Más allá del rey de los dobletes: De ser lanzador a dejar huella con su madero

Hijo de uno de los tiradores más importantes en la época de oro del picheo en Nicaragua, Juan Oviedo, intentó hacer carrera como lanzador pero no caminó lejos

Juan Oviedo tiene 47 años. LAPRENSA/JADER FLORES

Hijo de uno de los tiradores más importantes en la época de oro del picheo en Nicaragua, Juan Oviedo, intentó hacer carrera como lanzador pero no caminó lejos. Sin embargo, tenía un talento natural como bateador y a los 21 años de edad asomó en el beisbol superior con Chinandega, en donde comenzó a construir una de las carreras más duraderas que se recuerde, tanto así que 26 años después sigue repartiendo palo.

Juan Oviedo (padre) tuvo una prominente carrera de 1969 a 1986, coleccionando un balance de 87 victorias por 64 carreras, con una magnífica efectividad de 2.18 a lo largo de 1,265 innings. Juan (hijo) quiso imitar la grandeza de su papá y lo ha logrado. Lo mejor de todo escribiendo su propia historia, la cual ha alcanzado el punto más luminoso al destronar a Marlon Abea del liderato de dobles de todos los tiempos en la pelota nacional, con 310.

Con 47 años de edad, Oviedo regresó a los Pomares tras perderse la temporada anterior porque estaba residiendo en España. En 2018 sufrió un marcado descenso en sus estadísticas, con promedio de .221, poniendo fin a una hilera de seis años volando encima de .300. Parecía el fin. Sin embargo, es un pelotero eterno y encontró en Chinandega un espacio, al punto que es el eje de la ofensiva con porcentaje de bateo de .394, sin incluir el último encuentro de la serie ante León.
Al igual que Abea, Oviedo registró seis temporadas de 20 o más dobletes en su carrera. El mejor momento del chinandegano fue entre 2011 y 2016 al coleccionar 129 batazos de dos esquinas, a razón de 21 por temporada.

Oviedo está jugando actualmente en donde comenzó, Chinandega, que además es el equipo de ciudad natal. Sin embargo, ha vestido nueve uniformes diferentes en su carrera en el beisbol superior y la mayor cantidad de dobles la tiene con los Dantos con un total de 103 entre 2013 y 2018. Con Chinandega lleva 70 para su segunda mejor cifra.

A pesar de su impresionante marca de dobles, Oviedo tiene mucho más que ofrecer a la hora de evaluar su carrera, pues se trata de un bateador de 1,635 hits, que lo tienen en el quinto lugar de nuestra historia, con posibilidades de pasar encima de Ernesto López, quien disparó 1,680 cohetes.

Esta misma temporada, Oviedo alcanzó una marca importante que refleja su durabilidad, al convertirse en apenas el séptimo bateador que cruza la barrera de los 5,000 turnos al bate y necesita jugar 20 partidos más para ser tan solo el sexto pelotero de 1,500 juegos participados. También, con 15 carreras anotadas será el séptimo que ha pisado en plato en 900 ocasiones.

Es miembro de selecto club de bateadores de mil hits, cien jonrones y cien robos de base, como muestra que se trató de un artillero completo, además fue parte de la Selección Nacional de Beisbol y destacó en la Liga de Beisbol Profesional de Nicaragua. Quizá lo único que le faltó en el beisbol fue ser firmado por un equipo de las Grandes Ligas.

Oviedo no parece tener fecha de retiro, pero cuando decida hacerlo, se irá con la enorme satisfacción de haber puesto su nombre tan alto como el de su papá. Es más, lo superó.

Lideratos

Lo mejor de la carrera de Juan Oviedo llegó con los años.

A los 35 años de edad, en 2008, ganó su primer liderato de dobles con 14 y lo repitió en 2012 con 23.

Fue nombrado el Jugador Más Valioso en la temporada 2009, tras ser líder de bateo con .420 y máximo empujador con 67.

Ganó una segunda corona de bateo en 2012 con .371, a los 39 años de edad.

Tiene además dos lideratos de hits: en 2009 con 110 y en 2014, con 41 años de edad, repartió 132 cohetazos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: