Daniel Ortega lleva 20 días sin dar la cara en medio de la pandemia por el Covid-19

Lea aquí las desapariciones más extensas de Daniel Ortega durante su régimen. La tendencia es que estas ocurren cuando el país se ve inmerso en alguna crisis coyuntural

Dictador Daniel Ortega. LA PRENSA/ARCHIVO

El dictador Daniel Ortega, hasta este miércoles 1 de abril, lleva 20 días sin dar la cara a la ciudadanía. Su ausencia ha sido seriamente cuestionada, debido a la crisis sanitaria que vive Nicaragua por la amenaza del Covid-19. Su Primera Dama, Rosario Murillo, se esmera en cada mensaje que brinda cada mediodía, en insistir en decir que «el comandante Daniel está siempre al frente de la situación, velando por todos los nicaragüenses».  Sin embargo, mas allá de la mención constante que se esfuerza en hacer Murillo, la realidad en que la ausencia del comandante cada genera cada vez mas inquietud en sus bases e incertidumbre en el país.

No es nuevo en sus más de 13 años consecutivos en el poder, que el dictador se desaparezca públicamente por más de 10 días. Sus ausencias siempre causan controversia y especulaciones. Su última aparición mediática fue el pasado 12 de marzo, durante la reunión virtual extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de Integración CentroameriCano (SICA), en la que se emitió una declaración con recomendaciones a los estados miembros y órganos del SICA, para actuar frente a la pandemia.

Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, durante la reunión virtual extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA. LA PRENSA/Foto tomada del 19 Digital

La ausencia de 2014

Pero Ortega ha tenido ausencia más prolongadas. El opositor Eliseo Núñez Morales recordó el período entre mayo y junio de 2014, después de que los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), encabezados por el recién nombrado cardenal Leopoldo Brenes, le entregaron la carta titulada «En la búsqueda de nuevos horizontes para una Nicaragua mejor» el 21 de mayo de 2014, que señalaba las problemáticas que más aquejaban a la ciudadanía.

En esos dos meses, las publicaciones de los medios de comunicación oficialistas no reportaron comparecencias de Ortega, incluso desde antes de su reunión con los obispos sino que hasta el 9 de junio 2014, según un monitoreo de LA PRENSA. De acuerdo a los registros de las publicaciones oficialistas, fue un mes sin comparecencias públicas de parte del dictador.

En mayo, la única actividad que reportaron fue el nueve de ese mes; se trató de un encuentro entre Ortega y el presidente de Hondura, Juan Orlando Hernández, en Managua. Después de ese día, volvió a aparecer hasta el nueve de junio, en la inauguración de un Centro de Estudios Avanzados en Banda Ancha para el Desarrollo (Ceabad), en Managua.

Lo más criticado en ese período, después que los obispos le entregaron la carta, fue que Ortega no expresó ningún tipo de respuesta o reacción sobre la misma. 

Lea También: Ya llegó Daniel Ortega, el presidente que andaba ausente

Daniel Ortega, en mayo de 2014, cuando salía de la Nunciatura con la carta pastoral entregada por los obispos. LA PRENSA/ARCHIVO

Ese mismo año (2014), entre febrero y marzo, la ausencia de Ortega por 10 días ya había desatado las especulaciones en redes sociales sobre su supuesta muerte o que enfrentaba una grave enfermedad. Lo que llamó la atención fue la cancelación de un encuentro entre Ortega y el entonces presidente de Ecuador, Rafael Correa,programado en esos días. Tampoco apareció en público para conmemorar la insurrección de Monimbó, que se efectuaría en la Plaza de la Revolución, en Managua.

El dictador apareció hasta el cuatro de marzo, para recibir al recién nombrado cardenal Leopoldo Brenes en el Aeropuerto Internacional de Managua, luego de su llegada desde Roma. El dictador al saludar al alto jerarca católico, en tono de sorna sobre las especulaciones sobre su supuesta muerte, le dijo a Brenes: «Usted me resucitó, señor cardenal», a lo que el recién nombrado cardenal respondió con una sonrisa.

Daniel Ortega recibe al recién nombrado cardenal Leopoldo José Brenes, en el Aeropuerto Internacional de Managua, el 4 de marzo de 2014. LA PRENSA/Tomada de El 19 Digital

La crisis socipolítica estalla, y Ortega se ausenta

Cuando comenzaron las protestas civiles el 18 de abril de 218, Ortega tenía también varios días sin aparecer en eventos públicos. Su última aparición, conocida como siempre solo a través de los medios oficialistas, había sido el 12 de abril, para darle la bienvenida a los venezolanos Adán Chávez, miembro de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, y Elías Jaua, ministro de educación de ese país.

Daniel Ortega reunido en Managua con los venezolanos Adán Chávez y Elias Jaua, el 12 de abril de 2018. LA PRENSA/Tomada del 19 Digital

La crisis estalló por la represión armada de la Policía Orteguista (PO) y los grupo civiles armados leales al régimen , pero el dictador continúo sin aparecer hasta 21 de abril, completando un tramo de ausencia de nueve días. El dictador apareció reunido con los mandos de la PO y el Ejército Nacional. Los próximos días, comenzó a salir a la luz pública con más frecuencia, a través de los medios oficialistas.

Daniel Ortega aparece con mandos del Ejército y la Policía, el 21 de abril de 2018, en medio de las protestas civiles. LA PRENSA/Foto tomada de los medios oficialistas

Los críticos han señalado que Ortega se esconde en este momento porque es una persona enferma, vulnerable al Covid-19, ya que tiene 74 años de edad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: