Lucy Valenti: «El turismo ya no va a ser igual que antes»

La presidenta de Canatur explica en esta entrevista para la revista Domingo la situación del turismo en Nicaragua por el Covid-19 y que los empresarios turísticos están sin clientes y sin dinero para pagar impuestos, créditos y los salarios de los empleados. El gobierno no los escucha

Lucy Valenti: "El turismo ya no va a ser igual que antes"

En cuarentena, pero siempre llegando a su oficina de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Lucy Valenti se mantiene en contacto todos los días con los empresarios del turismo en toda Nicaragua. Pero los mensajes que recibe no son alentadores. No hay clientes, no hay ingresos y no hay con qué pagar los créditos ni a los trabajadores.

En esta entrevista con la revista Domingo, Valenti, de 61 años de edad, de profesión periodista, pero convertida en apasionada por el turismo, analiza cómo está la situación del turismo no solo en Nicaragua sino a nivel regional y mundial. En Nicaragua, especialmente desde la crisis sociopolítica de abril de 2018, la cual se ha agravado con la pandemia del Covid-19.

Puede interesarle: Nicaragua entre los únicos dos países que mantienen abiertas sus fronteras en América Latina para el turismo. Este es el segundo.

Las expectativas son desalentadoras, pero Valenti cree que aún se puede hacer algo, solo que los ánimos se le bajan cuando ve que desde hace un mes le han pedido apoyo al Gobierno, pero este no da respuesta de ningún tipo.

Se entiende que el turismo está afectado negativamente desde abril de 2018…
Efectivamente. Nosotros veníamos de sufrir una crisis en el sector en el 2018 que tuvo un impacto severo en la industria y ya para este año 2020 nosotros veníamos ya recuperando un poco la afectación que habíamos tenido. Ya se había dado un incremento en el 2019 de aproximadamente siete u ocho por ciento en relación al 2018 y este año nosotros teníamos una expectativa de que íbamos a crecer un 10 por ciento en comparación con el año pasado. Obviamente, nada comparado a los resultados del año 2017 pero ya el sector venía experimentando una mejoría, porque si algo tiene el turismo aquí y en cualquier parte del mundo, como industria, es su capacidad de resiliencia. El turismo ha enfrentado situaciones difíciles a lo largo de la historia del desarrollo, pero siempre ha tenido una capacidad asombrosa para recuperarse. Y estábamos en ese camino cuando caímos con lo de la pandemia (del Covid-19).

¿Dónde está la mayor afectación?
Diría que en toda la actividad turística, porque nosotros dependemos de dos tipos de clientes, de lo que es el turismo internacional que viene por distintas motivaciones y ese turismo se suspendió aquí y en todas partes del mundo. Porque nosotros hablamos aquí en la región de turismo cero, del turismo internacional, porque al cerrarse las fronteras, suspenderse las líneas aéreas, pues obviamente no hay posibilidad de ingresar al país. Entonces, el turismo internacional se suspendió y el turismo interno, el turismo nacional, también, por el llamado a mantenerse en casa, a evitar aglomeraciones, a tomar las medidas de prevención y demás, ha hecho que, por un lado, la gran mayoría de los nicaragüenses haya hecho caso de ese llamado.

Lea además: El turismo agoniza en Ometepe

¿A pesar de que el Gobierno promueve sus actividades?
Lo vimos en Semana Santa, lo que es la actividad meramente turística, o sea de adquirir servicio de hotelería, de restaurantes, de excursiones, eso se ha suspendido. Hay alguna gente que ha andado en actividades, ¿qué te puedo decir?, deportivas o algunas marchas o concentraciones que han hecho, pero la actividad meramente turística eso no ha habido. Por un lado, el tema de que la gente se está cuidando, pero por otro lado también la misma situación económica del país. Mucha gente ha quedado sin empleo también. Entonces no sabemos cuánto va a durar la situación de pandemia, cuánto va a durar para que la economía se pueda reactivar nuevamente y eso hace que los nicaragüenses obviamente cuiden de sus ingresos y de su presupuesto lo mejor posible. No están gastando en cosas que no son meramente esenciales como es la alimentación o el sistema de salud, el presupuesto está destinado principalmente a eso y no para actividades de recreación.

¿Qué dicen los empresarios del turismo?
Tenemos nuestras reuniones de junta directiva virtualmente, por zoom. Tenemos nuestros chats con los capítulos territoriales, que son 18, tenemos comunicación con todos los coordinadores y esa es la situación, la que te estoy mencionando. En todo el territorio nacional la gran preocupación de los empresarios en este momento, yo te podría decir que hasta es una situación angustiosa de los empresarios, es el tema de la falta de liquidez para poder hacerle frente a sus responsabilidades, por ejemplo, en el pago de préstamos de tarjetas de crédito, de servicios básicos y el mismo pago del personal de las empresas que aún están abiertas, porque hay una gran cantidad que han decidido cerrar temporalmente hasta ver qué va a pasar con la pandemia, con la situación. Pero los que aún están abiertos, restaurantes, aproximadamente un 70 por ciento han cerrado, pero hay un 30 por ciento que se mantienen abiertos, su gran preocupación es cómo van a pagar la planilla de los empleados que tienen si sus ingresos se han visto mermados tremendamente más del 50 por ciento. Y encima de eso hay, por ejemplo, algunos hoteles que están abiertos, pero abiertos sin clientes, porque no hay y están manteniendo algún tipo de personal, aunque sea una o dos personas y tienen préstamos o tienen crédito o han hecho uso de su tarjeta de crédito, porque la mayoría de los empresarios son Mipymes y financian sus operaciones con sus tarjetas de crédito personales. Al no haber clientes, al no tener ventas, al no tener ingresos, no están pudiendo… Para mí no hay ningún tipo de medidas de alivio económico para ayudar, al igual que en los otros países de la región y del mundo entero, que se están tomando medidas para apoyar a las empresas, eso aquí no existe. Hay una gran situación de angustia, de desesperanza muchas veces, porque no están sabiendo cómo van a poder cumplir con sus obligaciones y están arriesgando patrimonio familiar.

Lea también: Fracaso turístico total en Semana Santa, «fue peor de lo que se esperaba». ¿Qué va pasar con este sector agobiado por crisis?

¿Se refiere a que no hay política estatal para apoyar a los empresarios?
Efectivamente. Nosotros sacamos una carta abierta a las autoridades, hace ya creo que más de un mes, donde hacíamos una serie de señalamientos, una lista de medidas que se necesitan de distinto tipo para apoyar a las empresas a que puedan sobrevivir esta etapa y luego puedan reactivarse una vez que el turismo empiece a reactivarse. Porque lo primero que se va a reactivar, una vez que pase la pandemia, es el turismo interno, el turismo local, eso va a ser lo primero porque va a haber mucho miedo a nivel internacional y de hecho en el mundo entero esto es lo que se está hablando. Lo primero que se va a abrir en los países es el turismo local. Los países van a empezar a hacer campaña que antes no hacían para promover el turismo interno. Posteriormente vendrá el turismo regional, que para nosotros es importantísimo. El 60 por ciento del turismo que venía a Nicaragua era centroamericano y a mí me parece que los países de la región, creo que esto tiene (también) que ser una lucha y un esfuerzo de nosotros desde el sector privado, de impulsar que el turismo regional centroamericano sea considerado como turismo interno en todos los países de la región, porque eso va a ayudarnos a reactivarnos y a recuperarnos más rápido, porque al ser considerado como turismo interno, y que los centroamericanos podamos circular libremente como circula el europeo en Europa, eso va a incentivar el turismo en los países y va a quitar obstáculos, va a facilitar el turismo en la región.


El turismo ya no va a ser igual que antes. Uno de los grandes cambios que se van a dar en el turismo es que el turista va a ser ahora más consciente de su seguridad en términos de salud y de no contagiarse, entonces va a exigir en los servicios turísticos que adquiera que se le garanticen las medidas de prevención. Las empresas van a tener que pasar por una serie de capacitaciones, de adaptarse a estas exigencias del mercado y tendrán que crear condiciones”. Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo.


¿Hay demasiadas restricciones migratorias?
Demasiadas. Acordate que el país (Nicaragua) puso esa restricción de que los que vienen a Nicaragua con siete días de anticipación tienen que hacer una solicitud. Posteriormente Honduras aplicó la misma medida a Nicaragua, entonces es todo un rollo y está en lo mismo el caso de Costa Rica, que yo sé que es un tema más complicado por el tema migratorio, pero son temas que vamos a tener que abordar y eventualmente superar, porque para Nicaragua el principal mercado emisor de turismo de todas las nacionalidades que vienen acá es el costarricense. Para Nicaragua, en el 2017, los ticos se convirtieron en los primeros turistas para Nicaragua, llegaron acá casi medio millón, 470,000 por ahí andaba, de costarricenses que adoptaron Nicaragua como su primer destino de vacaciones. Necesitamos flexibilizar, hacer más fácil el ingreso y en una situación pos pandemia lo que tenemos más fácil es reactivar el turismo interno y el turismo regional.

Lea además: Playas vacías. Los nicaragüenses mantienen aislamiento social por el Covid-19 y hacen fracasar Plan Verano de la dictadura

¿Cómo está el tema del aeropuerto?
Entendemos que el aeropuerto no está operando, solo está operando para vuelos de carga y entiendo que para vuelos privados, pero para líneas comerciales no. Eso es una medida correcta.

¿Ustedes han tenido pláticas con el Gobierno?
No. Hay que recordar que el turismo era, yo diría que hasta el 2018, hasta que empezó la economía a tener todos los impactos producto de la crisis, uno de los cinco pilares sobre los que descansaba la economía de Nicaragua. Además de las remesas, las exportaciones, la cooperación internacional y el turismo, son cinco, sobre los cuales descansaba la economía y el aporte mayor al PIB, en cuanto al empleo. Hay que recordar que el turismo representaba unos 120,000 empleos en el país y dice la norma que rige en el turismo, que por cada empleo directo que generas en el sector al menos se generan tres indirectos. Hay otros analistas que hablan de entre 3 y 5 empleos indirectos. Entonces, ¿te podés imaginar el impacto que tiene el sector en la generación de empleos para el país? Apoyar el sector es apoyar la economía de Nicaragua, apoyar el aporte al Producto Interno Bruto, apoyar la balanza de pagos del país, es apoyar el desarrollo local, el desarrollo nacional, entonces dadas todas esas características que tiene el sector, la importancia de la economía que tenía para Nicaragua, es obvio que es importantísimo que el Gobierno le ponga atención a un sector que es tan importante para la economía nacional, para la economía local, para la economía de las familias y la generación de empleos. Debería ser lógico pensar que se tienen que tomar medidas para de alguna manera las empresas puedan sobrevivir y luego reactivarse, porque van a jugar un papel importantísimo también posteriormente en la reactivación de la economía del país. Hicimos ese planteamiento a las autoridades y no hemos tenido respuesta. Seguimos esperando esa respuesta. Hemos estado insistiendo con los bancos, insistiendo con las microfinancieras, hemos estado hablando con ellos y el problema está en que la Superintendencia de Bancos y la Conami, que es la que rige las microfinancieras, aún no dan respuesta.

Lucy Valenti es hija de madre matagalpina y padre italiano. LA PRENSA/ ÓSCAR NAVARRETE

¿Qué hace el Intur?
No te sé decir. Lo que te puedo decir es lo que he visto a través de los medios de comunicación, que están invitando a actividades en los departamentos, ferias gastronómicas y una serie de cosas, que es lo que están haciendo, pero no creo que puedan hacer mucho más en este momento dada la situación internacional. Eso (lo que hace el Intur) no es significativo para el turismo, no va dirigido realmente al segmento turístico, va más que todo dirigido a la población, a lo popular, porque son actividades de ese tipo y más bien yo creo que eso es contradictorio porque es una etapa en la que estamos en la que el virus está allá esparciéndose y donde el llamado es más bien a evitar estas, a promover el distanciamiento físico. No se debería de estar promoviendo ese tipo de actividades, porque eso más bien lo que hace es fomentar el contagio.

Puede interesarle: Sandinistas prefieren acusar a empresarios de “boicot” que aprobar medidas de ayuda ante la crisis del Covid-19 que hunde la economía de Nicaragua

¿Qué sabor les han dejado las declaraciones de Ortega y Murillo?
Es incomprensible el tema de que no se estén tomando medidas todavía en estos días. Ya es momento de que se estuvieran tomando medidas más drásticas en el tema de la prevención y todavía eso no se ha hecho aquí, no se ha declarado una emergencia nacional y realmente para mí yo siento que eso es contradictorio, porque va incluso en contra de las mismas posibilidades del Gobierno de poder acceder a ayuda humanitaria. Porque mientras no se declare una emergencia nacional por causa de la pandemia, pues los organismos internacionales, las organizaciones que apoyan este tipo de situaciones van a priorizar los países donde se ha declarado emergencia nacional por la pandemia. Si el Gobierno no declara emergencia significa que no necesitamos la ayuda, entonces es bien contradictorio realmente, es incomprensible, yo no entiendo realmente el porqué de esa actitud. Por otro lado, lo que hablábamos, cualquier gobierno debería de estar preocupado con el tema de la economía y qué se va a hacer para que la economía no sucumba, para poder reactivar posteriormente y poder recuperarnos más rápidamente. Tampoco se toman medidas para poder ayudar a que los sectores económicos puedan subsistir.

¿Han analizado los empresarios del turismo que vienen elecciones el próximo año 2021?
Sinceramente no. En este momento nuestra prioridad es cómo hacerle frente a la pandemia, cómo ayudar, cómo evitar el contagio y cómo sobrevivir en este momento. Obviamente, el tema electoral es importantísimo porque va a ayudarnos a resolver la crisis política que venimos arrastrando desde hace ya un buen tiempo, pero no podemos abarcarlo todo en este momento. Ahorita la prioridad es la emergencia sanitaria y el tema de cómo sobrevivir. Pero sí, estamos conscientes que el tema electoral es importante.

Me decía que solo un 30 por ciento de los restaurantes están abiertos…
Muchos de ellos están reconvirtiéndose a delivery porque la gente no está yendo a los restaurantes. Las ventas se han caído debajo del 50 por ciento, entonces algunos están subsistiendo, pero los demás, las líneas aéreas están cerradas porque no hay vuelos, las turoperadoras cerradas porque no hay turistas, las agencias de viajes cerradas porque no hay vuelos. Las rent-a-car se mantienen abiertas porque puede ser que hay alguno que otro que estén usando vehículos, pero la venta se ha caído drásticamente.

Lea además: Así se encuentran cuatro ciudades turísticas en Nicaragua en plena pandemia de coronavirus

¿Habrá algún cambio en la forma de hacer turismo?
El turismo ya no va a ser igual que antes. Uno de los grandes cambios que se van a dar en el turismo es que el turista va a ser ahora más consciente de su seguridad en términos de salud y de no contagiarse, entonces va a exigir en los servicios turísticos que adquiera que se le garanticen las medidas de prevención. Las empresas van a tener que pasar por una serie de capacitaciones, de adaptarse a estas exigencias del mercado y tendrán que crear condiciones.

¿Eso va a encarecer los servicios de turismo?
En el tema de las líneas aéreas, que todavía no se sabe cómo van a hacer porque una cosa que se dice es que no van a llenar los aviones, no ocupar los asientos de en medio, entonces eso va a encarecer los boletos. Pero esas son todavía especulaciones, porque no se sabe todavía cuáles son las medidas que van a tomar las líneas aéreas, pero sí, definitivamente si se tienen que tomar medidas de ese tipo eso va a tener un impacto en el precio. Aunque los argumentos de la reactivación probablemente, para poder promover y fomentar el turismo, los precios van a jugar un rol importante y probablemente van a tener que tomarse decisiones de reducir los precios.

¿Ha logrado visitar usted algunos lugares en Nicaragua?
No, porque yo estoy haciendo caso del llamado a quédate en casa y no andar en la calle más que para lo estrictamente necesario, atender los asuntos de la Cámara y el supermercado. No ando haciendo turismo porque entonces estaría contradiciéndome yo misma.

Lea también: Empresas turísticas piden al régimen de Ortega un «salvavidas» económico por el Covid-19, o se irán a la quiebra

Plano personal

Su nombre completo es Luz Mirella Valenti García. Nació en Managua. Su madre es de Matagalpa y su padre es italiano.

Es periodista y trabajó con la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional a inicios de los años ochenta, pero después se trasladó a un país de África que se llama Sey Chelles, donde laboró para un periódico como editora de noticias internacionales. Aprendió inglés en Inglaterra y entiende italiano.

Al turismo llegó porque su suegra tenía una turoperadora en Sey Chelles y allí Valenti aprendió el oficio.
Regresó a Nicaragua en 1994 y desde entonces trabaja en el turismo nicaragüense y hasta tuvo un programa de televisión y una revista escrita dedicada a esa industria.

Es divorciada y tiene dos hijos. Aún no le llegan nietos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: