Cosep: Están jugando a «la ruleta rusa» con los nicaragüenses en plena pandemia. Sector reclama a Ortega acciones contundentes

Sector privado reclama la autorización para que ingresen al mercado test rápidos para detectar el Covid-19 y lamentó que extraoficialmente conocieron que el régimen de Daniel Ortega aún no se ha acercado a algunos organismos multilaterales a pedir préstamos.

José Adán Aguerri y Michael healy, directivos del Cosep presidieron la conferencia de prensa tras finalizar el cónclave del sector privado. LA PRENSA/ JADER FLORES

José Adán Aguerri y Michael Healy, directivos del Cosep. LA PRENSA/ JADER FLORES

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) llamó a no continuar «jugando a la ruleta rusa con la población» nicaragüense ante la falta de acciones por parte del Gobierno de Daniel Ortega, que además de no adoptar ninguna política económica para proteger el empleo formal, tampoco ha autorizado que los hospitales privados introduzcan pruebas rápidas de detección del Covid-19 y no se ha agilizado el proceso de ingreso de Vitamina C, clave para combatir las enfermedades respiratorias.

El sector empresarial, que describió la precariedad de cómo el sistema de salud está afrontando la pandemia en Nicaragua, dijo que aunque a nivel internacional hay recursos por parte de los organismos financieros, de manera extraoficial conocieron que las autoridades de Gobierno ni siquiera se han acercado a meter solicitudes de dinero en algunos organismos multilaterales.

«Eso es realmente preocupante porque el país necesita atender esta realidad, que estamos enfrenando y para poder hacerlo tiene que priorizarse la salud del personal médico provisionándolo de los equipos que se necesitan», dijo el presidente del Cosep, José Adán Aguerri en conferencia de prensa este miércoles.

Y muestra de esa precariedad el Cosep mencionó que se ha visto a médicos con bolsas de basura en sus zapatos en los hospitales, otros han usado toallas sanitarias como mascarillas, también utilizan botas de hules para tratar de evitar el contagio.»Es ahí donde se necesita que se busquen estos recursos, que se proteja a cada persona que nos está defendiendo en la línea de combate contra la pandemia», enfatizó.

Pero además urge que el régimen de Daniel Ortega libere el ingreso de las pruebas rápidas para detectar el Covid-19. Aguerri dijo que llevan varias semanas desde que introdujeron la solicitud de autorización de ingreso de estos test, pero no han obtenido una respuesta. Eso atenta contra la población, pero además restringe la posibilidad de que se detecte a tiempo la afectación del virus en una persona, favoreciendo a la propagación de este antes de que sea aislado.

«Lo que estamos haciendo es nada más arriesgando a la población, no podemos seguir jugando a la ruleta rusa con la población. Tenemos que seguir insistiendo desde ese punto de vista de que se liberen las pruebas rápidas», señaló Aguerri, quien recordó que la medida es urgente en momentos en que países como Costa Rica ahora están pidiendo los transportistas una prueba que certifique que el conductor no esté contagiado con el Covid-19.

«Como no existen aquí esas pruebas, estamos teniendo que esperar que ese transportista tengan que hacerle el examen en ese país y esperar las 24 o 48 horas para que puede seguir su camino. Esta es una situación que si nosotros tuviéramos esa liberación de test, no estuviera sucediendo eso en el transporte», dijo.

El Cosep conoció que lo único que existe en Nicaragua son 26,000 pruebas rápidas, que fueron las donadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica, pero que estas carecen de un componente que impide usarlas y que extraoficialmente conocieron que llegarán hasta dentro de tres semanas.

Lea además: Cepal pronostica que el Covid-19 dejará a más de la mitad de los nicaragüenses en miseria

Información clara y transparente

Aguerri volvió a criticar la falta de información oportuna, lo que ocasiona que la población no tome consciencia de la magnitud de la emergencia sanitaria que está afrontando el país y eso precisamente en análisis regionales que indican la elevada movilidad de personas en las vías públicas, lo que contra las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre el distanciamiento social.

El tráfico en el transporte público es el mejor ejemplo de lo que señala el Cosep. Al respecto, menciona que mientras en otros países de la región el uso del transporte pública ha caído entre un 50 y 80 por ciento, en Nicaragua los registros apuntan a una merma de apenas un 16 por ciento. «No hay medidas, en Nicaragua seguimos viendo cómo se llama a los eventos, a las aglomeraciones», dijo.

El sector empresarial demandó que el Gobierno apure la importación de Vitamina C. Específicamente los empresarios piden que se agilice el proceso de registro de estos productos para que la población cuente de manera oportuna con los mismos. Indicó que si bien ha habido alguna mejora en esta tramitología aún no es suficiente. «Sí han habido algunas respuestas, pero necesitamos que sean más rápidos en las respuestas», enfatizó Aguerri.

En paralelo, el Cosep también insistió en que se debe garantizar de que los servicios de agua potable y de electricidad no se interrumpan a la población, «ni por situaciones técnicas ni por situaciones de mora».

Lea además: Así es cómo la pandemia ha demostrado que Ortega no es el «Gobierno de los pobres»

Sin acciones económicas

Otro elemento que también mencionó el Cosep al Gobierno es la falta de acciones económicas enfocadas en proteger el empleo formal y las micro, pequeñas y medianas empresas, como lo están haciendo otros países de la región.

«Estamos viendo que en el resto de los países se han creado fondos para préstamos blandos para empresas, moratorias en el pago de servicios básicos, exención en el pago de impuestos, ajuste en calificación de cartera de créditos», entre otros.

«Estamos arriesgando el empleo formal, estamos arriesgando de la gente de todos los estratos y estamos arriesgando a la misma vez la salud y el empleo», advierte Aguerri.

Celebra el uso de mascarillas

El Cosep reconoció que en la última semana la compra de mascarillas por parte de la población se ha incrementado significativamente. «Lo que nos informan es que sí se están comprando más mascarillas que nunca y se está teniendo el acceso a mascarillas en el mercado para que la gente siga haciéndolo», afirmó.

En las últimas semanas en Nicaragua han crecido las denuncias de más casos de Covid-19 en las redes sociales lo que ha elevado la alerta entre la población. El Ministerio de Salud, luego de varios días de silencio, reveló que ya habían 25 casos confirmados de Covid-19 y ocho muertos, aunque los analistas dudan de las mismas, tomando en cuenta que filtraciones de información desde los hospitales hablan de más casos.

Lea además: Anitec teme caída fuerte en producción en la segunda mitad del año, lo que dañaría el empleo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: