de entregar paquetes alimenticios a los feligreses y a la vez instalaron un puesto médico en el lugar.

«Conciliar las recomendaciones de la OMS»

Para la Conferencial Episcopal, la suspensión de las actividades litúrgicas, que serán televisadas sin la presencia de fieles, es una forma de «conciliar las recomendaciones de la OMS» con la confianza en el poder de la fe.

Aunque en todo el mundo se está aplicando el aislamiento social para frenar la pandemia de Covid-19, en Nicaragua la dictadura continúa alentando actividades multitudinarias que facilitarían la propagación del nuevo coronavirus.

Podría interesarle: 10 muestras de que el régimen Ortega Murillo hace todo lo que no se debe hacer ante la pandemia de Covid-19

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: