CIDH le pide a los Ortega Murillo que ya no sean negligentes con la salud de los nicaragüenses ante el Covid-19

Enumeran todos los fallos de la dictadura como propiciar aglomeraciones de personas y no ser transparentes en la información sobre la pandemia

Ministra, salud, coronavirus, destitución

Carolina Dávila, exministra de Salud, junto a Daniel Ortega y Rosario Murillo. LA PRENSA/Tomado de El 19 digital

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales (Redesca) expresaron preocupación por la forma en que el Estado de Nicaragua está atendiendo la emergencia del Covid-19, que está afectando a nivel mundial y ha causado miles de muertes.

De acuerdo con la CIDH y Redesca, la negligencia de la dictadura Ortega Murillo en el tema del Covid-19 se suma a la ya existente crisis de derechos humanos en Nicaragua, que se agudizó a partir de abril de 2018, cuando el gobierno reaccionó masacrando a la ciudadanía ante protestas pacíficas.

“En el contexto de la grave crisis de derechos humanos que persiste en el país, el Estado de Nicaragua podría poner en un riesgo adicional el disfrute de derechos, tales como la vida, la salud y la integridad de todas las personas en el país. En dicho contexto la CIDH hace un llamado urgente a las autoridades para que, en ejercicio de su deber de garantía de derechos humanos, adopte medidas eficaces de atención y contención de la pandemia, conforme a las recomendaciones técnicas y científicas internacionales, dirigidas a proteger los derechos humanos de las y los nicaragüenses”, reza una nota de prensa de la CIDH.

Lea También: EN VIVO| Nicaragua reporta su séptimo caso de Covid-19 confirmado

A la Cidh y a Redesca les preocupa que no ven que la dictadura Ortega Murillo esté tomando medidas de prevención de contagio ante el Covid-19, según lo que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS), como “el distanciamiento físico, suspensión de eventos masivos, cierre de centros educativos o de cualquier otro lugar de concurrencia masiva, manejo de la trazabilidad de los casos de contagios, adquisición y realización de tests, así como las medidas para el manejo, control y prevención de enfermedades infecciosas”.

El organismo internacional pro derechos humanos crítica fuertemente a los Ortega Murillo porque, en lugar de proteger a la población nicaragüense, han hecho “llamados públicos a la realización de marchas, concentraciones, eventos, festivales, celebraciones religiosas”, entre otras.

A Daniel Ortega no se le mira en ningún acto oficial desde febrero, mientras que Murillo solo habla por la televisión. LA PRENSA/ARCHIVO
A los Ortega Murillo también se les critica porque no han aparecido a responder ante el pueblo por la pandemia del Covid-19. LA PRENSA/ ARCHIVO

La CIDH también lamenta que los Ortega Murillo no brindan transparencia en el manejo de la emergencia por el Covid-19 ni tampoco ofrece información confiable y pormenorizada sobre las medidas de prevención de contagios y contención de la pandemia

Lea Además: Cinco puntos que el régimen incumple de su propio protocolo sobre el Covid-19

“(La dictadura) impide que la ciudadanía pueda tomar decisiones informadas para evitar el contagio de la enfermedad o para la búsqueda de atención especializada; lo que se torna aún más grave ante los llamados de las autoridades de proseguir con las actividades normales, inclusive en el goce del periodo vacacional”, afirma la nota de prensa de la Cidh.

A través del Meseni, la CIDH se ha documentado de que es la población misma la que ha tomado medidas en contra del Covid-19 y que organismos de la sociedad civil se han ocupado de pedirle infructuosamente al gobierno que tome las medidas necesarias por la pandemia.

Puede Interesarle: ¿Por qué Nicaragua no puede permanecer más tiempo con sus fronteras abiertas ante la pandemia por Covid-19?

La CIDH, en su nota de prensa, enumera una serie de riesgos a los que el gobierno somete a la ciudadanía, y entre esas menciona la situación de los reos en general y también se refiere que aún hay 60 reos políticos en las cárceles orteguistas.

La CIDH y la Redesca también mencionan la falta de capacidad que tiene el sistema de salud que tiene Nicaragua para hacer frente a la pandemia.

“La Redesca recibió información sobre la falta de materiales de bioseguridad y equipos e insumos hospitalarios para hacer frente a la pandemia. Las versiones a las que se tuvo acceso, apuntan a que en la actualidad sólo habría 6000 camas de hospital y 160 respiradores en toda Nicaragua. Asimismo, respecto a la implementación de políticas públicas institucionales y directivas, la sociedad civil ha advertido que no existe independencia técnico-epidemiológica de las autoridades sanitarias, en relación con el Poder Ejecutivo. Esto tendría incidencia directa en la capacidad de respuesta y de toma de decisiones basadas en evidencia científica”, dice la nota de prensa.

Por último, la Cidh y la Redesca hacen un llamado a la dictadura Ortega Murillo para que reconozca “ la extrema gravedad de la situación” y adopte “de inmediato medidas de atención y contención de la pandemia consistentes con la evidencia científica”.

Igualmente, los organismos proderechos humanos le instan a los Ortega Murillo “a escuchar los llamados realizados por la sociedad civil, en especial por la Unión Médica Nicaragüense, exhortando públicamente al cumplimiento estricto de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y ofreciendo su colaboración al Estado en tareas de apoyo de atención en especial a los grupos que se encuentran en mayor situación de vulnerabilidad”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: