Le cortan la luz a Juan Caldera, «el rey de los pollos del oriental», y este denuncia a Disnorte-Dissur por exagerados cobros

"Primero la situación sociopolítica, que es de sobra conocida en toda Nicaragua, la palmazon, la crisis financiera y luego viene lo de la pandemia del Covid-19, pero al parecer a ellos nos les importa", se lamenta.

El reconocido comerciante Juan Caldera. LA PRENSA/tomada de su Facebook

El reconocido comerciante Juan Caldera, denunció que desde el 25 de marzo su negocio en el mercado Oriental se encuentra sin energía, lo que le ha generando pérdidas de aproximadamente 100 libras de pollo diario, equivalente a 3 mil córdobas.

El problema se ha dado porque los recibos de luz emitidos por la empresa Disnorte-Dissur le han llegado caros desde el mes de enero.

«Distribuidora Caldera esta catalogado como cliente mediano, los recibos siempre me venían entre 28 y 29 mil córdobas, no pasaba de ahí, pero en enero, vino de 45 mil, hicimos el reclamo, la empresa me dio una explicación ambigua, quedaron que vendrían a revisar el medidor y nosotros creímos , aceptamos y pagamos porque la energía es primordial en nuestro negocio», dijo Caldera.

Puede interesarle: Piscinas se venden como «pan caliente» en Managua, lo que refleja que miles se quedarán en casa en Semana Santa

Pide transparencia en
las lecturas de medidores

En febrero, el recibo de la energía le llegó de 49 mil y en marzo de 46 mil, ya con esas últimas dos facturas el comerciante se fue al ente y manifestó que no podía pagarlas.

«Ese aumento es una exageración, fuimos incluso al INE (Instituto Nicaragüense de Energía) , pero no nos resolvieron, volvimos a apelar en Disnorte, no lo aceptaron y nos cortaron la energía», alegó.

Caldera considera que el aumento en su recibo es «antojadizo, es una injusticia, primero veníamos de una situación socioeconómica- política, que es de sobra conocida en toda Nicaragua, la palmazon, la crisis financiera y luego viene lo de la pandemia del covid-19, pero al parecer a ellos nos les importa», puntualizó.

El marchante espera que su denuncia tenga «eco».

Lea también: Esto cuesta este año preparar el tradicional almíbar. Así están los precios de los principales ingredientes

«No puedo decir que harán conciencia porque no tienen (Disnorte), pero si quiero que se de a conocer la problemática, debe de haber alguna ley que los rija, que no le niega el derecho a apelación al ciudadano, porque todo lo hacen a su antojo», subrayó.

Calderia pide «transparencia en la lectura de los medidores y que el cliente pueda llevar su propia cuenta sobre la cantidad de energía que realmente se utiliza, para que no nos roben», finalizó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: