«Feliz cumpleaños mi ángel, me siento destrozado». El mensaje del padre de Teyler Lorío, el niño asesinado por la represión orteguista

Teyler murió de un disparo en la cabeza el 23 de junio de 2018. Tenía apenas 14 meses. Hoy estaría cumpliendo tres años

Nelson Lorío, el papá de Teyler, lo recuerda con amor el día de su cumpleaños. LA PRENSA/TWITTER

Teyler Lorío estaría celebrando su cumpleaños número tres este martes 7 de abril, pero no es así. Este martes, Teyler cumple 21 meses y 15 días que fue asesinado durante la represión orteguista. «Hasta el cielo, feliz cumpleaños mi ángel, hoy me siento totalmente destrozado», puso en su cuenta de Twitter su padre, Nelson Lorío.

No hay un solo día en que su padre no lo recuerde. «Hoy el cielo celebra a Teyler, cumpliría tres años, pero su vida y sus sueños fueron truncados por el dictador Ortega, la justicia viene y viene parejo», agregó en Twitter.

Teyler Lorío fue asesinado el 23 de junio de 2018, el Día del Padre en Nicaragua. Murió de un disparo a la cabeza. Tenía apenas 14 meses y 16 días de haber nacido. “No tenía color ni partido político, estaba en estado angelical. Jamás se imaginó que le iban a disparar”, expresó Lorío a tan solo ocho días de su muerte.  Él llevaba en sus brazos al bebé cuando recibió el impacto de parte de “policías y paramilitares” que realizaban “labores de limpieza” en el barrio Américas Uno de Managua.

“El Día del Padre para mí es un día trágico, bastante oscuro en mi vida, en el sentido de haber perdido a mi orgullo. Las fuerzas las saco de mi otra hija que me queda. Es un día de bandera a media asta”, dijo Lorío a LA PRENSA cuando se cumplió el primer aniversario de la muerte de su hijo.

Lea también: Un año del asesinato del bebé Teyler Lorío y persiste la impunidad

Desde entonces Lorío pide justicia por la muerte de su hijo y todos los caídos de la rebelión de abril en Nicaragua, así como la libertad de todos los presos políticos. En sus redes ha manifestado que ni las balas, ni el asedio lo detendrán, porque su corazón pide justicia.

Después de ser enterrado Teyler Lorío el 24 de junio de 2018, su padre Nelson mira con tristeza la tierra recién puesta. LAPRENSA/ARCHIVO

La muerte de Teyler fue uno de los asesinatos de niños por parte de la represión orteguista. La Asociación Nicaragüense de Derechos Humanos (ANPDH) reveló que 21 menores, de 18 años o menos, murieron entre el 18 de abril y el 25 de junio, en los hechos violentos de la crisis política.

Puede interesarle: La masacre de niños durante la represión orteguista

Solo basta con que Nelson cierre los ojos y la escena vuelve inmediatamente a su memoria. Ese 23 de junio cuando su hijo recibió un impacto de bala, según relata un reportaje del suplemento Domingo, el bebé no lloró, no gritó, no habló. Nelson solo miró cómo se le hundió la mollera. La sangre corría por sus manos. La camisa, el trapo con que lo tapaba, su ropita, todo estaba rojo. Fueron segundos que pasaron rápido y a la vez lentos. Entró a una casa de una señora que no conocía. Ella le lavó su cabecita. Lo último que miró de su niño fueron unos gestos de querer hablar, unas gesticulaciones que cree eran las de: “mamá” o “papá”.

Lea además: Crimen contra el bebé Teyler Lorío “desnuda” manipulación estatal

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: