Al entrar la Semana Santa, infectólogo urge medidas de distanciamiento social

Las medidas de distanciamiento social principalmente son permanecer en casa el mayor tiempo posible y salir en casos extremadamente necesarios manteniéndose al menos a dos metros de distancia de otras personas

El régimen orteguista continuamente está convocando actividades masivas. como esta caravana en Granada llevada a cabo el jueves 2 de abril. LA PRENSA/Y. Cordonero

Al entrar en la Semana Santa, cuando las playas se ven atestadas de personas y el régimen ha planificado decenas de actividades multitudinarias en balnearios de todo tipo, el infectólogo Carlos Quant, quien trabaja en diferentes hospitales públicos y privados del país, escribió un artículo, para que, ante la amenaza del Covid-19 causada por el nuevo coronavirus, la población en general y el gobierno en particular tomen medidas de distanciamiento social y así reducir el impacto de la enfermedad en la población, que de no tomarse, advierte, requeriría de hospitalizaciones que saturarían el maltrecho sistema de salud del país.

Las medidas de distanciamiento social principalmente son permanecer en casa el mayor tiempo posible y salir en casos extremadamente necesarios manteniéndose al menos a dos metros de distancia de otras personas.

Puede Interesarle: Orteguismo sigue convocando concentraciones masivas en medio de la pandemia. Ahora fue una caravana de motorizados en Ometepe

Según una nueva recomendación del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), emitidas a finales de la semana pasada, también se recomienda usar mascarillas de tela cuando las personas tengan que salir de la casa. “Solo la prevención temprana impedirá que los severos pronósticos se cumplan”, advierte el doctor Quant.

Para hacer esta afirmación, además de su experiencia y observación del desarrollo de la pandemia, se apoya en el análisis de tres estudios recientes: Uno del Dr. Gustavo Tercero, profesor de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey, México; el estudio del Dr. Álvaro Ramírez, epidemiólogo nicaragüense, radicado en Irlanda y un tercero desarrollado por Patrick Walker del Imperial College de Londres.

 

El doctor Carlos Quant, LAPRENSA/ CORTESÍA.

Lea Además: Nicaragua confirma un sexto caso positivo de Covid-19

Sistema de salud sobrepasado

La conclusión del doctor Quant alerta que “sin el establecimiento temprano de estas acciones no existe un escenario favorable para Nicaragua y que el sistema de salud se verá sobrepasado por la epidemia”.

Sin embargo, el doctor Quant señala que “es importante recalcar que estos modelos son aproximaciones matemáticas, que no siempre toman en cuenta variables que pueden modificar los resultados. Algunos factores que podría favorecer su contención son: la capacidad y ritmo de muestreo (pruebas que en Nicaragua se desconocen); las condiciones climáticas que podrían ralentizar el número de contagios y la pirámide poblacional que podría reducir el número de muertes”.

Lea También: Médicos recomiendan uso de mascarillas de tela ante posible contagio de personas asintomáticas que puedan transmitir el covid-19

Pero en sentido contrario, señala Quant, “factores como las condiciones biológicas, sociales, culturales y de salud de un país empobrecido como el nuestro, podrían acelerar su desarrollo.”

La saturación del sistema de salud

La alta capacidad de contagio del virus es lo que lo hace más peligroso, y por eso es que se insiste en evitar aglomeraciones y mantener el distanciamiento social. Esa capacidad de contagio ha desbordado sistemas de salud tan robustos como los de Italia, España y Estados Unidos; en el caso de Nicaragua, donde el total de camas hospitalarias disponibles es apenas de 5,781 según cifras del Banco Mundial, y con un número disponible de camas en Cuidados Intensivos mucho menor, la situación se haría inmanejable.

“El modelo del Dr. Tercero reveló que el número diario de casos podría alcanzar su pico máximo (100 al día) alrededor de los primeros 30 días. Este repunte de casos se sostendrá por 6 semanas, cuando ‘la saturación de la población haga que se ralentice a menos de 100 por día’. Un 0.75 por ciento de los casos serán letales, lo que impondrá una carga de estrés adicional al maltrecho sistema de salud. Será el período en el cual el sistema colapse, aunque se tomen medidas drásticas, pues ya serán muy tardías para evitar el impacto,” explica el doctor Quant.

“En este análisis, aún asumiendo que solo el 5 por ciento de los pacientes necesitarán hospitalización (los críticos), la capacidad de camas del sistema de salud se verá superada a partir del día 24 o 25 de la epidemia. El Dr. Tercero demuestra que con medidas de distanciamiento social como las tomadas en Costa Rica y en Corea del Sur, las hospitalizaciones se reducirían y aunque el país estaría en una situación grave, podría ser manejable”, escribe el especialista.

Quant escribe que en el estudio del doctor Ramírez, basado en un modelo de predicción utilizando como referencia el crecimiento exponencial generalizado de la epidemia y específicamente el comportamiento en los países vecinos, establece que, con una baja frecuencia de infecciones, al día 6 de mayo las proyecciones indican que podría haber 2,136 casos acumulados, en el mejor de los escenarios, pero 230,340 en el peor de ellos, o sea sin ninguna medida de control.

El estudio de Walker, por su parte, establece varios escenarios, pero el más severo, que ocurriría cuando no se han tomado medidas de control, establece que “en una epidemia relativamente avanzada… sin intervenciones en esta etapa los números estimados son extraordinariamente altos, con más de 5.8 millones de infectados, más de 23,500 fallecimientos y más de 140,000 hospitalizaciones. El requerimiento de camas se eleva de manera significativa sobrepasando al menos 10 veces la disponibilidad actual.

Puede Interesarle: ¿El coronavirus no es una amenaza para el Minsa? Apenas lo menciona en brochure sobre enfermedades respiratorias

Aunque el doctor Quant insiste en que los modelos matemáticos estudiados podrían tener variaciones por una serie de factores, que harían el ritmo de infección más rápido o más lento, lo que no se puede ignorar es la urgente necesidad de establecer medidas de prevención y mitigación a lo inmediato.

Sin embargo, aprovechando las vacaciones de Semana Santa, el régimen ha hecho todo lo contrario y promueve actividades multitudinarias como las realizadas en los últimos días en el Puente de Panaloya en Granada, o la elección de Miss Verano en San Juan del Sur, y la actividad a la que fueron traslados cientos de motorizados realizada en Ometepe el sábado pasado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: