Tres «tormentas perfectas» sobre la economía de Nicaragua. Estiman caída de 5% este año

La situación empeora porque en Nicaragua "la realidad es que existe en el país un serio problema de gobernabilidad o ingobernabilidad”, afirma Manuel Orozco, investigador de Diálogo Interamericano, con sede en Washington, D.C.

LA PRENSA/ARCHIVO

Al menos en cinco por ciento se estima caerá el Producto Interno Bruto de Nicaragua este año, tras el impacto de la pandemia tanto a nivel externo como interno, advirtió Manuel Orozco, investigador de Diálogo Interamericano, con sede en Washington, D.C.

Según un análisis de Orozco, Nicaragua observará caídas en las exportaciones, turismo y remesas, lo que dañará el consumo interno así como otras variables fundamentales para la economía.

El especialista advierte que tres crisis agobian en este momento a la economía de Nicaragua: la crisis económico política; la recesión económica global que afectará el comercio, turismo, remesas, y consumo interno del país; y la pandemia en Nicaragua que tiene efectos sociales, políticos y económicos.

Lea además: Así es como la recesión mundial hará estragos en Nicaragua. Ortega perderá sus pocos «salvavidas» económicos

Solo por remesas se estima una contracción de 11 por ciento, es decir 187 millones de dólares menos a la economía, con respecto a lo captado el año pasado, que fueron 1,700 millones de dólares.

El análisis toma como base para sus cálculos las proyecciones económicas que se han hecho para Estados Unidos, el principal socio comercial de Nicaragua.

“Para Estados Unidos se habla de una contracción mínima del -3 por ciento con una tasa de desempleo entre 10 y 20 millones conservadoramente y una recuperación mínima de 9 meses”, indica.

Antes de la pandemia, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya había advertido un tercer año de recesión para Nicaragua y situaba la contracción en 1.2 por ciento. El Gobierno esperaba una recuperación de 0.5 por ciento, anclando su esperanza en la economía mundial.

Lea además: FMI: Economía mundial cae en recesión por el coronavirus, se teme una crisis peor que 2008

Menos millones por turismo

En cuanto a turismo, Orozco estima una contracción del 20 por ciento, es decir 77 millones de dólares menos que los 384 millones de dólares el año pasado.

Nicaragua quedará a partir de este mes prácticamente aislada internacionalmente, luego que casi todas las aerolíneas internacionales decidiera suspender operaciones por la fuerte caída de la demanda de pasajeros en la región por el brote del coronavirus y el cierre de aeropuertos por los gobiernos.

Hasta ayer el Gobierno de Ortega mantenía abierto el ingreso de turistas internacionales, pero lejos de que estos ocurra lo cierto es que las mismas embajadas han animado a sus connacionales a abandonar el país debido a la fragilidad del sistema de salud.

“El contagio de Covid-19 en Nicaragua tendrá efectos sobre la productividad y el comportamiento económico del país en tanto en el efecto directo de quienes sean infectados directamente, como en el costo de atención que esto merece”, alerta.

Lea también:Seis de cada diez dólares que llegaron a Nicaragua hasta junio provino de EE.UU.

Grave foco de propagación

Orozco también advirtió de la fuerte exposición de adultos mayores al contagio del coronavirus, por la decisión de no suspender las clases.

Al respecto mencionó que Nicaragua es un país con 1.5 millones de hogares, de los cuales 80 por ciento tiene alguna persona en la escuela.

El problema es que al menos el 20 por ciento de estos hogares vive una persona mayor de 65 años (7 por ciento de la población es mayor de 65 años, pero casi todos viven en un hogar extendido), indica.

“Estos chicos son los principales transmisores de la infección y aunque ellos no están en riesgo directo, son portadores y las debilidades crónicas los exponen también (de los mayores). Por ejemplo, las trabajadores domésticas que en su mayoría tienen hijos y salen por necesidad a trabajar, son un vehículo de transmisión sin prevención extrema”, precisa.

Al respecto, señala que “el gobierno está aumentando la exposición de gente, saliendo a la calle a comunicarse con todos como si esto fueran los ochenta. La realidad es que existe en el país un serio problema de gobernabilidad o ingobernabilidad”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: