Oliver Palma Guzmán, el rey juvenil del heptatlón pinolero

La gesta lograda por Oliver fue considerada por la FNA como el triunfo más grande en el atletismo pinolero en categorías pequeñas.

Oliver Palma. LA PRENSA/CORTESÍA OLIVER PALMA.

Son las seis de la tarde y luego de tres horas de entrenamiento en el estadio de beisbol, Tomás Mendoza, del municipio de Tola, departamento de Rivas, Oliver Martín Palma Guzmán sale apresurado a casa y una vez que llega agradece a Dios por haber llegado sano y salvo. En el 2019, el chavalo de 15 años de edad, obtuvo el primer lugar en el Campeonato Sub-15 de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe y en el Campeonato Centroamericano Juvenil de Atletismo, ambas en la prueba de heptatlón y en El Salvador.

La historia de Oliver es casi similiar a la de muchos atletas, que hacen grandes esfuerzos por estudiar y recorren grandes distancias para entrenar con la esperanza de algún día encontrar una oportunidad que les ayude a salir adelante en la vida.

Las hazañas logradas, Oliver, habitante de la comunidad Juan Dávila, en su natal Tola, no las olvida. Son como un resorte que lo impulsa cada día.

«Mis entrenamientos siempre los realizo en el estadio de beisbol de Tola. Demoro media hora en ir de mi casa al estadio, inicio a entrenar a las tres de la tarde y termino a las seis, y siempre debo salir corriendo para regresar a casa, irme a pie es súper peligroso, a veces pido raid si miro a un amigo o conocido, gracias a Dios nunca me ha pasado nada», relata Oliver.

De acuerdo a la Federación Nicaragüense de Atletismo (FNA), las marcas del pinolero en el evento centroamericano fueron 9.79 en 80 metros planos; 5.94 en salto largo; 11.68 en bala; 1.59 en salto alto; 14.24 en 100 metros valla; 46.08 en jabalina; 2.59:96 en mil metros planos en la justa realizada en diciembre.

«Para ir bien preparado entrené durante nueve meses, fue bastante difícil pero valió la pena, gracias al Señor gané el primer lugar. Muchas veces quise tirar la toalla pero gracias a mi entrenador (Mario Acevedo) y mi mamá (Lea) me ayudaron a dar siempre un paso más adelante», confesó el joven.

Le puede interesar: Madre del director técnico del Manchester City, Pep Guardiola muere por coronavirus

Realizar las siete pruebas no fueron fáciles para Oliver, afirma. Antes de la competencia, tuvo una dolencia en su espalda, que lo hizo deprimirse, vio sus sueños esfumados, por un momento.

«Competir en el heptatlón fue todo un reto, pero también un sueño que tuve desde que tenía 10 años. Dejé el corazón en cada prueba. La competencia que más se me complicó fue la de salto alto ya que tenía una lesión en la espalda baja la cual contraje entrenando en el estadio cuando realizaba tramos de 80 metros vallas. Eso fue un mes antes de la competencia, me deprimí pues pensé que no iba a cumplir ese sueño, pero mi mamá me ayudó y me llevó al médico, competí con un poco de dolor aún, pero en mi mente quería dar lo mejor y Dios me dio la fuerza para dar todo y lograr el primer lugar, me sentí súper alegre, fue algo histórico, ningún nicaragüense había logrado eso», contó con orgullo Palma.

Cabe señalar que en el Campeonato Sub-15 de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe, el nica tuvo a 22 rivales de 18 países originarios de Estados Unidos, Canadá, México, Centroamerica y del Caribe.

Oliver Palma junto a su entrenador Mario Acevedo en El Salvador. LA PRENSA/TOMADO DEL FACEBOOK DE MARIO ACEVEDO.

Sueña con ser médico o profesor

Oliver no solamente desea destacarse en la pista, sino también a nivel personal y profesional.

«Deseo estudiar medicina o  estudiar para profesor de educación física. Actualmente estudio tercer año y estoy llegando a la excelencia académica, tengo 87 por ciento de porcentaje en mis notas», cuenta con orgullo el chavalo.

En la familia de Oliver nadie practica atletismo ni tampoco otra modalidad. Pero asegura que el amor por dicha disciplina la heredó de su papá (José), quien practicó jabalina.

Además del atletismo, Oliver practica beisbol, inlcluso juega en una liga, y también baloncesto.

Leer también: Aquí los líderes de la historia en sencillos, dobles, triples y jonrones en el beisbol nicaragüense

A sus escasos 15 años de edad, Oliver se describe como un chavalo humilde y disciplinado en sus entrenamientos.

La gesta lograda por Oliver fue considerada por la Federación Nicaragüense de Atletismo (FNA) como el triunfo más grande en el atletismo pinolero en categorías pequeñas.

De hecho, la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN), eligió a Oliver como el Atleta Infantil del 2019, distinción compartida con el niño beisbolista Sharlone Rigby, por su impactante actuación en el Campeonato Panamericano de Beisbol Sub-10 en Costa Rica.

«Mi meta es estar en otra competencia centroamericana, hacer «rechinar» el himno, y también ir a unos Juegos Olímpicos y lograr estar en un medallero, pero eso más adelante se verá», finalizó Oliver, que por ahora cuida su vida ante la pandemia del coronavirus.

 

Oliver Palma (centro) dejó grabado su nombre para la historia en el Campeonato Juvenil CA realizado el año pasado en El Salvador. LA PRENSA/CORTESÍA OLIVER PALMA.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: